Peso del bebé cada mes

Última actualización: 29.11.22

 

Los pediatras recomiendan llevar un registro de la evolución del peso del bebé mes a mes, ya que resulta importante para determinar el estado de salud general del niño. Sin embargo, muchos padres nos preocupamos más de lo necesario, por lo que es bueno profundizar en este tema para tener una idea clara. 

 

El peso corporal es importante durante todo el desarrollo infantil, pero es especialmente relevante en el primer año de vida. Generalmente, el aumento de peso del bebé es visto como un síntoma positivo, por el contrario, la pérdida de peso es motivo de preocupación para algunos padres. No obstante, existen unos límites establecidos por las instituciones encargadas de velar por la salud de los niños y existen diferentes variables que debemos tomar en cuenta.

 

La alimentación y el peso durante el primer año

El peso del bebé depende fundamentalmente de la alimentación y de la edad, el peso de un bebé de 9 meses no es igual al peso de un bebé de 4 meses. El primer semestre contado desde el nacimiento es crucial para fomentar hábitos alimenticios adecuados para el desarrollo del niño. En esta etapa, los expertos recomiendan principalmente el consumo de leche materna, pero en algunos casos hay que combinar esta dieta con fórmulas especiales que vienen en polvo. En este sentido, el pediatra es la persona autorizada para indicar un tipo de producto específico según los requerimientos del bebé.

El peso del recién nacido puede variar de un niño a otro, ya que depende de muchas particularidades. Es cierto que se considera normal entre 2,5 y 4 kg, esto quiere decir que los bebés que presentan un peso inferior o superior necesitan cuidados especiales. La mayoría de niños nacidos en la semana 39 pesan de 3 a 3,5 kg, de modo que están dentro del rango adecuado. No obstante, es bueno mencionar que este es un cálculo general, lo que significa que no debemos alarmarnos si nuestro bebé pesa un poco más o ligeramente menos al momento de nacer.

Es necesario mencionar que generalmente el aumento del peso de los bebés no es estable y sostenido todos los meses, sino variable, por ejemplo, un niño puede aumentar mucho durante 15 días y después incrementar el peso muy poco el resto del mes, es por esto que se recomienda pesar al bebé una vez al mes y no cada semana. 

En teoría, el peso del bebé de 1 mes debería ser entre 600 y 900 gramos más de lo que pesó al momento de nacer, algo similar ocurre con el peso de un bebé de 2 meses, pero no necesariamente tiene que ser de ese modo, algunos niños aumentan más y otros menos, sin que esto sea síntoma de alguna enfermedad. Por su parte, el aumento de peso de un bebé de 3 meses puede ser menor que durante las primeras semanas de vida, por lo general es de 500 a 600 gramos más que el mes anterior.

Según los pediatras, en el período de tiempo entre el tercero y el sexto mes de vida, el aumento suele ser un poco menor, en este caso de 350 a 400 gramos cada mes, así, el peso de un bebé de 5 meses puede estar entre 6 y 8 kg, mientras que en el siguiente trimestre el promedio de aumento mensual está entre 250 y 300 gramos, de este modo, el peso de un bebé de 8 meses estaría en un rango de 8 a 10 kg aproximadamente. Si tomamos en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un bebé de 9 meses debería pesar unos 9,2 kg, mientras que el peso de un bebé de 1 año sería alrededor de 10,2 kg.

 

La transición hacia el consumo de alimentos sólidos

Si el peso de un bebé de 6 meses depende de muchos factores, es normal que como padres tengamos ciertos temores durante la transición del bebé hacia los alimentos sólidos. A partir del sexto mes es posible introducir algunas comidas diferentes de la leche en la dieta, tales como cereales cocidos, puré de verduras o frutas, potitos, entre otros, pero es necesario incluir un ingrediente a la vez, ya que es en este período donde vamos a saber si el niño tiene alergia a algún alimento. Por ejemplo, es preferible preparar un puré de manzanas sin aditivos como azúcar, canela, vainilla, etc. De esta manera, sabremos que el niño tolera bien la fruta. Si hay diarrea, vómito o afecciones en la piel, hay que probar con otra comida, pero si los síntomas persisten, es necesario consultar al pediatra.

El bajo peso corporal y el sobrepeso en bebés

El control de peso del bebé puede evitar enfermedades en el presente y futuro. Estos problemas por lo general se deben a una malnutrición causada por la inexperiencia de los padres. Es así que en muchas culturas se considera el exceso de peso como síntoma de buena salud, pero esto es un mito, ya que en realidad el sobrepeso infantil puede causar retraso en el desarrollo físico y mental, además de generar muchas afecciones, no sólo en la niñez sino a lo largo de la vida.

Por su parte, un índice de peso corporal demasiado bajo puede ser el resultado de una desnutrición, lo que puede ser grave para los bebés. Como hemos visto, el aumento de peso durante el primer año no es constante, de hecho, podemos decir que fluctúa bastante, ya que el peso de un bebé a los 7 meses no es el mismo que el peso de un bebé de 11 meses. Aún así, es importante la evaluación mensual por parte de un profesional sanitario para identificar si hay una pérdida de peso y así abordar el problema a tiempo. 

 

La producción de leche materna y el peso del bebé

Generalmente, el peso del bebé no depende de la producción de leche de la madre, pero es cierto que en algunos casos es necesario complementar la dieta con alguna fórmula especial. Sin embargo, debe ser un médico el que determine si la producción de leche es realmente baja y si esta condición está afectando las necesidades alimentarias del niño. 

Por el contrario, una producción excesiva de leche no significa necesariamente que la madre debe alimentar al bebé un mayor número de veces, ya que esto puede causar sobrepeso y problemas a largo plazo. Además, hay que tomar en cuenta que el llanto del niño no siempre es indicador de que necesita comer. Algunos bebés aumentan de peso más allá de lo saludable porque la madre le da el pecho o el biberón cada vez que llora. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS