Parque infantil en casa: lo que necesitas para montarlo con éxito

Última actualización: 15.11.19

 

Los niños pasan la mayor parte de su día jugando de un lado a otro. Gracias a su viva imaginación pueden convertir casi cualquier cosa en una gran aventura, por lo que no se necesita gran cantidad de objetos para poder distraerlos.

Sin embargo, el ejercicio físico es importante, haciendo que sea necesario que lleves a tu pequeño cada cierto tiempo al parque para que se relacione y pueda estirarse un poco.

En este sentido, si no cuentas con mucho tiempo para salir también puedes decidirte por instalar un parque infantil en tu hogar, sea en el exterior (jardín) o en el interior. De esta forma, podrás contar con algunos de los beneficios de los parques infantiles dentro de tu propia casa. Puedes encontrar un listado de parques infantiles aquí.

 

Materiales de fabricación de los parques infantiles

Los parques infantiles pueden ser de tres materiales distintos principalmente: metal, madera y plástico, aunque la mayoría tienen en común el uso de fibra de vidrio en algunas instalaciones para darle resistencia a las estructuras.

Los parques de metal suelen pasar por una serie de procesos para evitar la oxidación de sus partes, además de contar con la aplicación de una pintura especial que es mucho más resistente que la tradicional.

Los parques de plástico cuentan con estructuras completas que se acoplan entre sí para mejorar la resistencia, por lo general cuentan con mayor colorido, siendo muy populares entre los pequeños.

Los parques de madera poseen belleza, versatilidad y resistencia, puesto que la madera recibe un tratamiento especial para que pueda mantenerse aún con el efecto climático como el sol, la lluvia y el viento.

Por otro lado, pueden encontrarse parques infantiles mixtos, los cuales cuentan con los tres elementos anteriormente mencionados, haciendo que se pueda jugar con diferentes texturas y colores.

 

Tipos de parques infantiles

Existen distintos tipos de parques infantiles, por lo que al instalar uno se debe tener presente para qué se está instalando. Es por ello, que te presentaremos algunos tipos de parques infantiles.

 

 

Parques multideportes

Estas áreas son para todo tipo de niños, puesto que cuentan con aparatos disponibles para niños pequeños, medianos y los más grandes. Además, toma en cuenta las necesidades de niños con discapacidad, por lo que se puede decir que es un parque infantil integral.

Por norma general, se divide en zonas de juego por edad o condición, haciendo que sea mucho más fácil para ti acompañar a tu hijo a donde le corresponda.

 

Parques educativos

Estos suelen ser destinados para niños pequeños y medianos, ya que fomentan el aprendizaje de ciertas aptitudes motrices y cognitivas que son importante. Su estructura incluye a las figuras geométricas, juegos didácticos, elementos en movimiento, entre otros complementos interesantes. Todo es muy colorido para llamar la atención de los pequeños e invitarlos a jugar.

 

Parques para todos

Estos son áreas que incorporan actividades tanto para niños como adultos. Por lo general, suelen ser parques normales con columpios, toboganes, ruleta, entre otros elementos, pero que incluyen aparatos de ejercicio biosaludables. De esta forma, podrás llevar a tu hijo al parque mientras aprovechas el tiempo y haces un poco de ejercicio.

 

Parques temáticos

En la actualidad están muy de moda los parques infantiles temáticos, haciendo que sean mucho más atractivos para los niños. Correr y jugar no es lo único que se puede hacer en un parque de estos, también podrán soñar y darle rienda suelta a su creatividad.

 

 

Consejos de seguridad al montar un parque infantil

Ciertamente, no es posible eliminar todos los focos de hipotético peligro que pueden existir dentro de un parque para niños. Sin embargo, se pueden reducir en su mayor parte los riesgos de que ocurran accidentes. Algunas de las medidas que debes tomar en cuenta para ello son:

  • Supervisa la estabilidad de cada uno de los elementos de anclaje. Es importante que estén colocados de manera correcta para evitar vuelcos y deslizamientos.
  • Asegúrate de que la resistencia de los materiales y accesorios sea elevada, esto permitirá que se eviten roturas y deformaciones en la estructura.
  • Comprueba la flexibilidad de los elementos del parque, así podrás estar seguro de que la resistencia y seguridad sean la prioridad.
  • Revisa que no existan aristas o bordes cortantes para evitar así cortes y lesiones en los pequeños.
  • Protege los lugares que puedan ser causantes de impactos o enganches para mejorar la seguridad de todos los que tengan acceso al lugar.
  • Evita que queden espacios vacíos en los que puedan quedar aprisionados los niños. Todos los espacios deben quedar debidamente cubiertos.
  • La instalación de almohadillas puede ser una buena idea en lugares donde existan posibilidades de impactos, para evitar que se puedan lastimar.
  • Elimina la presencia de cualquier gancho o elemento que pueda causar daños o lesiones a los niños.
  • Protege los elementos metálicos de la corrosión.
  • Instala adecuadamente una estructura en el suelo que permita que sea mucho menos duro, ya sea suelo de caucho, goma Eva o césped artificial.

 

Proceso de instalación

Adquirir un parque es una gran responsabilidad, sobre todo en lo referente a la instalación. Es por ello, que se recomienda contar con profesionales en la materia para realizar todo el montaje de las piezas y asegurar la seguridad de la estructura parte por parte.

En general, existen muchas empresas que pueden ayudarte con esto. En algunas ocasiones, hasta los mismos proveedores cuentan con un equipo especializado en la instalación, quienes te harán el trabajo por un precio establecido.

No obstante, puede que quieras llevar a cabo el montaje por ti mismo si tienes las habilidades y herramientas necesarias. Así que puedes encontrar algunos modelos de fácil instalación indicados para practicar y para que tu hijo pueda divertirse.

Para ello solo deberás seguir al pie de la letra las instrucciones y tomar en cuenta los consejos de seguridad que te hemos dado, puesto que revisar toda la estructura nunca está de más.

Durante la supervisión, te aconsejamos que mires todo como lo haría un niño, ya que los pequeños pueden encontrar peligro donde un adulto no logra ver ninguno.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...