¿Cuál es la mejor dieta para embarazadas?

Última actualización: 20.04.21

 

Una de las principales dudas que surgen cuando estamos embarazadas tiene que ver con lo que podemos comer. Es muy importante elegir una alimentación equilibrada durante esta etapa, pues la mujer debe consumir los nutrientes suficientes que le aporten las vitaminas y energías que su cuerpo necesita, para que el niño se desarrolle y crezca adecuadamente.

 

Con un test de embarazo (aquí encuentras unas opciones de compra) descubriste que estás embarazada y acudiste al médico para confirmarlo. Después de realizarte la ecografía correspondiente, el ginecólogo, probablemente, comenzó a darte todas las recomendaciones que debes seguir en tu nuevo estado, entre las cuales se encuentra la dieta para embarazo. 

Pero tranquila, aquí te daremos algunas pautas y recomendaciones de lo que puedes comer y lo que no en esta etapa, pero primero hablaremos de cuál es el peso idóneo que debes tener en el embarazo.

 

¿Cuánto engordar en el embarazo?

Si aún no estás embarazada y piensas concebir, es importante ponerte en control con un nutricionista, para tener el peso adecuado al momento de quedar embarazada. Y mucho más si tienes sobrepeso, ya que no es recomendable adelgazar en el embarazo. En este caso, el especialista puede diseñar una rutina de dietas semanales que te permitan comenzar tu embarazo con el peso correcto y con una buena nutrición.

Ahora bien, durante el embarazo debes considerar que la digestión se enlentece, porque el cuerpo necesita que los alimentos se mantengan en el intestino por más tiempo para una mayor absorción de los nutrientes, aunque ello trae como consecuencia el aumento de peso. En este contexto, se recomienda que la ganancia de peso en el embarazo día a día se haga de manera controlada. 

Así, durante el primer y segundo mes de embarazo el aumento de peso debe estar entre 0,5 y 1,5 kilogramos. Para el cuarto mes de embarazo aumenta la exigencia calórica y energética de la madre, por lo que se necesita un mayor consumo de alimentos. Es por ello, que se recomienda aumentar entre 3,5 y 5 kilogramos hasta los 6 meses de embarazo. Mientras que, para los últimos tres meses de gestación es conveniente aumentar entre 5 y 5,5 kilogramos de peso.

¿Qué no puede comer una embarazada?

Entre muchas recetas para embarazadas se especifican los alimentos que no pueden comer durante el estado de gravidez, por lo que es necesario poner los hábitos alimenticios a un lado, teniendo por norte la salud de tu bebé, siendo recomendable alejarse de los siguientes alimentos:

Pescado crudo. Evita el pescado crudo, marinado, ahumado o en escabeche durante los 9 meses de embarazo; pero si es muy necesario comerlo, se recomienda meter el pescado en el congelador a unos -20 grados al menos durante 5 días antes de consumirlo.

Pescados con alto contenido de mercurio. Los productos como el atún, lucio, pez espada, tiburón, entre otros, que tienen un alto contenido de mercurio y su consumo podría producir algunos daños en la formación de las neuronas del feto.

Pastas de carne, patés para untar y carnes crudas. Tales alimentos también deben ser evitados, porque podrían estar infectados por listeria o por toxoplasmosis, siendo esta última una enfermedad causada por un parásito altamente nocivo para el feto, que puede ocasionar retraso mental, ceguera o epilepsia.

Diferentes tipos de embutidos. Aléjate de los embutidos y fiambres, tales como el salchichón, mortadela, jamón serrano o ibérico, fuet, entre otros.

Leche cruda. Es conveniente evitar el consumo de leche cruda o sin pasteurizar, porque estarías propensa a contraer la bacteria conocida como listeria, la cual es capaz de producir abortos o partos con el feto muerto. Lo mismo sucede con los quesos que son fabricados con este tipo de leche, siendo recomendable verificar si el queso fue hecho con leche procesada y sometida a pasteurización, ya que ocasionalmente también podrían tener la bacteria listeria.

Cafeína. También es conveniente reducir el consumo de cafeína, tomando unas dos tazas al día como máximo. Esto se debe a que el feto no cuenta con las enzimas suficientes para metabolizar esta sustancia, lo que podría ocasionar desnutrición en el bebé en formación.

Alcohol. Lo mismo sucede con el alcohol, por lo que también está contraindicado durante el embarazo.

Huevo sin cocinar o sus preparaciones. Esto se debe a que el huevo crudo podría tener la bacteria Salmonella, causante de muchos trastornos intestinales peligrosos para la salud del bebé. Por tanto, evita las tartas de queso, mayonesa casera, salsa carbonara, los mousses, etc., y procura cocer bien los huevos, tanto la clara como la yema.

Alimentación y embarazo

Te preguntarás ¿Cómo hacer una dieta equilibrada durante el embarazo? Pues te decimos que es muy fácil comer alimentos sanos y altamente beneficiosos para el crecimiento de tu bebé. En tal sentido, no importa si tu gestación está empezando o si ya tienes un embarazo de 5 meses o más; lo primordial es tomar aquellos que pueden proveerte de hierro, calcio, ácido fólico, vitaminas, minerales y todos los nutrientes necesarios para llevar a feliz término tu embarazo.

Entre los alimentos saludables que puedes consumir durante el embarazo, tenemos:

Frutas, verduras, frutos secos y legumbres. Estos alimentos son ricos en ácido fólico, siendo este elemento de vital importancia durante los primeros meses de embarazo. Recuerda lavar muy bien las frutas y verduras antes de su consumo.

Pescados como el salmón o la sardina, frutos secos o aceite de oliva, ya que estos son ricos en grasas saludables, tales como omega 3 y omega 6, altamente beneficioso para el bebé.

Mariscos, sal yodada y pescados, porque son una gran fuente de yodo. 

Huevo, carne roja, moluscos, legumbres y pescados, porque son una fuente de hierro. Por ejemplo, estos alimentos pueden ser deliciosas cenas para embarazadas al horno, para lo cual podrías utilizar el famoso horno Teka He 615 Me para su cocción.

Lácteos. La leche pasteurizada y sus derivados son una fuente importante de calcio, por lo que no pueden faltar en la alimentación de la embarazada.

Cereales integrales, legumbres, verduras y frutos secos. Estos alimentos son una fuente importante de fibra, lo que es beneficioso para evitar el estreñimiento durante el embarazo.

Ya sabes, es necesario que durante el embarazo haya un gran aporte de proteínas, bien sea vegetal, que se obtiene de las legumbres, o de origen animal, que se consigue en el huevo, lácteos, pescados y carnes. Y también, se debe mantener una hidratación adecuada, de al menos 8 vasos de agua al día, todo ello para contribuir con el buen desarrollo del feto durante el embarazo, lo que traerá un niño sano, inteligente y feliz.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments