Consejos y cuidados para el bebé desde su gestación

Última actualización: 18.11.19

 

Ser padres es un camino arduo y laborioso, desde el momento en el que te enteras de que viene el pequeño en camino, esto supone una gran responsabilidad para ti, puesto que será una nueva vida que deberás cuidar con dedicación y amor.

Durante esos nueve meses se debe tener una vigilancia constante tanto del feto como de la madre. La alimentación debe ser muy saludable, incluyendo siempre alimentos frescos como las frutas, verduras y vegetales, aparte de las proteínas, vitaminas y minerales esenciales que fomenten el bienestar de ambas vidas.

También la visita médica es indispensable, pues con el constante monitoreo y revisión de la evolución del feto se estará asegurando la buena salud de ambos, pudiendo determinarse a tiempo cualquier problema que pueda presentar el bebé al momento de su nacimiento, como defectos físicos o condiciones genéticas especiales, las cuales pueden necesitar un cuidado más especializado o mayor preparación para el momento del nacimiento.

También, como madre debes evitar ingerir bebidas alcohólicas o fumar durante el embarazo, así como el consumo de estupefacientes, ya que esto afecta el desarrollo normal del feto y puede causarle problemas futuros al infante.

Por otro lado, debes procurar en lo posible dormir en un ambiente tranquilo y alejado de sobresaltos y preocupaciones. Usar ropa y zapatos cómodos, pues a medida que avanza la gestación el cuerpo va cambiando y necesitará un poco más de cuidados.

 

Arreglos para la llegada del bebé

Con el paso de los meses, deberás ir preparando la ropa y accesorios, indispensables para este acontecimiento de gran alegría. Tienes que seleccionar las cosas que llevarás al hospital para su nacimiento, y tener en casa los atuendos necesarios para que el bebé esté cómodo y abrigado, siempre en dependencia de la época del año y el lugar donde vivís.

Por otra parte, la cuna debe ser amplia, fuerte, segura y acogedora, para que esté a gusto, recuerda que después de su nacimiento, en cuestiones de días y meses el bebé rodará de un lado a otro, empezará a descubrir sus manos, pies y a reconocer todo lo que sucede a su alrededor. Y en este enlace puedes encontrar algunas opciones de compra.

 

 

Consejos de seguridad al dormir

Durante años se han conocido numerosos casos de muerte infantil que ocurren por asfixia con mantas, peluches, almohadas, entre otros elementos que colocamos en la cuna o cama del bebé. Estos casos quedan fuera de las estadísticas de decesos por el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, es por ello que sugerimos tomar algunas medidas básicas para evitar ambas situaciones o reducir al mínimo el riesgo.

 

Sábanas

Para la cuna de tu bebé usa sábanas de algodón, suaves y transpirables. Evita lavarlas con detergentes muy abrasivos o perfumados que puedan generar alergia en el pequeño. Antes de acostarlo a dormir su siesta o por la noche, asegúrate de estirarlas bien, cuidando de que las esquinas no se salgan y puedan terminar tapando la cara del bebé.

No hace falta colocar varias capas de sábanas o edredones en la cuna, con una bajonera es suficiente y en vez de utilizar mantas para cubrirlo, muchos especialistas recomiendan usar pijamas o sacos de dormir que mantienen al bebé bien abrigado.

 

Gorros, peluches y almohadas

Estos tres elementos pueden resultar peligrosos para la correcta respiración del bebé. Un gorro puede caerse de la cabeza con los movimientos mientras el pequeño duerme y hasta puede terminar obstaculizando su nariz. En el caso de los peluches y almohadas, han sido varios los casos en que los niños se asfixian por entrar en contactos con estos objetos que bloquean su respiración, y pierden la vida, causando un gran dolor en sus familias.

En cuanto al uso de las almohadas, la Asociación Española de Pediatría y su homóloga en Estados Unidos aconsejan que solo a partir de los dos años los niños deberían dormir con almohadas, pues antes estas son completamente innecesarias, ya que los niños solo necesitan una superficie suave y firme para dormir de espaldas.

 

 

Colecho

Sobre el polémico tema del colecho y sus riesgos, más sus beneficios, los pediatras son claros en afirmar que, por lo mínimo, los bebés menores de tres meses no deben compartir la misma cama de sus padres, igualmente recomiendan que los recién nacidos no deben dormir en habitaciones distintas a los progenitores.

Ante este escenario la solución es muy simple, compartir la misma habitación pero en camas separadas: los bebés en su cuna y los padres en su cama. De esta forma, podrán ofrecer al pequeño los cuidados necesarios durante la noche con total diligencia y eficacia, la madre podrá amamantarlo y cuidar de él.

Para estos casos son muy útiles las cunas colecho, aquellas que se pueden anclar a la cama de los padres, manteniendo bien delimitado el espacio de los niños pero facilitando a los cuidadores una buena visibilidad y acceso al pequeño.

 

Otras recomendaciones

Entre otros consejos que podemos dar para padres primerizos, y también para los que ya no lo son, es siempre darle el biberón al bebé y no dejarlo acuñado con un cojín o una muselina para que el pequeño lo tome solo. Esto es muy irresponsable, pues el bebé podría sufrir un ahogamiento y asfixiarse por el líquido en sus pulmones. Si bien, después de los 6 u 8 meses el niño tiene mayor control de sus manos y puede tomar el biberón por si mismo no habrá problema, siempre y cuando se mantenga una vigilancia constante.

Algunos estudios demuestran que el uso del chupete en recién nacidos para dormir disminuye los riesgos de sufrir muerte súbita por el estímulo natural de los bebés por succionar. Sin embargo, hay que limitar el tiempo de uso de este para evitar problemas de malformaciones en la boca y dientes.

Asimismo, resaltamos el uso de la silla del coche, en la que el bebé no puede permanecer largo tiempo en ella por el riesgo de asfixia postural, por ello tampoco se recomienda que el pequeño se quede dormido en esta, lo mejor será usar un capazo cuando el bebé se duerme o evitar los largos recorridos en coche durante sus primeros meses de vida.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...