Lograr descansar después del nacimiento del bebé es posible

Última actualización: 18.11.19

 

Los seres humanos debemos descansar un tiempo de horas reglamentarias para que nuestro organismo funcione de manera adecuada en un 100%, por esto es que debes dormir al menos de 7 a 8 horas diarias, ya que si no lo haces tu vida se verá muy cuesta arriba y las tareas diarias se convertirían en una pesadilla para ti. Si dormir se te hace difícil, duermes mal o a destajo, esto traerá consecuencias muy negativas para ti y tu entorno.

Una de las ocasiones donde menos podrás dormir es cuando nace un bebé, puesto que la vida de los padres se vuelve un torbellino. Esto se debe a que las horas de sueños y las rutinas diarias son afectada directamente por las necesidades del bebé, haciendo que los momentos de descanso sean un problema y que siempre debéis estar atentos por si algo se presenta.

Lo esencial en este caso es que os pongáis de acuerdo en prioridades y responsabilidades, se sabe que al principio es una tarea titánica, pero con disciplina y acuerdos todo se solucionará.

 

Lo que pasa cuando no duermes bien

  • La parte cognitiva se ve afectada, debido a que la mente no se enfoca en las actividades a realizar. Esto hace que cuidar al bebé, bañarlo, preparar la comida, limpiar la casa, entre otras actividades a realizar se hagan muy difíciles, ya que te costaría prestar atención y tener precisión al realizar tus quehaceres diarios.
  • Memorizar y analizar se torna cuesta arriba, tanto a corto como a largo plazo.
  • Si eres emprendedora y trabajas desde casa no podrás ejecutar tus actividades con normalidad, la flexibilidad decae, disminuyendo la productividad.
  • Crecerá el riesgo de que se produzca un accidente, sobre todo si has pasado sin dormir por mucho tiempo, siendo posible presentar un estado parecido al que tiene el organismo cuando ha estado expuesto a grandes cantidades de alcohol.
  • La depresión es otra de las reacciones que puedes sufrir, contando entre ellas a la depresión posparto. Te dará por llorar y gritar, manteniendo un estado de ánimo cada vez más decaído.
  • Te atacarán unas ganas inmensurables de comer, lo cual te hará subir rápidamente de peso, haciéndote sentir mal contigo misma.
  • Las personas a tu alrededor también se verán afectadas con tu estado de ánimo y la relación de pareja puede sufrir muchos daños en todos los aspectos.

 

 

Todas estas cosas pueden suceder en algunas familias con la llegada del bebé, porque traer un niño al mundo precisa de mucha atención y cuidado, lo que llega a incrementar el estrés de una persona, haciendo que eso también influya en los patrones de sueño. No obstante, hay métodos que podrías utilizar para lograr el descanso ideal. El nuevo miembro de la familia cambia la vida de todos y por ello es que hay que organizarse para lograr todos los objetivos en los quehaceres del día a día en el hogar o las actividades familiares.

 

¿Qué puedes hacer para dormir y no descuidar la casa y al bebé?

Debes hacer una planificación de deberes y quehacer para todos en el hogar. La colaboración entre los miembros de la familia evitará que tú dejes de dormir.

1) Dormir con el bebé es una idea muy recomendable, ya que al tenerlo en la misma cama o en una cuna para él a tu lado, podrás minimizar las labores como cuando se le da de amamantar y limpiar sin mucho esfuerzo y así no tener que salir de la habitación y después poder seguir durmiendo.

2) Si el bebé duerme en otro cuarto, no le coloques el vigilabebés durante la noche, ya que estos tienden a sonar por cualquier ruido que el bebé esboce, y tu sueño se interrumpirá. Los bebés tienden a realizar ruidos, de diferentes sonidos, hasta lloran sin ser cierto este llanto, solo son reflejos constantes mientras duermen e incluso, se despiertan y vuelven a dormir enseguida, así que es más conveniente dejar la puerta tanto de tu cuarto como la del bebé abierta, por si llora y así escuchar el ruido fuerte. No obstante, es recomendable que el cuarto del bebé no esté muy alejado del tuyo.

3) Crear turnos para dormir, mientras un padre duerme el otro queda pendiente por si el bebé llora o despierta, pues después de nacer suelen despertarse cada tres horas, a veces menos, pues cada caso es diferentes, pero no hay duda de que los bebés con sus patrones de sueño son el mejor y más puntual reloj despertador.

4) Si tu pareja debe levantarse muy temprano para ir a trabajar, pídele que saque el día anterior todo lo que va a utilizar y lo coloque en otro sitio, procurando hacer el menor ruido posible. De esta manera, no molestará tu sueño ni el del bebé, dándote más tiempo en la cama.

5) Media hora antes de acostarse evita usar el móvil, tableta u ordenador, ya que esto hace que te desveles; pero si es muy necesario utilizarlo mientras amamantas, procura que la pantalla de estos aparatos sea tenue, baja la iluminación. Y evita ver contenido que te quite el sueño como búsquedas de trabajo o compras para el bebé, es mejor colocar una música relajante.

 

 

¿Por qué los niños no duermen toda la noche?

Existen muchos factores que pueden causar que un bebé no duerma muchas horas seguidas. Algunos de ellos son: los factores hereditarios, madurez cerebral, hábitos de sueño incluyendo las pautas, malestares, en fin; son muchas las causas que puedan conllevar a que el bebé no tenga un sueño placentero y largo.

Sin embargo, todos los especialistas, matronas, doulas y pediatras coinciden en que es totalmente normal que el bebé se despierte muchas veces durante la noche, y no hay fórmulas mágicas o remedios diseñados para hacerlos dormir toda la noche. Tampoco es recomendable dejarlos llorar hasta que se duerman porque eso afecta el desarrollo neurológico del bebé.

Como madre, lo mejor que puedes hacer es darle todos los cuidados que necesite, aún cuando sea un pequeño que demanda mucha atención, recuerda que para él todo a su alrededor es nuevo y está aprendiendo a reconocer sus emociones, está fortaleciendo sus respuestas neuronales y de apego, sabiendo que cuando llora allí está el adulto, el cuidador o la madre que le atenderá.

Aún así, puedes tratar que el pequeño tenga un descanso adecuado dándole de comer suficiente, manteniéndolo limpio y, como forma de calmarlo, puedes darle un baño relajante antes de descansar con agua tibia, esto siempre favorece que el bebé duerma mucho mejor, según varias madres consultadas.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...