Nanobebé: la innovación para la lactancia materna asistida

Última actualización: 18.11.19

 

Son muchas las familias que en la actualidad comparten el cuidado y alimentación del bebé, especialmente si la madre trabaja fuera de casa, sin interrumpir la lactancia materna porque reconocen la importancia y beneficios que este alimento natural tiene para el bebé.

Para estas madres, la extracción y el almacenamiento correcto de la leche materna será la garantía de un abastecimiento adecuado de alimento para el bebé mientras estén lejos del pequeño.

En estas circunstancias el padre, familiar o cuidador que está a cargo del bebé debe calentar la leche materna de una forma especial con un calientabiberones, ya que si lo hace en el microondas o directamente en la estufa esta perderá sus propiedades naturales y el bebé no estaría recibiendo los nutrientes que necesita. Puedes encontrar algunas opciones de compra en este enlace.

Entonces, este proceso de calentamiento puede tardar mucho, especialmente cuando la leche está congelada mientras el bebé llora de hambre y ansiedad porque no tiene su biberón rápido.

 

Un padre ingenioso

Esta situación la vivió Ayal Lanternari, un padre israelí e ingeniero biomédico, que debía calentar la leche materna durante la madrugada en varias ocasiones para alimentar a su bebé, lo que era difícil por el tiempo que tardaba y la desesperación del pequeño llorando por hambre.

Tras varias noches de insomnio y pensando en una posible solución para este problema, a Ayal se le ocurrió diseñar un biberón que facilitara el calentamiento del líquido en poco tiempo, sin afectar su calidad nutritiva. Le comentó la idea a su compañero y amigo Asaf Kehat, quien enseguida comprendió la importancia de este proyecto que no solo ayudaría a Ayal sino a miles de padres alrededor del mundo que tenían la misma dificultad y decidió apoyarlo en el diseño e instauración del proyecto.

Fue así que los ingenieros biomédicos desarrollaron un biberón con forma de domo que asemeja el pecho de la madre, con una superficie más amplia que los biberones convencionales, lo que permite que la leche se extienda mejor en una capa más delgada y se pueda calentar o enfriar dos veces más rápido de lo normal.

 

 

Nanobebé: un diseño natural y una solución sencilla

En el mercado no existía nada parecido al diseño que proponían Ayal y Asaf, así que la receptividad entre los usuarios fue muy buena, ganando incluso el Premio TTPM al mejor producto para bebés del año 2018.

Pero esto no sucedió de un día para otro. En 2013 los amigos fundaron su empresa Nanobebé en Israel y dedicaron 5 años de investigación, diseños, consultores de salud y lactancia, desarrollo del producto y testado con cientos de padres y familias para comprobar la eficacia del producto y el calentamiento de la leche antes de lanzarlo al mercado.

Cabe destacar que este biberón novedoso permite alternar la lactancia materna directa con la asistida, así la madre podrá estar fuera de casa y tener la certeza de que el bebé está bien alimentado. Además, por su diseño natural y similar al pecho materno, para el pequeño será más fácil adaptarse a esta botella y hasta sujetarla por él mismo.

 

Virtudes del Nanobebé

Es muy fácil distinguir el biberón Nanobebé de los tradicionales, tanto en apariencia como en funcionalidad. Aquí resumimos sus principales virtudes:

  • El diseño se aleja de los biberones cilíndricos convencionales para imitar la forma del pecho con un diseño cóncavo, lo que facilita el agarre por parte del bebé.
  • Los biberones se pueden apilar fácilmente para ahorrar espacio de almacenamiento.
  • Cuentan con un sistema avanzado de ventilación que reduce la presencia de aire causante de los cólicos del lactante.
  • La base de silicona evita que el biberón se vuelque.
  • La tetina es de silicona extra suave, así que los bebés no la rechazan por su semejanza con el pezón materno.
  • Todas las partes del biberón son completamente desmontables para garantizar una buena higiene.
  • El biberón y sus componentes son totalmente libres de BPA y ftalatos.

 

Expansión del producto

La gran receptividad de este biberón le hizo merecedor del premio al mejor producto para bebés del año 2018, y sus ventas desde el lanzamiento siguen ascendiendo, pues sus costes son asequibles.

Además, los ingenieros creadores de este novedoso producto han diseñado una línea que complementa el uso del biberón y ayuda a los padres en la tarea de extracción, almacenamiento y calentamiento de la leche materna.

Entre estos productos destaca la unidad de esterilización para el microondas, las bolsas de refrigeración y congelamiento fáciles de apilar en el refrigerador para ocupar poco espacio, chupetes, escurridores y un recipiente diseñado para entibiar los biberones con leche.

Todos estos productos pueden adquirirse en la tienda online de Nanobebé o en otras tiendas en línea, donde puedes conseguir los kits de iniciación con todos los productos ya mencionados o puedes comprarlos por separado, si lo deseas.

 

 

Versatilidad en todos los sentidos

El diseño de estos biberones incluye un adaptador para que puedan usarse diferentes extractores de leche y almacenar directamente en esta botella la leche materna.

Esto representa una ayuda para las madres que deben salir de casa y quieren continuar la lactancia materna, así será más sencillo y rápido para el cuidador dar el biberón al bebé tan pronto entibie el contenido.

Las pruebas a las que se han sometidos estos biberones ratifican que el tiempo de calentamiento es de 2 a 4 veces menor que en los modelos tradicionales, así que su funcionalidad ha sido comprobada por los miles de usuarios que ya están usando este biberón.

Con respecto al enfriamiento de la leche materna al extraerla, afirman que el Nanobebé evita que prolifere un crecimiento bacteriano, el cual, y según la FDA, se duplica cada 20 minutos si la leche se conserva a temperatura ambiente.

Por lo tanto, es un beneficio que la leche se enfríe rápidamente para su conservación, pues de esta manera se mantiene la calidad nutritiva e inmunológica para el bebé y los anticuerpos del líquido no tienen que combatir el crecimiento de microorganismos, pues el biberón ralentiza este proceso.

En cuanto a la higiene de este producto, podrás desmontarlo y lavarlo completamente en el lavavajillas sin comprometer su integridad.

Sin duda, una vez más somos testigos de cómo el ingenio de los padres pueden proponer soluciones innovadoras y de fácil acceso a todos los sectores de la población para ofrecer la mejor atención, cuidados y alimentación a nuestros bebés, logrando un equilibrio entre la vida familiar y la laboral.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...