Los artículos imprescindibles para viajar con tu bebé

Última actualización: 20.07.19

 

Para las madres primerizas, el primer viaje del bebé representa todo un reto para definir qué cosas llevar. Algunas terminan con un equipaje tan grande solo con productos para el pequeño que parece una mudanza. Otras por su parte, quieren ser minimalistas y terminan olvidando algunos esenciales, así que deben improvisar o buscar una farmacia para comprar lo que les hace falta.

Como sabemos que no es una tarea sencilla planificar el viaje con el bebé y preparar su maleta, te presentamos una lista con los productos imprescindibles para el pequeño y algunos consejos que te serán muy útiles para disfrutar estas vacaciones.

 

Comodidad para descansar

Una de las principales preocupaciones al viajar es dónde va a dormir el pequeño, así que tener una cuna de viaje puede ser una solución sencilla y barata para esta inquietud. El bebé tendrá su propio espacio para descansar, lo podrás tener muy cerca de ti durante la noche para darle de comer y cambiarle el pañal, además de tener un espacio durante el día para jugar si el pequeño ya tiene la capacidad de sentarse y gatear.

Por el contrario, si el bebé está recién nacido puedes elegir cunas tipo moises plegables y portátiles que puedes llevar a la playa, al parque o a cualquier lugar fuera del hotel. Para estos productos es indispensable tener una mosquitera para que el bebé no sufra picaduras, además por ser muy pequeño no es recomendable el uso de repelentes en su piel.

 

La comida siempre a la hora

Con la lactancia materna siempre tendrás el alimento caliente y disponible para el bebé, pero si el viaje es muy agitado e incluye aeropuertos, check in y filas de espera, una alternativa puede ser llevar un extractor de leche portátil para que puedas tener alimento de reserva para determinados momentos.

En este sentido, también resultan muy útiles las bolsas térmicas en las que puedes mantener el calor para almacenar los biberones de tu bebé, especialmente si usas fórmulas lácteas y quieres evitar llevar encima el pote de leche más un termo con agua caliente. En el mercado hay algunos modelos compactos y funcionales de calientabiberones que son capaces de mantener la temperatura hasta por 4 horas. Aquí puedes encontrar una lista de opciones.

 

 

Rutina a la hora de comer

Si el bebé ya tiene una alimentación complementaria establecida, la hora de comer fuera de casa puede ser un momento bien agitado si no cuentas con los instrumentos necesarios. Uno de ellos pueden ser las tronas portátiles, una alternativa funcional si el bebé está acostumbrado a usar una trona en casa.

Hay algunos modelos que se pueden acoplar a mesas estándar, otros se sujetan a las sillas con correas de forma estable y permiten alimentar al pequeño como de costumbre y mantener la rutina de sentarse a comer con el resto de la familia.

 

Pañales reutilizables

Alternar el uso de pañales desechables por los modelos ecológicos puede ser una opción para ahorrar espacio en la maleta y reducir el gasto, pues con un par de pañales y varios absorbentes podrás cubrir la necesidad de cambios para el bebé. Muchos de estos absorbentes son desechables, pero están hechos con caña de bambú y otros compuestos totalmente orgánicos que se descomponen rápidamente en el ambiente.

 

Esterilizar los biberones

Cuando salimos de casa vemos interrumpida nuestra rutina diaria, especialmente cuando tenemos bebés. Así que para conservar la buena higiene y el cuidado de los utensilios del niño son muy útiles las bolsas de esterilización para biberones, estos productos son fáciles de usar y se colocan en el microondas para que con pocos segundos los biberones queden bien esterilizados y listos para el próximo uso.

 

Vigilabebés portátiles

Aunque estemos fuera de casa, también podemos usar los vigilabebés, especialmente cuando estamos hospedados en casa de un familiar y dejamos al bebé descansando mientras realizamos otra actividad en una estancia diferente. De esta forma, podremos mantener una vigilancia permanente en el pequeño, en especial si le cuesta adaptarse al nuevo lugar, aunque sea temporal.

 

Porteo seguro

Para los viajes de verano o paseos por la playa y el parque, viajar ligero es un gran beneficio, así que se puede prescindir de la silla de paseo si se usa una mochila portabebés o un fular ergonómico. De estos productos hay muchos modelos en el mercado, pero siempre es recomendable elegir diseños confortables que permitan una postura cómoda en el bebé sin afectar el desarrollo normal de sus caderas y piernas.

Muchos modelos incluyen reductores para recién nacidos, lo que es una ventaja si quieres llevar de paseo a tu bebé y mantenerlo bien cerca de ti para que se sienta seguro durante todo el recorrido.

 

 

Productos de higiene personal

Los productos que usas en casa para bañar al bebé posiblemente tengan presentaciones viajeras que puedes adquirir para ocupar menos espacio en la maleta. Es importante, tratar en lo posible de mantener las rutinas diarias del bebé durante el viaje, como la hora de dormir y la hora del baño.

Por esta razón es recomendable llevar una bañera hinchable. Estos modelos son baratos, portátiles y completamente funcionales para darle un baño relajante al bebé antes de dormir y dejarlo bien aseado.

 

Marcas con trayectoria

Las marcas más reconocidas en productos de puericultura tienen líneas completas diseñadas para cubrir las necesidades de las madres y bebés que viajan con frecuencia, por ello recomendamos siempre elegir productos de buena calidad, testados y aceptados por las principales asociaciones pediátricas de Europa y América.

Entre las más populares están Chicco, Philips Avent, Jané y otras más que han tenido una buena receptividad entre los usuarios porque tienen años de trayectoria innovando en sus productos para ofrecer lo mejor en el cuidado de bebés.

 

Planificación

Otra recomendación más que podemos hacer para la planificación de tu viaje es elaborar una lista y un itinerario para prevenir lo que puedes necesitar en cada día, dependiendo de las horas que estarás fuera del hotel, las horas de transporte y los paseos que realizarás para siempre tener a mano lo que necesita el bebé como estar bien hidratado, tener un snack saludable o la ropa de recambio disponible dependiendo de la estación del año.

En definitiva, serán tus propias experiencias las que te ayudarán a hacer cada vez mejor la maleta del bebé e irte adaptando a las necesidades en cada una de sus etapas de crecimiento.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...