Cambiadores en los baños de hombres, una necesidad latente

Última actualización: 13.11.19

 

En la actualidad, tanto madres como padres, se dedican por igual al cuidado del bebé cuando este llega a sus vidas, y no escapa de esos cuidados la hora de cambiarle el pañal cuando nos encontramos en un sitio público, en especial si es el padre quien sale solo con el niño. Una duda bastante común en diferentes foros de maternidad es la razón por la cual no existen cambiadores de bebés en los servicios para hombre, especialmente después de hacerse viral la foto de Chris Mau, un padre que compartió en su Facebook la forma tan antihigiénica en que debía cambiar el pañal a su bebé sobre una manta en el suelo del sanitario de hombres porque no había un cambiador en el lugar.

Generalmente, los cambiadores de bebés puedes encontrarlos en los cuartos de baños femeninos, siendo unas plataformas o mesas especiales con cinturones de seguridad para sujetar al bebé mientras realizas el cambio del pañal.

En este sentido, a los fines de determinar y entender las razones por las que existe la necesidad de colocar un cambiador de bebé en los servicios de hombres, vamos a analizar qué opinan los padres y algunos expertos sobre este tema.

 

Cambiadores de pañal en baños de hombre: Trato igualitario

Actualmente, existe una lucha sobre si se debe obligar a los dueños de centros comerciales, oficinas y otros lugares públicos a colocar cambiadores para bebés en los baños para hombres. Incluso, existen ciertos países que hasta cuentan con un proyecto de ley para que ese requerimiento sea obligatorio para hoteles, restaurantes, centros médicos, teatros, estaciones de servicio, entre otros lugares.

Esta circunstancia se relaciona con los cambios culturales y sociales que actualmente está atravesando nuestra sociedad en cuanto al rol que tienen los hombres como padres y que los lleva a involucrarse en el cuidado de sus hijos, lo que también incluye el cambio de los pañales, ya que esta tarea no es competencia exclusiva de la madre.

 

 

En este sentido, hay que recalcar que las nuevas tendencias sociales van dirigidas a establecer que el cuidado de los hijos y su crianza debe realizarse en igualdad de derechos y condiciones para la madre y el padre, pues la concepción de los hijos es cosa de dos y todo lo que ello conlleva debe ser de la misma manera, en las familias convencionales claro está, por lo que se trata de eliminar la creencia patriarcal referida a que el proceso de crianza es un asunto exclusivo de las mujeres.

Aunque esto ya está sucediendo, pues dados los cambios sociales y de igualdad de género que vive actualmente la sociedad, las parejas han concienciado que la crianza de los pequeños es conjunta y las tareas son asumidas por ambos padres de manera igualitaria.

Si bien para algunos pudiera ser una tontería, este importante paso viene a representar la necesidad latente de la existencia de un trato igualitario, compartido, donde se entienda que las mujeres son iguales a sus parejas, pues las mujeres al disfrutar del derecho de poder trabajar, necesitan que sus parejas se involucren y ayuden en el cuidado y crianza de los hijos sin discriminación, pues así como ambos trabajan, deben compartir de igual manera los quehaceres del hogar, y todo ello se reivindica con el derecho de las mujeres a no ser únicamente ellas las que deban ir al baño a tener que cambiar el pañal de los niños.

Pero la tarea no está terminada, todavía hay fuertes barreras del machismo que se deben derrotar, pues existe aquella corriente que acepta el cambio y se adapta de forma natural a esa circunstancia, y la otra corriente que se rehúsa a aceptarlo debido a los parámetros patriarcales que aún se imponen en nuestra sociedad, por lo que el trabajo cultural para cambiar esa forma de pensar es intenso.

Sin embargo, la solución parece sencilla, pues solo bastaría colocar una pequeña estación cerca del lavabo adaptando el espacio para instalar el cambiador, tanto para el baño femenino como el masculino, para que ambos padres puedan atender a sus hijos por igual.

 

 

Las propuestas en España

En sintonía con este tema, actualmente existen varios proyectos de ley que establezcan con carácter obligatorio la instalación de cambiadores para bebés en baños públicos de hombres, impulsados precisamente por activistas que exigen esta inclusión.

Se conoce que en Estados Unidos de América, el presidente Barack Obama firmó el 7 de octubre de 2016 la norma según la cual en todos los baños para mujeres y hombres en los edificios del Estado deben tener la opción del cambiador de pañales, lo que representa un gran paso en la igualdad de género. Esta normativa fue denominada como la “ley Babies” o “Bathrooms Accessible in Every Situation Act”, y tiene su fundamento en la carencia de instalaciones aptas para bebés obligando a muchos papás a tener que cambiar el pañal a sus niños cerca del lavabo, suelo, en sus piernas o en el carrito de paseo, porque no cuentan con un lugar limpio y seguro para cambiarlos.

En cambio, en España no existe una ley que pueda obligar a la instalación de dispositivos de este tipo en baños públicos de hombres, y la decisión de colocarlos se encuentra en manos del dueño del edificio, pero en Madrid, el Ayuntamiento se ha encargado de colocar cambiadores en algunos edificios públicos municipales, siendo instalado un total de 48 cambiadores para bebé.

Entre los edificios públicos que se adaptan a esta innovación están la Cineteca, el Palacio Municipal de Congresos, Conde Duque, el Madrid Arena, el Teatro Fernán Gómez, la Caja Mágica, el Faro de Moncloa, aunque los cambiadores no se instalaron en todos los servicios para hombres, pero en algunos casos se colocaron en baños familiares, los cuales son unisex y pueden ser utilizados por hombres y mujeres por igual.

Gracias a esta iniciativa, los bebés son los que ganan en toda esta historia, porque ahora tendrán la opción de ser cambiados en lugares adecuados e higiénicos y con total comodidad.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...