¿Cómo obtener más leche con la extracción?

Última actualización: 15.11.19

 

Probablemente has escuchado desde el inicio de tu embarazo que la leche materna es el mejor alimento del mundo para los bebés. No importa cuán sofisticadas sean las fórmulas lácteas, suplementos para neonatos y todo lo sintético que puede realizarse en los laboratorios, la leche materna es y seguirá siendo el mejor alimento, por excelencia, para los bebés.

Si bien es cierto que a algunas mujeres se les hace más difícil que a otras, o tal vez más dolorosa esta actividad, actualmente el número de asesoras de lactancia en todo el mundo ha ido en aumento. Así que si tienes alguna dificultad, te recomendamos buscar en Internet o en clubes de maternidad en centros hospitalarios, porque seguramente conseguirás una asesora o doula cercana a tu domicilio.

Las asesoras de lactancia te enseñan las técnicas correctas para amamantar, tomar la postura adecuada, ayudar al bebé a hacer el buen agarre del pezón y brindan toda la información necesaria para llevar tu puerperio con calma, paciencia y amor hacia tu bebé.

 

Extracción de leche: ¿para qué?

Ahora bien, mucho se ha hablado del uso de extractores de leche manuales o eléctricos, portátiles, dobles o simples. Así que, seguramente, te estarás preguntando si de verdad son útiles o para qué los necesitas y te lo explicamos.

Algunas madres asumen la maternidad a tiempo completo, practicando la crianza con apego y la lactancia a demanda hasta que el niño entra a una guardería a los dos o 3 años de edad, dependiendo de la familia. Es así que esas madres acompañan a los bebés en cada uno de sus procesos y aprendizajes.

 

 

Por otro lado, están las madres, igual de abnegadas que las primeras, pero que deben regresar a trabajar pocos meses después del nacimiento del bebé. Para estas madres implica un gran paso el tener que separarse de sus hijos por varias horas al día, y su máximo anhelo es que su pequeño tenga los mejores cuidados y esté bien alimentado, aún en su ausencia.

Para estas madres la extracción de leche se convierte en la aliada perfecta para no interrumpir la lactancia materna, pues les permite crear su propio banco de leche para almacenar el alimento y que el cuidador solo deberá calentar para darle de tomar al bebé cuando tenga hambre.

 

Tipos de extracción

Desde tiempos inmemoriales existe la extracción de leche, salvo que esta se practicaba de forma manual, haciendo las veces de “ordeño” a la mujer para obtener la mayor cantidad de alimento. Con los años esto fue cambiado y se desarrollaron mecanismo que, seguían siendo manuales, pero que resultaban más rápidos y efectivos.

Hoy, siguen estando en el mercado los extractores de tipo manual, sin embargo lo sacaleches eléctricos revolucionaron esta industria y se han convertido en uno de los imprescindibles para cualquier madre.

Así que te explicaremos algunas técnicas muy sencillas que te permitirán obtener mayor cantidad de leche en cada extracción.

 

Recomendaciones para una extracción exitosa

 

  • Conoce tu extractor: Sin importar qué tipo de sacaleches usas, ya sea manual o eléctrico, es conveniente empezar en los últimos días del embarazo a familiarizarte con el funcionamiento de este. Puedes colocarlo en cada pecho por algunos minutos y tratar de hacer una extracción, puede que consigas expulsar leche o tal vez no, ya que cada organismo responde de forma diferente.
  • Masajes y relajación:  Es normal que durante los primeros días del postparto sientas mucha presión en los senos y hasta resulte doloroso cuando el bebé mame o al hacer la extracción. Por ello, es recomendable realizar un masaje con movimientos circulares en todos los cuadrantes del pecho, para de esta forma remover los líquidos y ayudar a la fluidez durante la extracción. Asimismo, es conveniente bañarse con agua tibia o caliente y dejarla caer en los pechos, esto funciona como un mecanismo de relajación que te hará sentir mejor para empezar la extracción.
  • Sacaleches adecuado: En cualquier circunstancia adquirir un producto de calidad respalda tu inversión. Y la extracción de leche materna no es la excepción, así que no escatimes en gastos al momento de elegir un sacaleches de buena calidad, marca reconocida y excelentes opiniones de los usuarios que demuestren la efectividad del producto. Puedes encontrar aquí algunas opciones de compra. También es importante que tenga un mecanismo sencillo de uso y que elijas la talla correcta. Esto se debe a que los pezones femeninos no son todos iguales, los hay pequeños, otros grandes o medianos, en fin, te será sencillo elegir la talla adecuada porque las marcas reconocidas incluyen una tabla de medidas que te ayudará a escoger la correcta según el diámetro de tu pezón.

 

 

 

  • Momento adecuado: Durante los primeros días de lactancia notarás que mientras tu bebé toma leche de un pecho, por el otro está goteando este alimento, así que ese es el momento justo para aprovechar de extraer todo lo que se está produciendo de forma natural, por el reflejo de eyección que el bebé estimula. Esta técnica funcionará los primeros meses, pues a medida de que el bebé va creciendo sentirá curiosidad por el aparato, querrá cogerlo o se distraerá por el ruido de este, así que llegado ese momento te darás cuenta de que no puedes realizar ambos procedimientos simultáneamente.
  • Espera una hora y estimúlate: Cuando tu bebé esté más grande, es recomendable esperar una hora después de alimentarlo antes de hacer la extracción. De esta forma se mantiene una producción de leche constante, además usando ciertos elementos como una foto del bebé, oler su ropa o estar cerca de él, podrás producir más líquido al momento de la extracción. Todas estas cosas funcionan como un estímulo para tu cerebro que da la orden al cuerpo de liberar oxitocina y producir más leche para alimentar a tu bebé.
  • Evita la ansiedad: Estar pendiente de cuánta leche has extraído, contar la cantidad de líquido durante la extracción no te ayudarán en lo absoluto a relajarte, así que intenta hacer otra cosa mientras usas el sacaleches. Ver tu programa favorito, leer una revista, revisar tus redes sociales en el móvil mientras escuchas tu música preferida son actividades que te ayudarán a relajarte, evitando que toda tu atención se concentre en el proceso de extracción y la cantidad de leche que acumulas.

Una vez que has extraído la leche, podrás realizar el almacenamiento de forma correcta para ir formando tu banco de leche, es importante rotular cada envase para saber cuál es la más reciente y cuál no.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...