Las consecuencias de no fijar correctamente la silla del bebé 

Última actualización: 21.10.19

 

Muchas personas piensan que con solo colocar al bebé en su silla de coche y sujetar las correas del arnés, ya el niño podrá viajar de forma segura. Sin embargo, existe un vídeo que ha vuelto a encender las alarmas, ya que muestra a una niña de 2 años de edad que cae de un coche en marcha en plena calle. En este artículo te recordamos la importancia de revisar cuidadosamente que el SRI de tu niño esté completamente fijado al asiento, no solamente las correas del arnés, de esta manera podrás evitar este tipo de incidentes.

 

El hecho ocurrió en una transitada avenida de la ciudad de Mankato, en Minnesota. La escena fue grabada por la cámara de un coche que iba avanzando por el mismo carril donde cayó la niña y la escena ha dejado angustiado a más de un padre. El conductor tuvo que detener el coche en plena vía para alertar a los demás sobre lo sucedido, quienes también acudieron a socorrer a la pequeña.

Cuando el hombre llegó hasta ella, la niña estaba sobre el pavimento, aún atada a la silla. Por suerte no sufrió ningún tipo de heridas o daños físicos, de hecho no lloraba y parecía bastante tranquila al momento del rescate. Su madre llegó al lugar 15 minutos después de lo sucedido, muy alterada al darse cuenta de que la niña no estaba dentro del coche. Sin embargo, las autoridades competentes estaban analizando el hecho de presentar cargos en contra de la madre por el grave descuido.

A pesar del desagradable incidente que afortunadamente tuvo un final feliz para la pequeña y su familia, debido a este y otros casos publicados a través de las redes sociales, los Sistemas de Retención Infantil (SRI) han incrementado su demanda, puesto que estos tienen como función principal la de proteger la vida de los niños, por lo que su uso es necesario, incluso cuando el trayecto que se vaya a recorrer sea muy corto.

Sin embargo, no todos los usuarios saben instalar correctamente una silla de coche. Según opiniones de expertos calificados en el tema, el 63% de los niños no viajan de la manera más adecuada. Por consiguiente, no vale de nada que nos preocuparnos por adquirir la mejor silla de coche, si no le damos el uso correcto.

Es recomendable buscar asesoría de profesionales en la materia y seguir sus instrucciones al pie de la letra. Después de adquirir el conocimiento necesario, es indispensable que un adulto sea el responsable de que la silla esté colocada de la manera correcta antes de sentar al bebé, pero también es necesario conocer en detalle los sistemas de sujeción que utiliza la silla.

 

 

Sistemas de anclaje y sistemas de cierre para sillas de coche

Existen dos grandes grupos de Sistemas de Retención Infantil que indican las pautas de seguridad necesarias para evitar accidentes o poca efectividad en los diseños. El ECE R44/04 fue aprobado en el año 1982 y se divide en grupos de acuerdo al peso del niño, 0, 0+, 1, 2 y 3.

Por otro lado, el i-Size está vigente desde el año 2013 y hace referencia a la edad, altura y peso del niño, reduciendo de forma drástica las posibilidades de una instalación incorrecta, ya que es más fácil de utilizar y puede funcionar en conjunto con otros sistemas. 

En cuanto a los sistemas de anclaje y cierre, es importante saber que existen solamente 2 tipos para esta tarea, uno es el cinturón de seguridad y el otro el sistema Isofix. Las sillas sujetas con el cinturón de seguridad son las tradicionales y consideradas por muchos como muy seguras, pero podrían no brindar resistencia en todas las direcciones en caso de un choque.

Por otra parte, las sillas con sistema de sujeción Isofix o compatibles con él son más seguras, gracias a que generalmente incluyen 3 puntos de sujeción en el coche, 2 de ellos son soportes de acero que se sujetan al bastidor del vehículo y sobresalen del asiento, mientras que el otro punto es una base trasera que llega al suelo.

 

Recomendaciones para usar de manera correcta los SRI

Es importante adquirir una silla adecuada a las características físicas del niño, ya que una silla más grande o más pequeña puede causarle incomodidad e incrementa el riesgo de sufrir graves lesiones por una mala postura.

Más allá del cumplimiento de la ley, vale la pena insistir en que si tu hijo tiene entre 15 meses y 12 años de edad, entonces es necesario que adquieras una silla de instalación en contramarcha, ya que según los expertos esta posición protege la cabeza y evita lesiones cervicales en caso de cambios de velocidad bruscos o colisiones.

 

 

Es bueno recordar que está totalmente prohibido instalar las sillas de coche en el asiento delantero, así como mantener activo el airbag si el niño viaja adelante por alguna razón. Además, se recomienda hacer una revisión exhaustiva del sistema de sujeción después de los 10 años de uso, para comprobar que los componentes no hayan perdido funcionalidad para resistir accidentes.

Por otro lado, es importante que te asegures de que la silla sea totalmente compatible con tu coche y si tienes alguna duda sobre el modelo que seleccionaste, es importante que consultes con expertos y con otros usuarios para conocer su experiencia. También, puedes consultar el manual del usuario o comunicarte con la casa fabricante para recibir información calificada.

Al ver las consecuencias de conducir con un pequeño a bordo sin utilizar una silla de coche, podemos entender que nunca es demasiado a la hora de proteger a los niños mientras conduces. Además, el saber que cuentas con las herramientas adecuadas y la instalación correcta, también te permite viajar con mayor confianza, ya sea que te encuentres en la ciudad o en una ruta interurbana.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...