Interrupción de la lactancia materna: ¿Cómo retomarla?

Última actualización: 18.11.19

 

La lactancia materna ha sido siempre un foco de discusión entre expertos, padres e interesados que poco han podido acordar en un punto medio en esta sociedad. Muchos creen que las madres que deciden no darle pecho a sus hijos los quieren menos y terminan siendo juzgadas por terceros.

Sin embargo, cada caso es único y las mujeres tienen derecho a decidir cuál será su camino a seguir. En este caso, debes recordar que la producción de leche materna será marcada por el patrón de estímulo que mantengas en el pecho, tanto por la succión de tu pequeño como por el uso del extractor de leche. Ambos pueden ayudarte a seguir produciendo y a mantenerte en forma para darle de comer a tu hijo.

A pesar de ello, pueden presentarse, a veces, algunos inconvenientes por diferentes causas que te lleven a interrumpir la lactancia por un periodo de tiempo, creándote preocupación y malestar por no poder darle el pecho a tu bebé.

Pero no tienes que preocuparte, el patrón de lactancia se puede recuperar de forma exitosa, con esfuerzo y paciencia. Recuerda que no será sencillo volver a estimular la producción de leche, así como conseguir que tu hijo se vuelva a sentir cómodo tomando directo de tu seno. Lo importante es que no te desanimes ni te frustres, puesto que con constancia y dedicación podrás lograrlo.

Para ayudarte con ello, te presentamos seguidamente algunos consejos para que puedas realizar el trabajo con mayor seguridad y destreza.

 

Patrón de lactancia

La principal duda de las madres que se encuentran en esta posición es si existe el modo de volver a darle el pecho a su hijo como lo hacían antes de la interrupción y la respuesta es afirmativa.

No importa cuál sea el motivo de la interrupción, lo importante es que puedes volver a retomar la lactancia en el momento que lo desees. Deja la ansiedad a un lado y concéntrate en tu objetivo, esto hará mucho más sencillo que puedas lograr tu meta.

Además, es importante que te acerques a tu médico de confianza antes de comenzar, él podrá darte otras herramientas que necesitarás para tener éxito.

 

 

Consejos que te ayudarán a volver a amamantar a tu bebé

Algunos casos suelen ser más difíciles que otros, así que lo principal es que te armes de paciencia y utilices el amor que sientes por tu bebé como fuerza para seguir adelante.

En este caso, lo primero en lo que debes concentrarte es en volver a producir leche. Este paso puede lograrse mediante la estimulación del pecho, dando masajes con agua tibia y contando con el mejor sacaleches manual que pueda hacer el trabajo de succión.

Del mismo modo, puedes utilizar la succión de tu bebé para mejorar la estimulación y apresurar el proceso de producción de leche. Por esta razón, se recomienda que le ofrezcas el pecho a tu hijo a demanda, de esta manera podrás agilizar el proceso natural de producción.

También, podrás incluir en tu dieta remedios galactógenos, los cuales estimulan la producción de la leche materna de forma natural. Igualmente, es necesario que ingieras mucha agua, por lo menos 2 litros al día, incluyendo el contenido de los alimentos que consumes.

La fisioterapia también puede ayudarte a recuperar el ritmo de la lactancia, puesto que existe una técnica específica en zonas concretas de la espalda que permiten la producción de oxitocina, una hormona que favorece la salida de la leche por medio de los conductos galactóforos.

Otro método que puede ayudarte a que tu hijo no rechace el pecho es utilizar un relactador. Este dispositivo cuenta con una pequeña cánula o tubo fino que se coloca justo al lado del pezón y por el cual se le puede pasar la leche formulada al infante. De esta manera, podrá contar con la leche materna al mismo tiempo que la de fórmula y saciar adecuadamente su apetito. Una vez comiences a producir suficiente leche, podrás dejar de lado este dispositivo y darle de comer a tu hijo por ti misma.

Aunado a todo lo anterior es fundamental que te indiquemos que por muy difícil que sea no debes dejar de colocar al pequeño en tu pecho. Esto permite que el estímulo sea natural y mejora la aceptación del niño, lo que será necesario para que puedas volver al ritmo anterior. En el mismo orden de ideas, te recomendamos que le compres al bebé solo biberones de succión lenta, los cuales permitirán que pueda aceptar el pecho con mejor ánimo, ya que estará acostumbrado al esfuerzo para obtener su alimento.

 

 

Qué factores influyen en la recuperación de la lactancia

Uno de los principales factores que suelen influir en la recuperación de la lactancia es la edad del bebé. En general, mientras más pequeño sea, menos costará reanudar el proceso, mientras que a medida que pasa el tiempo se hará mucho más difícil, pero no imposible.

En este caso, los especialistas aseguran que los bebés menores de tres meses serán mucho más fáciles de manejar para volver a la lactancia, siendo un problema mayor con niños que sobrepasan esta edad.

Por otro lado, el tiempo que lleve la interrupción también afecta, puesto que mientras más corto sea mejor será la renovación de la producción de leche y el reenganche del bebé a la ingesta.

 

Renunciar a la lactancia

Aunque al tener una interrupción puedes llegar a pensar en renunciar a la lactancia, debes tener en cuenta la necesidad que tiene tu hijo de alimentarse de ti. Esta necesidad es mucho mayor en bebés pequeños menores de 6 meses, siendo menos necesario después de superar esta edad.

Sin embargo, la decisión de retomarlo o dejarlo es enteramente tuya, puesto que serás la que debe lidiar con todo lo que ambas decisiones implican. Tomate tu tiempo para pensarlo y habla con algún especialista, ginecólogo, pediatra, asesora de lactancia, etc, cualquiera de ellos está preparado para ayudarte en las dudas que tengas y guiarte sobre los pasos que debes dar. Establecer qué es lo más importante y actuar con respecto a ello será la mejor forma de dar con la respuesta correcta para ti y tu bebé.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...