Termómetros de oído para bebés y su confiabilidad

Última actualización: 22.08.19

 

El termómetro para bebés es un instrumento que no puede faltar en el botiquín de primero auxilios de la casa, pues es necesario para medir la temperatura corporal de nuestros hijos cuando están enfermos. Uno de ellos, el termómetro de oído, es muy popular debido a su comodidad, precisión y rapidez en las mediciones de temperatura. Así que continúa leyendo para conocer sobre la efectividad de este instrumento. 

 

Ante la llegada de un bebé en casa, comprar ciertos utensilios y preparar un botiquín de primeros auxilios puede ser una inversión en pro del bienestar de la familia. Por ello, el termómetro para bebés es una de las primeras compras, que realizan los padres previsivos, para saber cuándo su hijo tiene fiebre. En tal sentido, comprar el mejor termómetro para bebés puede ser complicado, ya que existen varios tipos y modelos, entre los cuales debemos saber elegir el más adecuado.

El termómetro de oído para bebés funciona a través de infrarrojos y realiza la medición de la temperatura en el interior del oído de manera rápida, precisa y segura si se coloca de forma correcta: perpendicular a la posición de la cabeza. Además, es necesario limpiar el canal auditivo de la cera que produce para que la lectura sea más precisa.

Este instrumento tiene un conducto que se introduce en el oído con prudencia y sin presión para no dañar el tímpano, después se pulsa un botón para realizar la medición y rápidamente obtenemos los resultados. 

Sin embargo, muchas personas sostienen que este tipo de termómetros no son fiables. En primer lugar porque la curvatura del oído y la cera producida por este pueden hacer que la temperatura tenga variaciones, y en algunos casos dar lecturas erróneas. Además, no son recomendados para bebés menores de seis meses, ya que su canal auditivo es muy reducido y delicado. 

Por otra parte, cuando existe una infección del oído o inflamación del canal auditivo, puede que la temperatura captada no sea la más objetiva, ya que puede resultar más elevada o más baja, así que es otro factor a tener en cuenta.  

 

 

Más virtudes que defectos

A pesar de que quedan pocos detractores al termómetro de oído, la posibilidad de usarlo correctamente brinda muchos beneficios a la familia, ya que cuenta con una tecnología que garantiza una medición rápida y sin perturbar al bebé por mucho tiempo.

No hay duda de que los grandes avances tecnológicos han influido poco a poco en los instrumentos médicos de uso doméstico, y como hemos explicado, los termómetros son un ejemplo de ello. 

El funcionamiento de los termómetros de oído radica en la emisión de energía infrarroja hecha por el tímpano, la cual varía de acuerdo a la temperatura del cuerpo. Por lo tanto, este instrumento nos indica la lectura en grados centígrados de forma cómoda en la pantalla de fácil visualización. 

Para médicos y personal de salud en general, el termómetro por infrarrojos para oído es una de las mejores opciones a la hora de medir la temperatura corporal, pues no se necesita colocar al bebé en una posición incómoda y hasta se podrá saber si tiene fiebre o no mientras duerme. Aunque este instrumento puede tener un ligero error en la lectura debido al factor ambiente y otros aspectos que ya mencionamos, es necesario hacer la medición correctamente para que el margen de error sea reducido a lo mínimo posible.

Asimismo, hay que tomar en cuenta que la medición puede variar de 1 a 2 grados entre cada oído, además de tener un margen de diferencia dentro del rango anterior con respecto a la temperatura general del cuerpo. 

A esto debemos agregar que a algunos niños inquietos les puede parecer difícil quedarse tranquilos unos minutos para introducir el termómetro, dificultando su colocación a una distancia apropiada del tímpano, por lo que se obtienen lecturas un poco más bajas de la temperatura real.

 

Leer las instrucciones primero

Aunque no debería ocurrir, es muy común comprar un producto y ni siquiera revisar el manual de instrucciones, porque se supone que sabemos cómo funciona. Así que el folleto termina en alguna gaveta o en la caja del producto y cuando procedemos a usar el artículo en cuestión no funciona como lo esperábamos.

Esto sucede a menudo con los nuevos termómetros de oido: muchas personas los compran y no leen las instrucciones del fabricante porque es un producto que todo el mundo sabe usar, entonces se utiliza de una forma errónea y con eso es suficiente para emitir opiniones negativas sobre el instrumento de medición. 

Es por ello, que hacemos énfasis en la necesidad de conocer el termómetro, leer sus instrucciones y hasta buscar videotutoriales sobre cómo usarlo para que la medición de la temperatura sea correcta y podamos aprovechar los beneficios que esta herramienta nos ofrece. 

 

 

Alternativas al termómetro de oído

Como en los bebés menores de seis meses no está indicado el uso de los termómetros de oído, se puede adquirir un termómetro anal digital, que destaca por dar una lectura exacta de la temperatura, pero para el cual hay que tomar ciertas medidas para hacer una medición correcta. Entre estas podemos mencionar la lubricación con vaselina del extremo del termómetro, colocar al bebé en una posición fetal con rodillas ligeramente flexionadas y no introducir más de dos cm el termómetro en el recto. 

Otra alternativa menos invasiva que el termómetro rectal es el termómetro infrarrojo de frente o de arteria temporal, ambos modelos son capaces de medir la temperatura del niño a una distancia de hasta 5 cm, demostrando un alto nivel de precisión y un margen mínimo de error.

Es importante destacar que los diferentes tipos de termómetro que se comercializan actualmente funcionan con eficacia, pues antes de salir a la venta han sido testados por diferentes organizaciones médicas y protectoras al consumidor, claro está que nos referimos a productos de marcas con trayectoria, reconocidas en el mercado y que cumplen con todos los certificados y normativas de seguridad impuestos por la Unión Europea. En consecuencia, debes siempre buscar los mejores termómetros para bebés del 2019 antes de elegir el que quieres para tu hijo, tomando en cuenta su precisión y el confort que ofrecen para la medición de la temperatura.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...