¿Son indispensables las tronas para bebés?

Última actualización: 13.11.19

 

La trona es un mueble diseñado de manera especial para los bebés que se inician en la ingesta de alimentos sólidos. Tiene la finalidad de ayudarlos poco a poco a que aprendan observando a su familia, cómo deben alimentarse por sí solos y crear lazos afectivos con las personas a la hora de la comida.

 

A través de los años se ha evidenciado que cada día son más las personas que compran una trona para convertirla en el mueble favorito de sus hijos. Tanto así, que en la actualidad muchas empresas crean nuevas y mejores tronas con accesorios y otros artilugios para favorecer la comodidad y distracción del bebé. Sin embargo, puede surgir la interrogante ¿es realmente necesaria una trona?

Con algunas investigaciones y leyendo la experiencias de diferentes padres en los foros especializados sobre crianza, puede afirmarse rotundamente la gran utilidad de las tronas, siendo un elemento indispensable para iniciar la alimentación complementaria. Por ende, la trona es un artículo muy útil en el hogar que aporta comodidad y mucha ayuda durante el crecimiento del bebé, además de importantes beneficios para los padres también. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo.

 

Beneficios de la trona para la familia y el bebé

Entre los aspectos positivos que destacamos de la trona del bebé en el entorno familiar, podemos mencionar los siguientes:

  • La trona permite a los padres o familiares alimentar al infante, cómodamente sentados en una silla, evitando posturas incómodas.
  • El uso de la trona fortalece el vínculo familiar mientras todos comparten la mesa con el bebé. 
  • La imitación será un aspecto clave para que el bebé aprenda a comer por sí solo, y toda la familia será testigo del progreso del pequeño.
  • Esto a su vez, aumenta la autoestima del bebé una vez que pueda ingerir los alimentos sin ayuda.
  • La interacción diaria con el bebé, a la hora de la comida, permitirá a todos los miembros de la familia compartir y conocer las reacciones del bebé, creando bonitos recuerdos para la posteridad. 

Ahora que tienes conocimientos de sus beneficios, quizás quieras adquirir una para tu bebé, especialmente si está próximo a iniciar la alimentación complementaria. Por ello te aconsejamos realizar una comparativa de tronas para bebés, pero antes debes leer esta información sobre las principales características que debe tener una buena trona para tu pequeño.

Para elegir una trona hay 4 aspectos fundamentales que no pueden faltar en ella.

Seguridad: Al momento de comprar una trona observa la seguridad y sujeción que esta ofrece, algunas poseen arnés de 3 o 5 puntos, otras tienen una barra de seguridad, así que evalúa bien la protección antivuelco que posee, pues este es uno de los principales riesgos de una trona. Por lo general, la mayoría ofrece una seguridad estándar cumpliendo las normas de la Unión Europea, sin embargo, nunca está de más verificar la efectividad de esta. 

 

 

Estructura: Es importante que conozcas sus características y que tan sólida puede ser, ya que las tronas pueden fabricarse de diferentes materiales siendo muy común encontrarlas de madera, plástico, metal o mixtas. Es justamente el material y la funcionalidad de la silla los principales aspectos que determinan cuánto cuesta la trona y cuál es su vida útil. En este sentido, es importante observar si posee una estructura ergonómica, con un reposa pies que favorezca una buena postura en tu bebé.

Bandejas: Escoge una trona que tenga una bandeja amplia y fuerte. Ten presente, que esta será el soporte de los utensilios como platos, vasos y cubierto que tendrán un peso considerable con los alimentos y necesitas que sea una base estable para prevenir accidentes. También es recomendable que esta sea desmontable, para que sea más fácil retirarla al momento de sentar y levantar al pequeño de la trona.

Comodidad: La trona que vas a escoger para tu bebé tiene que ser cómoda, amplia y versátil. Por eso, fíjate en las que poseen cojines extraíbles, también en las que tienen un respaldo reclinable para ofrecer un soporte confortable al pequeño. En cuanto al revestimiento del asiento, es importante que la tela sea transpirable, de preferencia hipoalergénica y fácil de limpiar.

En definitiva, estos aspectos son los principales al momento de escoger una trona, sin embargo hay un abanico de opciones muy amplio para realizar tu compra. 

 

¿Qué ofrecen las tronas actualmente?

Las primeras tronas que surgieron en el mercado tenían un estilo elegante y en poco tiempo alcanzaron gran popularidad entre las madres que deseaban tener una en casa. 

Estos asientos se vendían tan bien, que pronto las compañías puericultoras iniciaron la fabricación en masa de las tronas, dando respuesta a la gran demanda en diferentes partes del mundo. Pero, la evolución llegó y así poco a poco fueron creando ideas y nuevas formas de tronas, para que cumplieran diversas funciones, convirtiendo a este producto en un elemento versátil y que hoy en día, según muchos padres, es indispensable.

Actualmente existen diversos tipos de tronas para bebé y cada una tiene un diseño especial para adaptarse a las necesidades de las diferentes familias, pero ¿qué novedades ofrecen éstas actualmente?

 

Inversión a largo plazo: tronas evolutivas

Este tipo de trona es uno de los más populares del mercado, pues es un mueble que se usa en diferentes etapas del bebé, incluso desde que está recién nacido hasta que es un niño grande. Su funcional estructura podría llegar a ser una silla, una mecedora o un conjunto de silla y mesa, ofreciendo un diseño tres en uno que se traduce en una buena inversión.

 

 

Asientos cómodos y ergonómicos

En cuanto al respaldo, ahora puedes conseguir que se recline en diferentes niveles para que el niño descanse un poco de estar en la posición estática que exige la alimentación, ya que estar en la misma posición tanto tiempo no resulta beneficioso, porque no permite la movilidad libre del infante y sabemos que la hora de la comida es un tiempo indeterminado, pues nunca tenemos certeza de cuánto tardará el pequeño.

Por otra parte, el diseño del asiento ha cambiado para ser más espacioso y cómodo, tomando en cuenta el desarrollo natural del bebé, donde su estatura y cuerpo van cambiando. Por eso, algunas tronas vienen con sillas pequeñas para el bebé que se está iniciando y que después se puede retirar para usar el asiento convencional para el bebé más grande.

 

Facilidad de almacenamiento y transporte

El diseño plegable de muchas tronas es casi una norma en la actualidad, porque es un aspecto muy demandado por los compradores, pues estos modelos ocupan poco espacio y pueden guardarse con mucha facilidad. Además, las tronas plegables son más ligeras y cómodas para cargar, sin comprometer su resistencia y durabilidad. 

 

Partes desmontables

Muchas de las tronas actuales poseen una bandeja desmontable que puedes extraer para una mejor limpieza. Pero, eso no es todo, pues esta es una ventaja para cuando el niño esté más grande y quiera incorporarse a la mesa, como el resto de la familia. Así que solo habrá que retirar la bandeja para que el niño quede a la altura de la mesa y pueda comer con su plato en la misma superficie que sus padres, hermanos y demás miembros de la familia. 

Con todas estas innovaciones en su diseño, las tronas siguen posicionándose como un utensilio indispensable para las familias contemporáneas, así que si aún tienes dudas anímate a adquirir una para tu bebé y descubrir por ti mismo las ventajas que brinda.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...