Triciclos para niños con discapacidad en las piernas: una iniciativa que cambia vidas

Última actualización: 18.11.19

 

Tener una discapacidad no debe representar una limitante para llevar a cabo ciertas actividades. Por el contrario, debería ser una motivación para superarnos e ir alcanzando nuestras metas, por difíciles que estas puedan llegar a parecer. En esta oportunidad, haremos hincapié en los niños que tienen algún tipo de problema o malformación a nivel de sus piernas.

Es bien sabido que los especialistas en el área de la salud infantil recomiendan la incorporación de juguetes pedagógicos a temprana edad, como es el caso de los triciclos. Este tipo de equipos que les proporcionan horas de diversión a los niños han sido también diseñados con fines específicos que benefician el aprendizaje de los pequeños.

Es así como, al incorporar un triciclo al día a día de nuestros hijos, les estamos ayudando a ejercitarse y desarrollar la coordinación de los movimientos de sus extremidades. Asimismo, les proporcionamos un medio de transporte en el que podrán explorar su entorno, desarrollar su autosuficiencia y socializar con otros niños.

Sin embargo, no todos los niños pueden disfrutar de este tipo de juguetes, debido a que tienen algún tipo de discapacidad en sus piernas, que les impide pedalear para así poderse desplazar a lo largo de un espacio determinado. En estos casos, esto puede causar ciertas características en la personalidad de los niños, que en lo sucesivo de su crecimiento no les permitirá integrarse completamente a su entorno social.

 

¿Qué ocurre cuando el niño no puede hacer uso de un triciclo debido a que posee alguna discapacidad en sus piernas?

Sin lugar a dudas, el triciclo juega un papel muy importante en el desarrollo psicomotor de nuestros niños, pero también es cierto que hay ocasiones en las que no podemos incorporarlo entre sus juguetes de uso diario. Recordemos que su estructura posee características específicas, que quizás no se adecúen a la anatomía de los pequeños. En este sentido, hacemos referencia a aquellos niños que tienen problemas puntuales en sus piernas.

Según estudios realizados, los niños con este tipo de patologías congénitas o generadas a raíz de un accidente a temprana edad tienden a ser menos sociables con los niños de su edad, pueden ser un poco retraídos y les cuesta trabajo integrarse a un grupo específico. Esto se debe a que pedagógicamente no han completado su aprendizaje debido a la limitación que experimentan.

Por ello, es importante que los padres se documenten y traten de buscar los medios necesarios para que el niño se integre al entorno, lo que le hará experimentar una sensación de superación que incrementará su autoestima y le preparará para enfrentar nuevos retos por sí mismo.

 

 

Triciclos para niños con discapacidad motora

El deber de un producto es que su estructura se adapte a las necesidades de cada uno de los usuarios. Partiendo de esta premisa, han sido muchos los prototipos de triciclos ideados para niños con parálisis parcial de un lado de su cuerpo, problemas en las manos o en las piernas.

Estos ejemplares tienen diseños que combinan diferentes elementos como el asiento de una silla de rueda, el chasis de una bicicleta, así como también suelen variar la posición de la cadena de rodamiento, integrándola al manillar. En este sentido, si el niño no puede utilizar sus pies para pedalear, no tendría que sentirse limitado para desplazarse, ya que podría hacerlo con las manos con total comodidad y ergonomía.

Este es sólo uno de los tantos modelos que han sido concebidos por algunos fabricantes, quienes desean la integración de los niños con este tipo de patologías al entorno social típico de su edad.

 

Conoce la iniciativa de una joven diseñadora argentina

Tamara Núñez es el nombre de una diseñadora industrial de apenas 25 años, quien desarrolló el prototipo de un triciclo para niños con discapacidad en sus extremidades inferiores. El proyecto fue inspirado en todos aquellos niños que poseen limitaciones con respecto a la movilidad de sus piernas y que desean jugar como otros niños de su edad, pero no pueden cumplir este sueño debido a su condición física. Una vez concebida la idea, la joven decidió trabajar en dicho proyecto que la apasionaba y utilizarlo como producto final en su tesis de grado.

El trabajo de investigación previo a la realización del prototipo fue arduo, ya que necesitó precisar las dimensiones de la estructura y la capacidad de carga en función de la anatomía de niños con una edad de seis a nueve años aproximadamente.

Para ello, buscó la ayuda de algunos de los miembros de la escuela de educación especial establecida en Tres Arroyos, que es su ciudad de nacimiento. Esta se encuentra al sur de la provincia de Buenos Aires, capital de Argentina.

El triciclo tiene una estructura metálica bastante ligera pero resistente, la silla y el respaldo han sido acolchados e incorpora un chaleco de seguridad en textil transpirable. El soporte de las piernas es largo y posee una forma anatómica para evitar el cansancio. Además, puede echarse a andar con tan sólo desplazar una palanca dispuesta en el área del manillar que, dicho sea de paso, ofrece un formato ergonómico. Núñez asegura que el poder adquisitivo de este tipo de triciclos puede llegar a equivaler al de una bicicleta convencional, por lo que es bastante asequible.

 

 

Feria Puro Diseño

Tal fue el impacto y aceptación obtenida por este prototipo de triciclo de bebé, que la joven decidió presentarlo en la Feria Puro Diseño. Esta es una plataforma que durante 18 años ininterrumpidos se ha encargado de difundir el talento con sello de calidad argentino. Es considerada por muchos como la ventana encargada de mostrarle al mundo el trabajo mancomunado, los avances innovadores y la incorporación de una serie de tendencias de consumo al mercado, englobando todas las disciplinas que hacen vida en el diseño. Claro está, todo esto enmarcado en la filosofía del emprendimiento.

Como era de esperarse, el prototipo de triciclo para niños con dificultad de movilidad en las piernas resultó preseleccionado entre las seis mejores propuestas, razón por la que la joven obtuvo como premiación un viaje para realizar un curso en las Bellas Artes de Milán.

Núñez no pretende obtener ningún tipo de beneficio económico con este prototipo. Su intención es donar la idea, para que sea reproducida y así ayudar a quienes la necesiten, siendo un modelo que puede convertirse en el mejor triciclo de bebé con dicha limitación motora.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...