Las sillas de paseo que prefieren los padres según las encuestas

Última actualización: 18.11.19

 

Pensando en la innovación, las empresas fabricantes de productos para la infancia siempre están en la búsqueda de saber las preferencias que tienen los consumidores al momento de comprar artículos para sus hijos, y una de las formas de obtener esa información es impulsando encuestas para estudiar y analizar los gustos y necesidades de los usuarios durante el proceso de compra.

En este sentido, se ha conocido a través de fuentes oficiales que la Asociación de Empresas Innovadoras de la Infancia, conjuntamente con ASEPRI, TUC TUC y el instituto tecnológico AIJU, llegaron a un acuerdo para estudiar cuáles son las preferencias y gustos de los padres cuando buscan las mejores sillas de paseo, siendo el objetivo analizar las necesidades en cuanto a diseño en los usuarios.

Según lo expresado por la fuente, los resultados que se obtuvieron de las opiniones de los encuestados aportaron información valiosa para las empresas fabricantes, porque se pudo conocer cuáles son las funcionalidades que más valoran los consumidores y qué necesidades tienen que cubrir los fabricantes para diseñar nuevos modelos en sillas para pasear al bebé.

De igual manera, los estudios están dirigidos a analizar la incursión de las tecnologías de la información y de la comunicación en la innovación de los productos rodantes para bebés, así como la influencia e importancia de las funcionalidades de dichas tecnologías para tomar decisiones acertadas al comprar una silla para paseo.

Pero el fin último de estas encuestadoras es la mejora de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas españolas en el sector de puericultura, a través del análisis del deseo del consumidor para dar respuesta efectiva a todas sus necesidades e introducir en el mercado nuevos productos de alto valor y que se diferencian del resto.

Según los estudios realizados, en España existen muchas pequeñas y medianas empresas que producen y comercializan productos infantiles, y la Asociación Española de Productos para la Infancia asegura que durante el año 2017 este sector productivo facturó alrededor de 358 millones de euros, siendo destinados al mercado nacional la cantidad de 175 millones, y suponen que más del 52% de lo facturado fue para la exportación.

 

 

Necesidades y preferencias

En virtud de estos estudios, conviene señalar algunas de las necesidades que tienen los usuarios cuando piensan en comprar un carrito de paseo, partiendo de la utilidad que tiene este artículo durante los primeros años del bebé, ya que existe una amplia variedad de ofertas de productos que hacen abrumadora la elección.

Entre los principales factores que evalúan los padres al comprar una silla de paseo, está el precio del producto. Es recomendable fijarse un presupuesto básico para delimitar mejor las opciones, de modo que puedas gastar lo justo sin tener que quedar muy endeudado. Recuerda que muchas veces los productos caros no son la mejor decisión, ya que puedes encontrar unos más baratos y que cumplen las mismas funciones y hasta pueden tener mejores prestaciones que las sillas con elevados precios.

Otro aspecto resaltante, es el diseño en cuanto al color de la silla, hay padres que se decantan por colores neutros, porque piensan en la acumulación de suciedad que suele producirse en estas sillas, pero otras personas consideran mejor opción colores más claros y se decantan por ellos.

El asiento de la silla es otro elemento que resulta importante, pues en él se evalúa si el respaldo es reclinable, si dispone de efecto bidireccional que permita mantener el contacto visual completo con el bebé, aspectos que guardan relación con el funcionamiento óptimo de este artículo infantil.

 

Comodidad y seguridad

Por otro lado, vemos que los padres se fijan en la comodidad que pueda ofrecer el carrito de paseo, no solo para el bebé, sino para ellos, pues este artículo debe ser cómodo en cuanto al tamaño y el ajuste del manillar, lo que dependerá de la altura de quien lo conducirá.

Asimismo, los consumidores prestan mucho interés en la seguridad ofrecida por este producto, el sistema de freno, la dirección de las ruedas, si son independientes, si tienen buena amortiguación, la estabilidad ofrecida, entre otros. También es vital que el arnés del carrito brinde la seguridad necesaria para sostener al bebé según su edad y tamaño, por lo que los padres prefieren que la silla pueda cubrir un período de 0 a 4 años de edad, en especial la que posee un arnés de cinco puntos, pues estos han sido recomendados por muchos expertos como los más seguros y aptos para esas edades.

Por otra parte, existen algunos modelos que incluyen un reductor para la cabeza del bebé, este es un accesorio que brinda seguridad al niño cuando es pequeño, porque funciona como soporte para la cabeza y que se mantenga fija durante el movimiento del carrito.

 

 

Plegado y accesorios

Otro elemento preferido por los padres en una silla de paseo, tiene que ver con el plegado, pues no es nada segura una silla que pueda cerrarse accidentalmente con el niño sentado en ella.

En este sentido, los padres necesitan una silla que se cierre y abra con facilidad, que sea práctica, que pueda plegarse con una sola mano, y que tenga las dimensiones funcionales para los espacios donde se transita. Además, se toma en cuenta que la silla plegada no ocupe mucho espacio, por lo que se busca que sea lo suficientemente compacta para guardarla fácilmente en el maletero del coche.

También resaltan los accesorios disponibles en la silla de paseo, si cuenta con una cómoda cesta para llevar las compras, si posee un impermeable para proteger al pequeño de la lluvia o de otras inclemencias del tiempo, si dispone de funda para cubrir los pies del pequeño y brindarle mayor confort, o si incorpora un portavasos, etc.

De igual manera, los padres buscan que la silla sea fácil de limpiar, pues es muy común que el pequeño derrame líquidos o deje restos de alimentos y el uso constante produce suciedad en la estructura y en el asiento, así que una buena opción para comprar será una silla que tenga un asiento extraíble y que permita el lavado, aunque pudiera ser necesario comprar una funda para cubrir el asiento, con el fin de mantener el buen estado de la silla.

En definitiva, los padres ante todo buscan practicidad y comodidad en la silla de paseo, tomando en consideración que la silla es muy útil tanto para salir, como para estar en casa, pues en ella trasladamos al niño, lo podemos mantener vigilado mientras hacemos otras actividades y en ocasiones sirve para darle una merienda o algún alimento.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...