¿Qué necesitas saber sobre los humidificadores para bebés?

Última actualización: 12.11.19

 

Un humidificador para bebé es el artefacto que hará que te sientas seguro sobre el aire que respira tu pequeño. Los niños son bastante sensibles a los cambios de temperatura, como también al exceso de humedad o la falta de ella. Ambas pueden acarrear consecuencias negativas que, aunque también pueden afectarte a ti, es más probable que afecten a los más pequeños, pues su sistema inmunológico y, en general, su cuerpo, no está tan desarrollado como los adultos.

No obstante, antes de realizar una compra, debes estar seguro de que lo que decidas adquirir sea de excelente calidad. Para esto, es necesario saber qué debes tener en cuenta a la hora de elegir uno de estos artefactos, ya que, de esa manera, será más sencillo saber qué humidificador para bebé comprar.

 

Características a considerar

 

1. Potencia

Los humidificadores, la mayor parte del tiempo, se diferencian entre sí por la cantidad de espacio que logran humidificar. Esto depende de la potencia que tengan. Existen productos que solo logran encargarse de una habitación, sin embargo, hay otros que pueden humidificar todo un apartamento o una casa. A pesar de ser más caros, su radio de funcionamiento es superior.

Dependiendo de lo que necesites, verifica la cantidad de metros cuadrados que cubre el humidificador y elige el más adecuado. Si es solo para el uso de tu bebé, entonces uno pequeño puede servir.

 

2. Antibacterianos

Además de humidificar el ambiente, muchos de estos productos también funcionan como purificadores, utilizando sistemas de rayos UV o iones de plata para deshacerse de las bacterias. Esto hará que, además de alcanzar una humedad óptima, tu bebé respire un aire más puro y saludable.

 

3. Vapor

Existen dos tipos de humidificadores, los de vapor frío y los de vapor caliente. Ambos tienen beneficios que podrían ayudar a tu bebé a respirar mejor, sin embargo, dependiendo de lo que necesites, uno de ellos podría ofrecerte más ventajas.

Los humidificadores de vapor caliente suelen ser recomendados debido a que, al hervir el agua, se eliminan gérmenes que pueden afectar la salud del pequeño. Además, el aire cálido permite que las vías respiratorias se expandan, lo que ayuda a los niños a respirar mejor.

Sin embargo, este tipo de humidificadores también tienen desventajas. Por ejemplo, para poder generar el calor, consumen mayor electricidad y, además, la temperatura del ambiente también podrá aumentar, lo cual puede ser inconveniente para el verano.

Los aparatos de vapor frío, por su parte, ofrecen un vapor fino y bastante fresco generado por ondas ultrasónicas. Son seguros de usar y ayudan con enfermedades como la laringitis y la bronquitis. Una desventaja de estos artefactos es que necesitan ser limpiados con mayor frecuencia debido a la acumulación de moho, sin embargo, ya que no necesitan temperaturas altas para funcionar, gastarán menos electricidad.

 

 

4. Ruido

Según expertos, el ruido blanco y constante es beneficioso para los bebés pues, al haber estado acostumbrados a ruidos en la barriga, estos hacen que los niños se duerman más rápido.

 

5. Mantenimiento

La limpieza efectiva es la que permitirá que el aire que respire tu bebé sea puro, por lo tanto, necesitas mantener el depósito de agua siempre impecable. Para esto, es recomendable adquirir los humidificadores que posean filtros extraíbles para facilitar el proceso.

 

6. Humidistato

Un humidificador con humidistato es ideal para poder controlar la temperatura hasta el nivel adecuado, necesario para mantener el ambiente con una humedad correcta. De esa manera, podrás mantener la humedad entre los niveles recomendados, entre el 40 y el 60%.

 

7. Apagado automático

Si el humidificador sigue funcionando sin agua, entonces podría dañarse. Por esa razón, es mejor adquirir un equipo con una función de apagado automático para que, cuando se acabe el agua, este deje de funcionar. Así será más fácil mantener el artefacto en buen estado.

 

¿Cuáles son los beneficios de un humidificador para tu bebé?

Todo lo que haga más sencillo el desarrollo de los bebés es beneficioso para ellos. Debido a que son más sensibles y propensos a contraer enfermedades, es bueno tener artefactos que los protejan y también los ayuden.

Con un humidificador puedes olvidarte de las consecuencias de la falta de humedad, como, por ejemplo:

  • Piel reseca que puede generar afecciones dermatológicas como irritaciones, sarpullidos y hasta eczema.
  • Dificultades para respirar y vulnerabilidad a los virus debido al secado de las mucosas
  • Irritación ocular y labios rotos
  • Dolor de cabeza, fatiga y malestar
  • Gripes más fuertes, tos seca y dificultades respiratorias

 

 

Productos destacados

Algunos humidificadores que han resaltado en el mercado por sus beneficios y podrán ayudarte con tu bebé son:

 

Medisana 60065 UHW

De 4,2 litros de capacidad y la cualidad de encargarse de habitaciones de 30 m2. Trae apagado automático y un regulador fácil de usar. Tiene una potencia de 32 W y, además, solo produce 15 dB de ruido.

 

Solac HU 1056

Con depósito extraíble de 1,5 litros, este humidificador es fácil de limpiar. Compacto y con depósito de aromas para ofrecer una fragancia agradable que acompañe la humidificación. Clase energética A para ahorro eléctrico.

 

Miniland 89026

Este es un producto antibacteriano, con temporizador de hasta 10 horas y aviso de vacío para que sepas cuándo agregar agua. Se apaga de forma automática y se puede ajustar la humedad fácilmente. El vapor frío refrescará el ambiente.

 

Recomendaciones

Para un óptimo uso del humidificador, es recomendable que tomes ciertos consejos y precauciones en cuenta. Por ejemplo, asegúrate de que realmente el ambiente esté seco, utilizando un termostato para evitar elevar los niveles de humedad de la habitación más allá de lo recomendado. Cerrar la puerta de la habitación también puede causar un exceso de humedad.

Si notas que el agua de tu grifo tiene cal o está muy mineralizada, entonces no utilices esa agua para evitar que estos elementos también formen parte del aire que respira tu bebé. Además de eso, para mayor seguridad, mantén el humidificador alejado del alcance de los niños y sobre una superficie firme.

Límpialo constantemente para mantenerlo impecable y recuerda desenchufarlo cuando no se esté usando, para evitar que se consuma más electricidad de la estrictamente requerida.

Siguiendo esta guía podrás mejorar la calidad de vida de tu bebé y, seguramente, podrás descansar mejor sabiendo que está protegido y saludable.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...