Cómo tener una niña

Última actualización: 19.01.21

 

Aunque para algunas personas pueda parecer un poco irreal o imposible, planificar el sexo del bebé a concebir es una tarea sencilla. Claro está, tanto el padre como la madre deberán seguir algunas recomendaciones básicas con respecto al día exacto de la ovulación y tiempo de vida de los espermatozoides.

 

Todas las parejas, al momento de pensar en tener un bebé, tienen un favoritismo por un género en específico. En este sentido, hay quienes anhelan tener una niña, mientras que otros prefieren un niño. De hecho, hay matrimonios que llegan a tener hasta tres hijos varones, tratando de buscar la concepción de una hija o viceversa. Se trata de una situación que usualmente ocurre debido a la falta de documentación acerca del tema de la planificación del sexo del bebé.

Por ello, si quieres tener un niño o una niña específicamente, tendrás que empezar por saber que la selección del género no es una responsabilidad asumida por la madre, ya que son los espermatozoides del hombre quienes definen dicha situación. Recordemos que la célula está compuesta por esperma “X”, que corresponde al sexo femenino y el esperma “Y”, que sería el masculino.

El primero de ellos, es decir, el “X”, se caracteriza por tener un tamaño más grande y poseer mayor resistencia. Por su parte, los espermatozoides “Y”, tienden a ser delgados, débiles y pequeños. De esta manera, el espermatozoide femenino tiene mayor posibilidad de sobrevivir. No obstante, hay una marcada diferencia en lo que respecta a la velocidad, ya que los “Y” son más rápidos y numerosos que los “X”.

Igualmente, debe tenerse en consideración el tiempo exacto de la ovulación de la mujer y el nivel de pH del flujo vaginal. Estos son sólo algunos de los puntos a ser estudiados por lo padres al momento de planificar el sexo del bebé.

 

Consejos para tener una niña

Si tu deseo es tener un bebé de sexo femenino, entonces te interesarán los siguientes consejos para aprender cómo tener una hija. No obstante, para poner en práctica lo que a continuación explicaremos, debes tener presente la diferencia de velocidad y resistencia existentes entre los espermatozoides femeninos “X” y masculinos “Y”.

Identifica tu período de ovulación

La identificación del período de ovulación de una mujer es una tarea un tanto complicada, especialmente si se posee un ciclo menstrual irregular. No obstante, lo recomendado es identificar el lapso de tiempo comprendido entre los días 12 ó 16 antes de la menstruación, que es considerado el lapso de mayor fertilidad de la mujer.

En este sentido, lo ideal sería hacer uso de un kit especial para predecir la ovulación. También, es conveniente emplear una prueba que permita medir la temperatura basal a través de la hormona luteinizante, contenida en la orina y segregada justo un par de días antes de ovular. De igual manera, se aconseja descargar alguna aplicación móvil, que ofrezca un calendario de ovulación y días fértiles para tener una niña.

 

Planifica las relaciones sexuales con tu pareja

Si lo que desean tener es una niña, la planificación del acto sexual para llevarse a cabo cinco días antes del momento de la ovulación, será un punto clave para el éxito de la concepción mediante esta técnica. Esto se debe a la resistencia de los espermatozoides “X” o femeninos, que les permite sobrevivir, a diferencia de los espermatozoides “Y” o masculinos. 

Así, el esperma “X” tiene una mayor posibilidad de llegar a tiempo al óvulo, justo cuando se está iniciando la ovulación. Pero debes ser cuidadoso en no tener relaciones nuevamente, hasta que finalice el período ovulatorio. De esta manera, se garantiza un 75% de posibilidad de tener una niña.

 

Dale la ventaja a los espermatozoides “X”

Como ya se ha mencionado en varias ocasiones, los espermatozoides “X” poseen un mayor rango de resistencia que los “Y”, por lo que si la voluntad de los padres es tener un bebé perteneciente al género femenino, una buena alternativa es darle ventaja al esperma “X”. 

Pero, ¿Cómo se puede hacer eso? La respuesta es muy sencilla. El hombre deberá tomar un baño caliente justo antes del coito, lo que hará que el escroto se caliente y, por ende, los espermatozoides “Y”, que son más débiles, perderán velocidad para moverse y la calidad de fertilidad se verá afectada. De esta manera, los espermatozoides “X” son completamente favorecidos, ya que, a pesar del calor, su buen estado se mantiene.

Sin duda, esta es una técnica muy sencilla de realizar por cualquier hombre, para la que únicamente necesitará incorporar a la sala de baño de la casa una caldera o escoger entre los modelos de calentadores de agua con precios competitivos, existentes en el mercado.

Mantente atento a la posición del acto sexual

Quizás no haya cómo saber si es niño o niña el óvulo fecundado, pero sí está demostrado científicamente que es posible planificar el sexo del infante. Para ello, otro consejo que debe seguirse a cabalidad es el de mantenerse atento a la posición del acto sexual.

En este sentido, lo recomendado es que el hombre no efectúe una penetración demasiado profunda, ya que de esta manera, ralentiza el proceso de fecundación, lo que hace que los espermatozoides “X”, es decir, los femeninos, tengan la ventaja en la carrera hacia al óvulo.

 

Mide el pH del flujo vaginal

Ya sea en una farmacia o a través de algún portal web, la adquisición de las conocidas cintas de medición del pH resulta una tarea sencilla, que deberás realizar para examinar el nivel de acidez del flujo vaginal.

Recordemos que dicho fluido es el encargado de llevar a todos los espermatozoides por medio de la vagina hasta llegar a donde se encuentra el óvulo a fecundar. En este sentido, si el nivel de acidez del pH es elevado, esto podría afectar la calidad de los espermatozoides “Y”, que son los que se caracterizan por ser los más débiles. Así, la posibilidad de engendrar una niña es mayor.

Esta serie de consejos tienen un alto nivel de fiabilidad, aplicándolos correctamente. Igualmente, están algunos métodos modernos como la calculadora niño o niña, que se basa en el antiguo calendario chino de embarazo. Sin embargo, una vez que has logrado la concepción, si te preguntas cuándo se sabe el sexo del bebé, la respuesta es que tendrás que esperar hasta aproximadamente la semana 20 de embarazo, para realizar una ecografía. Así que hasta entonces, no prepares la canastilla de bebé y espera un poco más para determinar si se ha logrado el objetivo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments