¿Hay riesgos para los bebés que duermen en las cunas de cartón en Finlandia?

Última actualización: 18.11.19

 

La política de bienestar familiar aplicada en Finlandia a finales de la década de 1930 estaba enmarcada en la reducción de los índices de mortalidad infantil, por esta razón se diseñó el lote de maternidad que incluía todo lo necesario para los primeros días del bebé: ropa de algodón, edredón, ropa de cama, unas tijeras para uñas, mono para la nieve, entre otros elementos, además de un colchón para usar la caja como cuna durante los primeros meses de vida del bebé. Este kit era entregado a las madres de bajos recursos y eran las autoridades sanitarias quienes, después de un estudio socioeconómico, determinaban a qué familias entregarlo.

Con el paso de los años la política se expandió con la intención de crear un marco de equidad en que todos los bebés finlandeses tuvieran las mismas oportunidades al nacer, sin importar el estrato social al que pertenecían, fue así que el beneficio le fue otorgado a todas las madres finlandesas, hasta convertirse actualmente en toda una tradición. Hoy en día, las beneficiarias pueden elegir entre recibir la caja con todos sus elementos o el dinero en efectivo, aproximadamente de 200$, que equivaldría al coste de las cosas para el bebé. Y aún, el 90% de las mujeres embarazadas prefieren la caja al dinero, por el concepto simbólico que ha representado por varias generaciones.

 

Dormir en la caja-cuna

La utilidad de la caja como cuna para los primeros meses del bebé surgió como una respuesta ante las elevadas muertes infantiles registradas en la década de los años 30, como consecuencia de las condiciones insalubres y de hacinamiento en la que vivían las familias más pobres de Finlandia. En consecuencia, se concibió la idea de la caja con colchón como una cuna para que el bebé durmiera en su propio espacio, manteniéndose cerca de la madre y esta pudiera darle los mejores cuidados durante la noche.

Las dimensiones de la caja no son muy amplias, más bien es como un pequeño moisés apto para los bebés hasta los 3 meses aproximadamente, así que después de ese tiempo los padres deberán comprarle una cuna más grande a su hijo y que puedan anclar a la cama para seguir practicando esta forma de colecho, si eso quieren. Puedes encontrar aquí una lista de cunas.

Después de conocerse la tradición de las cajas de maternidad finlandesas, a través de un reportaje de la BBC, muchos gobiernos de otros países consideraron esta iniciativa para aplicarlas, argumentando las bajas tasas de mortalidad infantil que presenta Finlandia y que se relacionan con esta política pública.

 

 

Beneficios vs riesgos

Si bien nuestro interés se centra en conocer hasta qué punto es beneficioso o peligroso que el bebé duerma en una caja, debemos destacar que dicha caja ha sido preparada para ello con un colchón firme y suave, edredones, ropa de cuna y otros elementos pensados para la comodidad del bebé.

Para muchas sociedades la idea de que un bebé recién nacido duerma en una caja puede ser mal visto o relacionado con la pobreza extrema. Sin embargo, en Finlandia este concepto no se acerca en lo absoluto a lo aplicado por décadas con la entrega de este lote de maternidad, por ende, los finlandeses ven con total normalidad que durante sus primeras semanas el pequeño duerma en esta cuna de caja.

Mientras el bebé duerme en la caja, la madre puede vigilarlo con total normalidad, además la falta de espacio impide colocar más almohadas, cojines o mantas que puedan suponer un riesgo para el pequeño.

Ahora bien, hay profesores universitarios, como Peter Blair en Reino Unido, que afirman que no existe evidencia de lo seguras que son estas cajas para los bebés. Entre sus argumentos, Blair junto a varios compañeros comentan que dentro de la caja el bebé es más vulnerable a las mascotas o a los hermanos mayores, existiendo el peligro de mordeduras, caídas accidentales, entre otros.

En el caso de las cajas que no son laminadas, se debe tener extremo cuidado porque resultan inflamables. Además, como bien mencionamos, los profesores de Bristol indican que la cuna no puede ser usada mucho tiempo porque su tamaño reducido y, adicionalmente, porque se deterioran rápidamente si se mojan. Este grupo de profesionales también consideran que las cunas tradicionales son mucho más seguras para vigilar a los bebés.

 

Vigilancia constante

Indiscutiblemente, si tu bebé duerme en una caja con colchón, moisés o cuna, siempre debes estar pendiente de él, pues las estadísticas de mortalidad indican que el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante es una de las primeras causas de muertes en niños entre 1 mes y un año de edad.

Esta condición está predispuesta por algunos factores de riesgo que mencionamos a continuación para que tomes las previsiones necesarias y evitar que tu bebé pase por esta situación.

  • Dormir boca abajo aumenta entre 1,7 y 12,9 veces el riesgo de muerte súbita en lactantes.
  • Dejar al bebé dormir solo en una cama de adultos o que el colchón de la cuna no sea lo suficientemente firme y estable, permitiendo la formación de curvas o hendiduras en las que el bebé puede asfixiarse.
  • Fumar, consumir drogas y alcohol durante y después del embarazo aumenta las posibilidades de afectar la salud del bebé y que este sufra una muerte súbita.

 

 

Políticas de salud

Aunque muchos países quieren implementar la entrega del lote de maternidad siguiendo el ejemplo de Finlandia, país que mantiene uno de los índices más bajos de mortalidad infantil en el mundo; la reducción de estas estadísticas fatales no dependen solo de la ropa o las mantas que incluye la caja finlandesa, sino del acompañamiento por profesionales de la salud durante el embarazo y después del parto que tienen las madres de este país escandinavo.

Por ende, para que en cualquier otro país esta política de salud pública sea igual de exitosa, se debe hacer una inversión mayor en el sistema primario de atención, ofrecer a las mujeres de todas las clases sociales un acceso permanente a las consultas gineco obstétricas y posteriormente, a las pediátricas, incentivar la práctica de la lactancia materna y la maternidad consciente, involucrando a todos los miembros de la familia en el cuidado de la madre y del bebé.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4.75 de 5)
Loading...