4 maneras de humidificar tu hogar de forma natural

Última actualización: 18.11.19

 

Visitar un desierto o un lugar árido es una experiencia increíble. Usualmente alejados de la ciudad y con paisajes que intercambian árboles por cactus, y largas secciones de césped por arena y tierra, estos lugares suelen ser atractivos para muchas personas que disfrutan de estos panoramas, el sol y las temperaturas cálidas, tanto así que varios deciden quedarse a vivir en estos parajes.

No obstante, las temperaturas altas y el brillante sol no solo son exclusivos al desierto, sino también a cualquier zona que experimente fuertes veranos. De hecho, muchos lugares del mundo han alcanzado temperaturas desérticas en las temporadas veraniegas y, por esa razón, es necesario hacer lo posible para que dicho ambiente no haga estragos en tu hogar y tampoco en la salud de tu familia.

El calor es un cambio obvio que se da en estos momentos, sin embargo, algo que suele pasar desapercibido es el cambio en la humedad. Los efectos son notorios pero, a pesar de eso, pocos saben qué hacer para revertirlos. ¿Has sentido tu garganta seca e irritada? ¿La pintura de tu hogar se ha comenzado a agrietar? Entonces es momento de llevar la humedad a un porcentaje óptimo que te permita disfrutar el verano sin tener tantas preocupaciones.

 

La humidificación ideal

Cuando se habla de los estragos de la falta de humedad en la piel, la mayoría de las personas corre hacia una tienda a hacerse con un artefacto que ayude a la humidificación, especialmente si son padres, pues un humidificador bebé pareciera ser la solución a la irritación de los ojos y la garganta del pequeño, la piel reseca y los labios rotos.

No obstante, antes de gastar dinero y tiempo buscando el mejor humidificador para bebé del momento, presta atención a las recomendaciones de personas expertas que, mediante libros sobre su vida en el desierto, han ofrecido soluciones que te harán gastar menos dinero y agua, pero igualmente te darán ese nivel perfecto entre 40 y 60% de humedad que necesitas en tu hogar.

Al seguir estos pasos con la mayor frecuencia posible podrás notar un cambio en el nivel de humedad ambiental en poco tiempo. Debido a que es prácticamente imposible saber el porcentaje exacto de humedad sin un aparato para ello, verifica con un termostato el nivel de humedad hasta que tu rutina diaria te lleve a la cifra que buscas.

 

 

 1. Seca dentro de tu casa la ropa después de lavarla

No lleves tus camisetas recién lavadas hacia la secadora, pues pocas cosas son tan efectivas como secar tu ropa dentro de tu hogar, además, esto hará que gastes menos energía eléctrica. Mientras se seca tu ropa, esta irá desprendiendo humedad y, adicionalmente, impregnará la habitación con el aroma del detergente.

Si te quedas cerca de ella, incluso podrás sentirte fresco y podrás combatir el calor sin necesidad de encender un artefacto que regule la temperatura.

 

2. Despídete de los ventiladores

Los ventiladores son ideales para que tu cuerpo se refrigere, pues, a pesar de no hacer que la temperatura cambie, hace que sintamos que el ambiente está más fresco. Sin embargo, lo que poca gente sabe es que el ventilador seca el ambiente para poder refrescarte.

El ventilador se encarga de “coleccionar” la humedad que se encuentra en el ambiente para desplazarla y repartir aire seco. Es por eso que, con un ventilador, la humedad disminuye, lo cual hace que mantener niveles óptimos de ella en tiempos de calor se vuelva un proceso mucho más difícil.

 

3. Abre la puerta después de bañarte

Seguramente has notado cómo muchas veces, después de salir de la ducha, el espejo del baño está cubierto de un vaho, pues esto es humedad y beneficiará tu hogar. En vez de buscar ventilar el baño al ducharte para evitar que esto suceda, procura ducharte concentrando la mayor humedad posible y, al terminar, abre la puerta para que toda la humedad salga e impregne el resto de tu casa.

Esto no solo funciona con el agua caliente, pues bañarse con agua fría mientras esta se mezcla con la resequedad del ambiente hace que el líquido alcance el punto máximo de condensación y saturación, lo cual resulta en un aumento de la humedad que, a pesar de no ser tan notorio que cuando se utiliza agua caliente, funcionará como humidificador ambiental.

 

 

4. Utiliza la cocina unos minutos más

La cocina es una de las habitaciones más utilizadas del hogar, pues allí se preparan las comidas. Sin embargo, estos platillos podrían convertirse en esparcidores de humedad, especialmente cuando se calienta algún tipo de líquido o se prepara un alimento de esa consistencia, como las sopas y cremas, pues cada uno de ellos liberará vapor.

Es posible que esto incomode un poco si nos encontramos muy cerca de la cocina, ya que el fuego hará que el calor se note más, sin embargo, esto también hará que la humedad de tu hogar alcance niveles más altos.

Intenta utilizar la cocina, las jarras eléctricas o las teteras, pues todo aquello que involucre generar vapor, directamente significa mayor humedad ambiental. Además de eso, podrás degustar la comida y la bebida preparada, por lo tanto, disfrutarás de mayor humedad y un estómago lleno.

Lo mejor de cada una de estas actividades es que, además de ser muy rápidas y sencillas de realizar, no representarán un cambio drástico en tu rutina diaria. Estas recomendaciones son cosas que usualmente ya se realizan con frecuencia, sin embargo, hacerlas ahora de manera consciente permitirá que mantener unos niveles óptimos de humedad en tu hogar sea fácil.

Además de eso, a la medida que aumenta la humedad, también estarás reduciendo tu consumo de energía eléctrica, no tendrás que hacer uso de una cantidad de agua mayor a la que estás acostumbrado a utilizar en tus actividades diarias y ahorrarás dinero al no comprar un humidificador. Tu familia y tú podrán evitar los efectos de la resequedad ambiental y tu hogar tampoco se verá afectado por las altas temperaturas mientras realices estos pasos con constancia hasta alcanzar una humidificación ideal, todo de manera completamente natural.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...