Carritos de bebé fabricados a partir de material reciclado

Última actualización: 21.05.19

 

A medida que han pasado los años y que el crecimiento poblacional sumado a los avances tecnológicos han causado una gran cantidad de impactos en el medio ambiente, el ser humano está más atento a desarrollar estrategias que combatan esta problemática.

En este sentido, los carritos de bebé no han sido la excepción y, por eso, hoy se propone una nueva forma de desarrollarlos a través del uso de botellas de plástico que han sido recicladas.

Esta no es una estrategia reciente, pues ya empresas que fabrican ropa de buena calidad, como Nike, están utilizando estos métodos para ofrecer piezas más amables con la naturaleza.

El caso es que este tipo de material ofrece una muy buena resistencia, haciendo que el producto dure por mucho más tiempo de lo que podría esperarse, pero causando una evidente reducción en los gastos por el uso de materias primas, que valga la pena destacar, no son una fuente de provisión infinita.

El asunto está en que se ha determinado que este nuevo modelo de producción no causa ningún tipo de daño sobre el diseño de los carritos, haciendo que puedan mantener su estructura idéntica a los que se fabrican con materiales no reciclados.

La idea es continuar con el mismo estilo de vida, con las mismas facilidades y los mejores productos, pero asegurándose de que nuestro incansable consumo de productos no traiga ya tantas consecuencias para el ambiente. Esto nos genera, al final, doble beneficio: seremos más responsables y protegeremos el entorno para que las futuras generaciones también puedan aprovecharlo.

El hecho es que el sistema de consumo responsable basa su aplicación en cuatro fases de trabajo a saber:

  • Reducir: se trata del consumo de productos para evitar que la masificación de las producciones siga creciendo. Es un hecho que la mayoría de nosotros tiene en casa miles de cosas que no utilizamos, pero aún así se compran más nuevas cada día.
  • Reutilizar: a menudo surgen nuevas ideas de cómo podemos aprovechar las cosas que hemos dejado de utilizar por cualquier motivo, dándoles la oportunidad de tener una segunda vida útil.
  • Reciclar: el tiempo de echar todo a la basura junto ha pasado. Hoy en día se hace justo y necesario aprender a clasificar la basura y otorgar a cada elemento su espacio para que se puedan aprovechar, ciertas cosas, nuevamente.
  • Recuperar: si los productos se dañan o sufren algún problema, siempre será más beneficioso buscar la forma de solventar el inconveniente antes de tomar como solución el salir a comprar uno nuevo.

 

 

 

El comportamiento de las generaciones pasadas y presentes

Los estudios en materia de reciclaje han establecido ciertos patrones de comportamiento en referencia a los grupos de personas por edades. Las personas que pertenecen a las generaciones que han nacido antes de 1980 presentan una clara resistencia a estos nuevos modelos de trabajo proambientales.

Mientras tanto, las nuevas generaciones (conocidas como Milennials y la generación Z) han promovido un sistema de trabajo mucho más verde, donde su forma de vida se basa en la administración de recursos y el manejo de una costumbre mucho más apegada a lo natural, no solo en materia de reciclaje, sino también en la práctica de una alimentación que se orienta más a lo saludable.

Es así como la producción en torno a nuevos métodos ecológicos no solo forman parte de proyectos a puerta cerrada de las industrias, también se conciben como una exigencia de sus actuales consumidores, que tienden a ver con muy buen ojo el uso de productos de 2da mano y a practicar con una sonrisa en el rostro las ideas de reutilización que se facilitan en medios como Youtube o Instagram.

 

 

 

Ahora los millennials son los padres

Ahora, con el cambio de roles, los millennials han crecido más y empiezan a formar sus propias familias, pero eso no ha causado variantes en su forma de pensar con respecto al consumo de productos.

Sí, saben que sus hijos necesitan ciertas cosas y sí, están dispuestos a dárselas, pero esto no significa que se dejarán llevar por cualquier tipo de ofertas sin valorar con cuidado de qué se tratan.

Con este conocimiento en puerta, ya existen los coches híbridos y es Bugaboo una de las primeras marcas en incursionar en este sentido, con la propuesta del Bugaboo Fox, una versión de carrito de bebé que guarda todas las funcionalidades a las que nos tienen acostumbrados esta marca, con diseños exclusivos y pensados para las parejas de hoy en día, pero dando la posibilidad de reutilizarlos sin ningún tipo de inconvenientes.

Su idea es basar el ciclo de producción en las capotas y los materiales textiles. De esta forma, se les otorgará la posibilidad a los padres de hacer las variaciones que consideren pertinentes según el uso que le darán a su cochecito.

Una de las principales preocupaciones en torno a esto es que el producto final tenga la resistencia esperada. Pues bien, para darles confianza a sus usuarios, Bugaboo trabaja con una cantidad aproximada de 92 botellas de plástico recicladas como base para la producción textil.

En el caso del chasis, que es la estructura que mantendrá una durabilidad mucho más alta, se utiliza aluminio de alta resistencia, el cual no solo es capaz de soportar el peso y los movimiento del bebé, sino que también mantiene un concepto ultraligero y pensado para que pueda acompañar a sus usuarios mientras lo necesite su primer, segundo y hasta tercer hijo.

Además de todos estos beneficios a nivel ambiental, es evidente que también genera un impacto muy valioso en la economía familiar, pues la parte que más alto coste tiene en un carrito (el esqueleto) solo habrá que pagarlo una vez, haciendo así que el restante pueda actualizarse cuando se prefiera, dando a cada bebé la oportunidad de lucir un cochecito totalmente distinto a su hermano mayor.

En resumen, podemos decir que esta novedosa fórmula aporta mucho más beneficios que los sistemas de producción anteriores, pues además de reducir el impacto ambiental, también contribuye al ahorro financiero.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...