Sillas de paseo, un elemento imprescindible cuando tenemos bebés

Última actualización: 20.07.19

 

Es importante que sepas que pasear al bebé todos los días resulta muy beneficioso, tanto para el pequeño como para los padres, y en opinión de muchos expertos, ayuda a que el niño se fortalezca física y cognitivamente.

Es probable que en los días posteriores al parto, sea algo complicado, en especial si los padres son primerizos, porque están adaptándose al nuevo miembro de la familia, pero hay que esforzarse para salir de paseo con el bebé una vez establecida sus rutinas diarias.

Considera que con el paseo expones a tu bebé al sol, lo que permitirá a su organismo absorber adecuadamente la vitamina D, ya que aprende a sintetizar dicha vitamina. Es importante recordar que esta sustancia es necesaria para el crecimiento de los huesos y esencial en la producción de las células T, por lo que el paseo diario del bebé estimulará la maduración de su sistema inmunológico, fortaleciendo su barrera contra posibles infecciones. No tiene que ser una exposición directa, pero puedes pasearlo en horas en que hay menos calor.

 

Paseos relajantes y de aprendizaje

Los paseos y el balanceo del cochecito estimulan a que el niño duerma más en sus siestas, así como una estimulación temprana de su creatividad, así como de sus sentidos visual y auditivo, dado su deseo de descubrir cosas. Además, no olvides hablar con él durante el paseo, pues será más beneficioso.

Otro aspecto positivo de salir de paseo, es la adaptación del niño a la temperatura del ambiente y su regulación, así que no te inhibas de salir cuando haga frío, ponle su abrigo y a disfrutar del día.

Los paseos también contribuye a pasar tiempo valioso con la familia, siendo un buen aporte para el desarrollo emocional del bebé. Si haces un paseo en familia diariamente, aunque sea corto, porque se crearán lazos fuerte entre los integrantes.

Por otra parte cuando sales a pasear con el bebé puedes aprovechar el tiempo para hacer tus compras y esas diligencias diarias que todos tenemos, lo que también es bueno para el pequeño y para ti al disfrutar de tu familia.

 

 

La silla de paseo es indispensable

En este sentido, te darás cuenta que salir con el bebé resulta más fácil si contamos con una silla de paseo, ya que además de pasear al pequeño, podemos hacer muchas cosas de manera simultánea, por lo que si elegimos una silla cómoda y práctica vamos a ahorrar tiempo para dedicarlo a otras actividades.

Pero cuando pensamos en comprar uno de estos artículos para bebés, vemos que existen muchas marcas y modelos en el mercado, siendo importante hacer una comparativa para determinar cuál es la mejor opción y seleccionar aquella silla adecuada para los primeros años del bebé, que brinde comodidad, que sea ligera y fácil de usar. Puedes encontrar una lista con varios opciones aquí.

 

Aspectos a considerar al comprar una silla de paseo

Lo principal es la comodidad del bebé, así que debes revisar si el asiento se reclina o si el espacio es adecuado para que el niño pueda descansar confortablemente. También debe ser cómoda para los padres, pues el manillar debe facilitar la conducción y sus ruedas deberían incluir un sistema de amortiguación y suspensión de forma independiente para cada una, así como un efectivo sistema para frenar en las ruedas traseras, que incluso pueda sincronizarse y accionarse con el pie.

Por otro lado, también debemos prestar atención al chasis de la silla, el cual debe ser resistente y ofrecer gran libertad de movimiento, por lo que una buena silla de paseo se debe cerrar y abrir fácilmente, incluso existen unas que se cierran hasta con una sola mano.

En este sentido también es conveniente revisar que la silla sea compacta y ligera, pues sería apropiado que al plegarse quedara en un tamaño reducido para que puedas llevarla fácilmente en diferentes medios de transporte como el coche, avión, en tren o en autobús. Además, el chasis debe ser estrecho para que puedas transitar por las distintas aceras de la ciudad sin mayor dificultad, lo que también será cómodo y seguro sin el temor que el carrito pierda el equilibrio.

Teniendo en cuenta todos estos elementos antes de tomar la decisión de comprar una buena silla de paseo, es necesario echarle un vistazo a los beneficios que nos ofrece el uso de este artículo, en especial cuando el pequeño deja de ser bebé y no querrás salir de casa sin ella, así que presta atención a las siguientes líneas donde te explicaremos las ventajas de esta herramienta. 

 

 

Principales beneficios de las sillas de paseo

Comodidad. Cuando tienes hijos, sabes que andar cargando a un bebé todo el tiempo precisa bastante esfuerzo y al final del día terminamos cansados por ir de un lado a otro con el niño en brazos. Por ello, si andas con la silla de paseo ahorrarás esfuerzo y tiempo, ya que no tienes que cargar al bebé todo el día y solo hay que empujar la silla para trasladarlo. Asimismo, será cómodo para el bebé quien estará acostado si quiere dormir o sentado durante el paseo.

Autonomía. Otra gran ventaja de adquirir una silla de paseo para nuestro bebé es el fomento de su autonomía, principalmente cuando comienza a caminar, porque podrá bajar y subir de la silla sin ayuda. Esto será de gran utilidad para esos momentos en que vienes cargada con la compra, pues la autonomía del niño te permitirá mientras el pequeño se sube, tener libres las manos para abrir el coche, guardar la compra o la maleta del niño. También es beneficioso porque puedes evitar esos problemas en la espalda o lumbares, motivado por cargar el peso del pequeño constantemente para sentarlo. En este aspecto es importante que la silla sea estable y segura con un sistema antivuelco y que siempre mantengas una vigilancia permanente del bebé mientras sube o baja del coche.

Resistencia y vida útil. Este aspecto depende de la decisión que hayas tomado al momento de comprar la silla de paseo, pues existen en el mercado sillas que puedes usar desde que nace el bebé hasta que el niño esté mayor por su alta resistencia de carga. Así que es bueno considerar una silla multifuncional y versátil, que sea útil desde que el niño está recién nacido hasta después de los 3 años de edad, lo que te permitirá disfrutar de sus ventajas por mayor tiempo. Además, resultará un ahorro para el bolsillo porque no tendrás que invertir en un nuevo producto para transportar al niño cuando sea más grande.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...