Portear en verano y estar cómodo es posible

Última actualización: 18.11.19

 

Como padres, no hay sensación comparable con la de llevar a nuestros hijos bien cerca de nuestro cuerpo, a la distancia de una caricia o de un beso, donde ellos puedan sentirse protegidos, relajados, sentir el apego y dormir tranquilos cerca de nuestro corazón. En el caso de los que son más mayores, ponerlos en nuestra espalda y brindarles una mejor visibilidad y disfrute del paseo.

Sin embargo, cuando llega el verano y queremos salir de paseo, debemos evitar que nuestros pequeños pasen calor en exceso. Es muy frecuente ver a niños sudando dentro de capazos, carritos, sillitas y cualquier otro producto fabricado en plástico, que no permite la transpiración. Por esto, usar portabebés es una excelente opción, pero no cualquier modelo es válido; debe ser un producto fresco y transpirable.

 

Que el calor no te haga renunciar al porteo

Si eres de las madres que prefiere llevar a su pequeño cerca de su cuerpo, en el verano no tienes porqué renunciar a esta práctica. Aunque, si bien es cierto que a pesar de que tengas la mejor mochila portabebés para usar en estos meses calurosos, es innegable que ambos sentirán un poco más de calor, que en otras estaciones del año.

No obstante, indistintamente de que portées a un recién nacido, a un bebé o a un niño crecidito, el verano no debe privarte de esta experiencia como padres; solo deberás conocer algunos consejos y saber elegir el portabebés más idóneo, a fin de que los paseos con tu pequeño en esta época, sean lo más gratificantes y placenteros posible.

 

Lo que debes tomar en cuenta

No todos los portabebés son adecuados para usar en climas de altas temperaturas; algunos modelos con acolchados gruesos pueden aumentar la sensación térmica y propiciar la sudoración y la incomodidad para el porteador y para el niño. Por esto, presta atención a las recomendaciones de los expertos a la hora de elegir un modelo adecuado.

Ante todo, deberás fijarte que el portabebés esté confeccionado en una tela transpirable, ligera y fresca. Así mismo, es importante que su textil seque rápidamente, ya que deberás lavarlo con frecuencia para eliminar los residuos de saliva, orín o vómito, que suelen dejar los pequeños, e incluso para limpiar la tela del sudor corporal después de cada uso.

Otro aspecto que debes tomar en cuenta, es que sea un modelo fácil de poner y quitar. Igualmente, por tratarse de meses calurosos, bañarse en la piscina o caminar cerca de la playa porteando tu hijo, es una excelente opción; por lo que es aconsejable que te fijes en un modelo que pueda mojarse sin problemas.

 

 

La importancia de las prendas utilizadas

Debes estar consciente de que ningún portabebés te va a quitar el calor de tener a tu pequeño en contacto con tu cuerpo; aunque sí puedes aspirar a no sentir calor en exceso. En cualquier otra época del año, la temperatura del porteador y del niño se autorregulan, mientras que en verano se genera más sudor del habitual; lo que podría provocar la aparición de algunos granitos en la piel delicada del bebé.

Por esto, los expertos recomiendan que evites el contacto piel a piel con tu hijo, ya que aumenta la temperatura corporal de ambos. Lo más aconsejable, es que utilices entre los dos, una tela de algodón o de muselina transpirable, que favorezca la absorción del sudor y evite que sientas más calor de lo normal.

El portabebés siempre te va a proporcionar una capa extra de tela a tu vestimenta, por lo que para portear en verano y sentirte lo más cómoda posible, deberás usar tanto tú como tu hijo prendas de vestir ligeras, holgadas y con tejidos que favorezcan la transpiración.

 

Los cuidados en el verano

Debido al calor y al sol, no es necesario que lo vistas con mucha ropa, indistintamente que lo portees o no. Recuerda que si tú sientes calor, de la misma forma ellos también; por lo que es aconsejable vestir al bebé de acuerdo a la temperatura ambiente, a fin de que se sienta cómodo y fresco.

Ten cuidado con las partes de su cuerpo que están expuestas al sol, especialmente su cabecita, brazos y piernas, por lo que deberás usar un filtro solar adecuado para evitar quemaduras en su piel. En este sentido, es importante evitar la exposición al sol en las horas más fuertes y procurar mantenerlo hidratado, bien sea con agua, jugos o leche materna.

También podrás optar por una mochila portabebés que incorpore una capucha, la cual resultaría idónea para evitar el sol directo en su cabeza; aunque también puedes utilizar una gorra o bandana que le brinde un plus de protección.

 

 

Las mejores opciones para portear en verano

Aunque algunos modelos enamoran más que otros, o sus diseños podrían ser más atractivos para facilitarte la vida, recuerda que este accesorio va más allá de la moda; es una prenda que primordialmente favorece el confort tanto en el niño como en el porteador.

Comenzando con los fulares, un portabebés idóneo por su tejido y soportes frescos y finos; confeccionados en la mayoría de los casos, con telas transpirables y ligeras como el lino, el algodón y el bambú. En estos modelos, deberás considerar el tipo de nudo más conveniente para la comodidad de ambos; en este sentido, los nudos tipo cruz envolvente aportan hasta tres capas extra de tela, por lo que los más recomendables son los nudos de una sola capa, bien sea a la cadera o a la espalda.

Seguidamente tenemos las bandoleras, un modelo de portabebés que se ajusta fácil y rápidamente, solo dispone de una capa de tela y se ponen principalmente en la cadera, para mayor comodidad. Así mismo, también existen bandoleras y fulares diseñados especialmente para que los padres disfruten de un baño porteando a su bebé; se caracterizan por brindar un tejido de rápido secado, ligero y cómodo.

Por otro lado, tenemos los modelos tipo rejilla o ayudabrazos, recomendados para porteos puntuales o como apoyo para otros portabebés; además, se utilizan cuando el niño es capaz de mantener una postura erguida. También tienes los Mei Tais, un producto confeccionado con telas frescas para portear en verano, pudiendo elegir un modelo evolutivo que te permita usarlo como si se tratara de un fular.

No podemos dejar de lado las mochilas ergonómicas, ya que existen modelos especialmente pensados para su uso en climas cálidos, dado su diseño que brinda un acolchado ligero y transpirable.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...