El poder hipnotizante de la publicidad maternal

Última actualización: 13.11.19

 

Por lo general, las personas suelen ser blanco fácil del bombardeo publicitario que los distintos medios ofrecen diariamente. Es así como el mensaje es captado por el inconsciente y comenzamos a sentir cierto nivel de empatía con dicha marca, producto o servicio.

Las mujeres embarazadas, especialmente las primerizas, son mucho más vulnerables a estos ataques, ya que durante estos nueve meses de gestación tienen la necesidad de aprender al máximo acerca de lo que significará ser madre. Se trata de una gran responsabilidad, puesto que es la vida de un pequeño ser la que estará en sus manos, por lo que es imperante brindarle los mejores cuidados de la mano de los mejores productos.

Es entonces cuando comienza esa constante búsqueda de información en los distintos portales especializados, que directa o indirectamente se encuentran enlazados con determinadas casas fabricantes. En este sentido, la madre no sólo estará consultando información acerca de cómo cuidarse durante el embarazo o cómo atender al pequeño al nacer, sino que también conocerá una serie de productos destinados al aseo personal del infante, equipos de transporte para facilitar su movilización al salir de paseo, entre otros tantos elementos.

En este sentido, la futura madre deberá mantenerse enfocada en sus prioridades y no dejarse llevar por el poder hipnotizante que poseen las campañas publicitarias y el spam al que estará expuesta cada vez que abra el buscador de su ordenador, Smartphone o Tablet.

 

Estrategias publicitarias

Para nadie es un secreto que el mundo de la publicidad es bastante competitivo. Existen muchas marcas con una larga trayectoria y otras emergentes, que día a día promocionan sus productos utilizando diferentes medios digitales. ¿El propósito? La captación de un mayor número de posibles compradores.

Un target que es considerado blanco fácil para este tipo de tácticas de promoción es el maternal. A continuación, te contamos un poco acerca de las principales estrategias aplicadas a las futuras madres:

 

 

Rastreo por búsqueda en internet

Los buscadores, como es el caso de “Google” e incluso las redes sociales, poseen un sistema de rastreo por cada búsqueda que lleva a cabo el usuario. Esta situación realmente no nos beneficia a nosotros, pero sí a las diferentes empresas que están listas para asediarnos con un bombardeo de productos.

Por ejemplo, las futuras madres comenzarán a notar en las páginas que visitan la aparición de una gran oleada de anuncios referentes al embarazo, una vez que introduzcan por primera vez en dicho buscador una frase similar a: “¿cuáles son los síntomas del embarazo?”, “cuidados que debe tener una mujer embarazada a partir de los tres meses de gestación”, “¿puede una mujer embarazada ejercitarse con pesas?”, “¿cuál es la mejor canastilla de bebé del mercado?”, “¿qué alimentos benefician tanto a la madre como al bebé durante el embarazo?” o cualquier otra inquietud que pueda llegar a tener una mujer en ese momento de su vida.

 

Canastillas regaladas en los hospitales

En algunos países como España, se acostumbra obsequiar a la futura madre en las primeras consultas al médico una canastilla de bebé con algunos productos básicos para su cuidado, siendo el caso de pañales, cremas para la irritación, chupetes y algunos biberones.

Esta es una técnica bastante popular en el mundo de la publicidad, ya que el usuario tiene un primer contacto con el producto y, al descubrir los beneficios y calidad ofrecida por el artículo, creará inconscientemente fidelidad para él. En este sentido, la persona se convierte en un cliente potencial.

 

Subscripciones y cupones

Algunas páginas especializadas en el tema de la maternidad ofrecen suscripciones para enviarlas semanalmente información de interés, lo que resulta atractivo para algunas madres. Sin embargo, para ello tienen que proporcionar datos personales, que las empresas aprovechan con el propósito de enviarles a sus hogares algunos artículos para la lactancia, aseo del pequeño, entre otros. De esta manera, dan a conocer la marca, la posicionan y muy probablemente obtienen la fidelidad de los padres para una próxima compra. Igualmente sucede con los cupones ofrecidos por las revistas, que presentan descuentos bastante llamativos e incluso la posibilidad de llevar los productos sin realizar ninguna inversión. Es así como suman un seguidor más a la marca.

 

 

Sistema de registro hospitalario

Los hospitales públicos o privados poseen un registro en el área maternal con la ficha de cada una de sus pacientes, siendo esta una información bastante útil para las distintas empresas de productos infantiles. Es así como las madres pueden comenzar a recibir en sus hogares algunos productos para el bebé. Este tipo de promoción por parte de las marcas no es ilegal, siempre y cuando los datos se encuentren protegidos. En este sentido, la mujer deberá ser cuidadosa y, antes de suministrar dicha información en el hospital, tendrá que verificar este aspecto.

 

Testimonios

Son muchas las mujeres que debido a este tipo de publicidad invasiva reciben en sus hogares productos pertenecientes a prestigiosas marcas, que finalmente son beneficiosos para el cuidado del bebé.

Una de ellas es Gloria Ferreiro quien, tras recibir en el hospital un cupón de suscripción para una revista y enviarlo, comenzó a disfrutar de regalos, cuentos para el bebé y descuentos en la compra de ciertos artículos patentados por la marca. Marta Rodríguez es otra madre que se suscribió a una revista y empezó a recibir regalos para el infante.

Sofía Coca, pese a que nunca se registró en ningún portal para bebés o revista, comenzó a recibir productos de marcas reconocidas después de su primera consulta de control médico. De hecho, a su casa llegó una tarjeta de invitación para participar en un concurso que tenía como premio un lote de artículos varios para el cuidado del pequeño. Por si fuera poco, tanto ella como su esposo fueron invitados a unirse a un club de lectores.

Un caso menos afortunado es el de Gillian Brockell, cuyo bebé nació muerto. Tras la pérdida, la mujer continúo recibiendo información, promociones y obsequios, lo que la llevó a escribirles a los diferentes portales generadores de dichas publicidad. En el comunicado expresaba que si eran capaces de invadir sus redes sociales para saber que está embarazada y enviarle productos, entonces también deberían saber que su hijo está muerto. Sin duda, fueron unas duras palabras que desataron gran polémica en torno al tema del bombardeo publicitario.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...