Cómo utilizar una tarta de pañales

Última actualización: 22.07.24

 

Pocas manualidades son tan apreciadas como una tarta de pañales, pues, además de ser un regalo bastante considerado y especial, también es un presente útil para el bebé que viene en camino.

Si no sabes cómo empezar a desmontar la tarta para darle uso al contenido de esta, no te preocupes, pues aquí podrás conocer cómo utilizar una tarta de pañales para aprovechar este hermoso regalo al máximo.

 

Toma fotos

Puede parecer un consejo poco útil al principio, sin embargo, a veces la emoción hace que queramos descubrir todo lo que trae la tarta de pañales sin detenernos a ver la hermosa estructura y los detalles que han sido necesarios para lograr su realización. Por esa razón, toma fotos antes de abrirla y tenlas de recuerdo para mostrar a tu bebé al crecer.

 

Abre el paquete

Si no le das estabilidad a la tarta entonces es muy posible que esta se caiga y se dañe. Para evitar esto, colócala sobre una mesa, muro e incluso una cama para poder abrir el envoltorio, esto evitará que se caiga y se ensucie o dañe.

El envoltorio, además de hacer que la decoración sea superior, también protege a los pañales de la suciedad. Este, usualmente, viene atado de cintas decorativas, por lo que deberás quitarlas antes de retirar el envoltorio.

Si tiene, además de las cintas de decoración, algún tipo de adhesivo entonces ten cuidado al retirarlo para evitar dañar el envoltorio.

 

Retira cada accesorio

Empezando desde la parte superior hasta la base ve retirando poco a poco cada uno de los complementos agregados a la tarta como regalos adicionales. Estos suelen ser productos para el bebé.

Si no quieres que la torre de pañales caiga o el diseño se dañe, intenta ser delicado. Recuerda que, si retiras los productos bruscamente, la tarta puede destrozarse, pues los complementos pueden estar atados o fijados con algo.

 

Retira los pañales

Comienza a retirar las cintas decorativas y toma cada uno de los pañales, empezando por los que se encuentran en la parte superior. Como están enrollados, ve sacando cada banda elástica.

Recuerda que, al igual que los pañales, estas bandas pueden utilizarse, por lo que es recomendable guardarlas.

Desenrolla los pañales y estira un poco de forma suave, para dejarlos en su forma original. Intenta no cortar las cintas o las bandas, ya que, si lo haces, puedes cortar el pañal.

 

 

Verifica los pañales

Es posible que debido a hacerlos rollo, los pañales se hayan deteriorado, si estos son de baja calidad. Por lo tanto, para evitar usar pañales en mal estado en tu bebé, verifica que el material se encuentre intacto, que el elástico de la parte superior estire lo suficiente y que los broches sigan teniendo adhesivo.

 

Almacena los pañales

No importa si se trata de una pañalera, un cajón, una simple bolsa o incluso el papel usado como envoltorio de la tarta, los pañales siempre deben tener un lugar seguro y exclusivo para ellos para evitar suciedades que puedan perjudicar al bebé.

Estos entran en contacto con los genitales del niño, una de las zonas más delicadas, por lo que es recomendable nunca exponer los pañales al polvo, a la humedad o compartir el lugar con otras cosas que no sean del bebé o artículos aromáticos muy fuertes.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS