Conoce en qué debes fijarte para elegir una almohada para embarazo

Última actualización: 21.10.19

 

Dormir durante el embarazo se puede convertir en un problema debido al volumen del vientre en crecimiento, lo que ocasiona gran incomodidad para encontrar una buena postura. Por esto, las almohadas para embarazo se han hecho muy populares, ya que son una herramienta útil para lograr un óptimo descanso en la cama.

 

Es importante asegurar tu descanso durante todas las etapas del embarazo y para ello, no basta con tener un buen colchón, buena ropa de cama e incluso, un ambiente tranquilo no será suficiente, si no puedes encontrar una posición idónea para poder dormir. Por esto, las almohadas para embarazo son accesorios que se han ganado la confianza de muchas, ya que aseguran un perfecto descanso.

Frente a las almohadas convencionales, las mejores almohadas para embarazo ofrecen curvas y contornos especialmente pensados para brindar el confort a la anatomía femenina en gestación, especialmente cuando se trata del último trimestre; aunque muchas futuras mamás las utilizan durante los nueve meses.

 

Conoce los diseños que ofrece el mercado

Desde el inicio del embarazo, es normal que sientas muchas ganas de dormir, así como cansancio y fatiga; esto se debe a los grandes cambios que están ocurriendo en tu cuerpo. Por esto, es fundamental que descanses todo el tiempo que sea necesario y para ello, debes contar con una buena almohada que te asegure la postura más conveniente.

Existen varios tipos de almohadas para embarazo, con diseños que incluyen almohadas de cuerpo entero, estilo cuña, cilíndricas y en forma de C. Las de cuerpo entero destacan por ofrecer un gran tamaño, ya que son diseñadas para brindar apoyo a todo lo largo del cuerpo. Para ello, cuentan con dimensiones que te permiten poder dormir abrazada a ella y encontrar la postura más cómoda, tanto para ti como para el feto. Sin embargo, son accesorios que necesitan de mayor espacio en la cama.

Las de estilo cuña son idóneas para ponerlas en la espalda baja y también para soportar la barriga cuando te tumbas de lado, son económicas, prácticas, ocupan poco espacio en la cama y puedes seguir usándola después que ha nacido el bebé; bien sea para ver la tele o para amamantar. También podrás encontrar con formato triangular y redondo, tú eliges cual te conviene.

Las almohadas con diseño de cilindro resultan ideales para poner detrás de la espalda y las que cuentan con formato de C, suelen ser modelos con dos almohadas unidas por un velcro, aportan descanso a la espalda y al vientre al mismo tiempo.

 

 

Aspectos a considerar

Las almohadas para embarazo te permiten una mejor postura del cuerpo al momento del descanso. En especial, aportan apoyo y firmeza a la espalda, lo que favorece el alivio a los dolores que se presentan en esta zona. Además, también brindan un soporte adecuado al cuello, la cabeza, el área lumbar y las piernas. A continuación, te ofrecemos los parámetros más importantes que debes tomar en cuenta, antes de comprar un modelo.

 

1. Material

Este aspecto es uno de los más importantes y podría marcar la diferencia. Por esto, es fundamental que te fijes en los materiales con los que está confeccionada la almohada que piensas comprar. De esta manera, podrás estar segura de que te brinde resistencia y al mismo tiempo comodidad. Entre los materiales recomendados y más utilizados por las mejores marcas, tenemos el algodón 100% natural; ya que esta fibra favorece la suavidad al tacto y también la transpiración.

Así mismo, también es recomendable estar atenta al relleno con el que están fabricadas. En este sentido, el mercado te ofrece materiales como el poliéster, algodón, plumas, micro perlas, fibra de polipropileno, espuma o fibra. En todo caso, deberás apostar por materiales libre de tóxicos, hipoalergénicos y que ofrezcan un adecuado nivel de rigidez, a fin de soportar el peso de la espalda y del vientre en crecimiento.

 

2. Funda

Mantener tu almohada siempre limpia es algo que no debes dejar de lado, por lo que a la hora de realizar el debido mantenimiento, deberás contar con un modelo que te ofrezca una funda con cierre, fácil de retirar, de lavar y que también ofrezca un rápido secado.

Conforme la gestación avanza, podrás notar que las hormonas se incrementan de manera alucinante y por tratarse de un producto que estará en contacto con tu cuerpo prácticamente durante los últimos 6 meses, es muy probable que durante las noches padezcas episodios de calor y que el sudor vaya a parar a tu almohada ensuciándola. Así mismo, podría mancharse a consecuencia del derrame de alguna bebida.

Por ello, una funda lavable es una excelente opción. Además, incluso existen modelos que brindan hasta dos fundas, de tal modo que mientras lavas una podrás usar la otra cómodamente.

 

 

3. Tamaño

El tamaño de tu almohada es otro factor determinante que debes considerar, dependiendo de las dimensiones de tu cama y tu contextura, podrás elegir un modelo reducido o uno grande. Sin embargo, recuerda que las almohadas de cuerpo entero son las más recomendadas; ya que te permiten adoptar la mejor postura, indistintamente de la etapa del embarazo en que te encuentres.

En este sentido, si te decides por una almohada para embarazo de gran tamaño, podrás descansar abrazada cómodamente a ella y podrás tumbarte de lado con tu vientre convenientemente soportado. Por otro lado, estos modelos cuentan con un diseño modular que aporta flexibilidad; por lo que podrás girar y ajustarlo de la forma más cómoda para ti, a fin de que soporte eficientemente el área de tu cuerpo que más apoyo necesita.

El éxito de estas almohadas grandes, se debe principalmente a su capacidad para adaptarse a tu cuerpo y proporcionar soporte simultáneo a zonas como la espalda, la cabeza y el vientre en gestación. Sin embargo, una vez que has dado a luz, lo más aconsejable es que te hagas con una almohada de lactancia, un modelo un poco más pequeño y con un diseño específicamente para poner en el respaldo y poder amamantar correctamente a tu hijo.

 

4. Marca

No podemos dejar de lado la importancia que tiene elegir una almohada, que cuente con el respaldo de una marca de prestigio y reconocida en el mercado. Para ello, podrás elegir marcas como Petit Chat, Nuvita o ETS, fabricantes líderes en este ámbito.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...