Los 9 Mejores Caballetes de Pintura de 2022

Última actualización: 03.10.22

 

Caballete de pintura – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Los caballetes son soportes especiales diseñados para usar más cómodamente las herramientas al momento de pintar. Puedes encontrarlos en diferentes tamaños y para diversos tipos de lienzos, así como también en varios materiales de fabricación. Una buena alternativa en caballetes de pintura podría ser el Aibecy 150 cm, ya que está fabricado en madera de pino y puede ser usado por niños o adultos sin problemas. Otra buena opción quizá sea el Chely Intermarket 56811, un caballete de pintura de tamaño pequeño, bastante cómodo para hacer trabajos en casa. Ocupa muy poco espacio e incluso podrás usarlo para exhibir tus pinturas listas.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 9 Mejores Caballetes de Pintura – Opiniones 2022

 

Encontrar el mejor caballete de pintura para equipar tu estudio de arte puede ser todo un reto, por lo que hemos preparado una selección con modelos que ofrecen diversas ventajas según tus necesidades. Te invitamos a conocerlos para así elegir el mejor para pintar.

 

Caballete de pintura para niños

 

1. Aibecy Caballete de Madera para Pintura

 

De la marca Aibecy te presentamos un caballete de pintura para niños, que ayudará a tu pequeño a expresar su arte de manera cómoda y libre.

Se trata de un caballete fabricado en madera de pino, ofreciendo una estética natural, relajada y agradable a la vista. Asimismo, también es resistente para poder sostener los lienzos sin problemas.

En cuanto a su tamaño, tiene una altura de 150 centímetros, mientras que el bastidor puede subir hasta los 110 centímetros. El peso, por su parte, es ligero con apenas 2,1 kilogramos, facilitando el manejo del caballete, así como también su montaje y transporte.

Por otro lado, cabe destacar la pata trasera plegable, con la que cambiarás fácilmente el ángulo de inclinación, lo que te ayudará a encontrar la mejor posición para trabajar o exhibir las pinturas.

Si quieres conocer mejor al que quizá sea el mejor caballete de pintura del momento, aquí encontrarás sus características más importantes:

 

Pros

Diseño: Este caballete tiene un diseño de trípode limpio y estético, que dejará a tu arte lucirse si la exhibes.

Materiales: La madera de pino empleada en la estructura es resistente, duradera y mantiene su acabado natural.

Ajustes: Los ajustes de los estribos te ayudarán a sostener establemente cualquier lienzo que coloques.

Aplicaciones: Podrás usar este caballete para pinturas, fotografías y exposiciones en general.

 

Contras

Instrucciones: Las indicaciones del manual están en chino, complicando el montaje del caballete.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Chely Intermarket Caballete sobremesa pintura

 

Este producto de la marca Chely Intermarket podría ser el mejor caballete de pintura de relación calidad precio, gracias a su compacto, pero práctico diseño.

Presenta un tamaño de 50 centímetros de alto con 26 centímetros de largo, por lo que es considerado un modelo de sobremesa, teniendo el diseño adecuado para sostener un lienzo pequeño o mediano. Tiene una fabricación resistente con juntas robustas, además de contar con una estructura hecha de madera maciza, la cual aporta durabilidad al caballete de pintura.

Además, el acabado de la madera maciza lo hace agradable al tacto y la vista, ya que mantiene el aspecto natural con bordes lijados, para evitar accidentes, así como también un mecanismo de plegado sencillo. Debido a esto, podría ser una buena alternativa si buscas un caballete de pintura para niños cómodo de usar en casa.

Una de las alternativas de compra más baratas es la de Chely Intermarket, por lo que sería bueno tener en cuenta sus pros y contras:

 

Pros

Estilo: Es un modelo de caballete pensado para sobremesa, siendo bastante práctico para trabajar sentado.

Exhibiciones: Puede ser usado también para exhibiciones gracias a su tamaño manejable y modo de soporte.

Materiales: Su fabricación es robusta con madera maciza, acabado natural y juntas resistentes.

Seguridad: Podrá mantener fácilmente el lienzo o la fotografía sostenida, teniendo en cuenta la forma de la base inferior.

 

Contras

Estribo: No puede cambiarse la altura del estribo, lo que quizá afecte la estética en lienzos pequeños.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Caballete de pintura profesional

 

3. Meister Rio Caballete de aluminio

 

Para los compradores que estén interesados en un caballete de pintura profesional, les presentamos el modelo Meister Rio.

Esta alternativa podría ser muy útil para quienes busquen un modelo portátil, ya que su peso es de apenas 1,2 kilogramos incluyendo con su compra un bolso de transporte para cargarlo. La estructura es de aluminio, aportando una buena movilidad de sus piezas al cambiar de posición el caballete. Además, es duradero y resistente al desgaste para que puedas usarlo con confianza.

Tiene unas dimensiones de 65 x 10 x 12 centímetros y es apto para albergar lienzos de entre 15 a 120 centímetros gracias al bastidor ajustable. La altura, por su parte, puede cambiarse a un mínimo de 58 centímetros y un máximo de 164 centímetros, mientras que el ancho se mantiene en 44,5 centímetros.

Es probable que Meister se convierta en la mejor marca de caballetes de pintura y su modelo Rio tiene ventajas muy llamativas:

 

Pros

Diseño: Al ser un caballete de color negro, toda la atención podrá enfocarse fácilmente en la obra de arte.

Materiales: La estructura hecha de aluminio es ligera, pero bastante resistente para el uso regular del producto.

Ajustes: Podrás cambiar la forma del caballete según el tamaño de la pintura o fotografía que coloques en él.

Bolsa: Su bolsa de transporte te permitirá cargarlo sin que cause incomodidad, considerando también su ligero peso.

 

Contras

Estabilidad: La estabilidad podría ser mejorada para evitar tambaleos accidentales.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Artina Verona Caballete de pintura profesional de estudio Con ruedas

 

Tener en casa el mejor caballete de pintura es crucial para cualquier artista, ya que es su espacio para expresarse más libremente, por ello, queremos que conozcas el Artina Verona.

Aquí nos encontramos ante un caballete de carácter profesional con unas dimensiones de 70 x 70 x 185 centímetros, permitiendo el uso con lienzos que tengan una altura de hasta 210 centímetros, ya que su estribo mide 57 centímetros. Además, puede regular su altura desde los 60 hasta los 91 centímetros como máximo.

Se destaca también su fabricación, la cual se conforma por madera de haya maciza, para aportar robustez a la estructura, así como también un diseño atractivo a la vista que, además, cuenta con un cajón especial para acomodar las pinturas y pinceles.

Por último, el caballete de pintura profesional de Artina es fácil de montar y mover gracias a la presencia de 4 ruedas en su base.

Si crees que el modelo de Artina puede ser la respuesta a qué caballete de pintura comprar, te interesará conocer estos detalles:

 

Pros

Profesional: Esta alternativa es para quienes busquen un modelo profesional, ya que tiene las dimensiones requeridas.

Materiales: Su fabricación es resistente al contar con madera de haya maciza para los postes y estribos.

Lienzos: Puede albergar lienzos de tamaño XXL sin problemas, siendo adecuado para trabajar o exponer.

Ruedas: Las ruedas de su base permiten girarlo y moverlo fácilmente por la habitación.

 

Contras

Instrucciones: El manual de instrucciones podría ser más explicativo para facilitar el uso del caballete.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Caballete de pintura con maletín

 

5. Royal & Langnickel Set de Artista Caballete para Todos los usos

 

Si aún te está costando decidir cuál es el mejor caballete de pintura, te invitamos a conocer todo lo que tiene para ofrecer el Royal & Langnickel REA6000.

Este producto ofrece un set completo de caballete con las herramientas básicas para comenzar a pintar, destacando los diferentes tipos de pintura, así como también pinceles, paletas, tablas y espátulas.

Evaluando su diseño, presenta un tamaño de 40 x 15,7 x 29,1 centímetros y un peso de 7,5 kilogramos, dado que su diseño incluye el soporte para lienzos y los cajones de almacenamiento en una sola pieza.

Está fabricado en madera con un acabado pulido junto a bisagras resistentes de color dorado, que le dan un aspecto elegante al set. Asimismo, este caballete de pintura con maletín será cómodo de transportar gracias al asa resistente con revestimiento de cuero PU ubicada en la parte superior.

Con la practicidad de este modelo, podrás pintar prácticamente en cualquier lugar. A continuación, sus pros y contras más destacables:

 

Pros

Set: Este set tiene incluido todo lo necesario para que puedas comenzar a pintar con tu propio caballete portátil.

Diseño: Su diseño le permite convertirse en maletín, ayudando a transportar todos los materiales fácilmente.

Materiales: Todo el maletín está fabricado en madera con bisagras resistentes para sostener el caballete plegable.

Pinturas: Podrás trabajar con pinturas acrílicas, acuarelas, óleo, lápices de colores y muchas herramientas más.

 

Contras

Exposiciones: Su estética no es la más adecuada si se quieres usar para exposiciones artísticas.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Caballete de pintura metálico

 

6. Walimex 18429 Caballete de Aluminio para Pintar

 

Walimex tiene uno que podría estar entre los mejores caballetes de pintura del 2022, dado que destaca por su resistencia, practicidad y ergonomía para el uso regular.

El modelo 18429 es un caballete de aluminio capaz de soportar un peso de hasta 6 kilogramos para sostener tus lienzos de hasta 122 centímetros sin problemas. Su peso es de 1,24 kilogramos y tiene una altura de 165 centímetros, pudiendo plegarse hasta los 54 centímetros para su transporte, el cual resulta cómodo gracias a la bolsa de transporte que se incluye con la compra.

Cabe destacar también que este caballete de pintura metálico tiene integrado un práctico soporte para pinceles, donde podrás mantenerlos en posición vertical y así evitar que manchen con pintura las superficies, además de protectores de goma en cada una de sus patas.

Walimex te ofrece un modelo resistente y duradero que, además, tiene mucho que ofrecer para tu comodidad:

 

Pros

Ajustes: Cuenta con un sistema de cierres rápidos para el ajuste de altura del estribo.

Capacidad: Su fabricación robusta le permite sostener un peso de hasta 6 kilogramos, evitando problemas al usar lienzos grandes.

Patas: Tiene protectores de goma en sus patas, los cuales evitan que se dañe el suelo y aumentan la estabilidad.

Bolso: Gracias al bolso de transporte, podrás guardar fácilmente tu caballete y llevarlo donde quieras.

 

Contras

Instrucciones: La compra no incluye instrucciones de montaje, por lo que tendrás que usar la intuición para este proyecto.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Caballete de pintura plegable

 

7. Artina Caballete de Aluminio Paris de Campo

 

Artina tiene para ti un caballete de pintura plegable si estás buscando invertir en un modelo práctico que no ocupe tanto espacio como uno estándar: el 340252.

El caballete modelo Paris puede ser usado con lienzos de tamaño pequeño y grande con una altura de hasta 82 centímetros, dado que podrás ajustar la posición del bastidor entre los 51 y los 165 centímetros de altura.

La posición más compacta es un medio bastante práctico para exhibir una fotografía o lienzo pequeño y posee también soporte para pinceles y paletas; de manera que tengas cerca todas tus herramientas de trabajo al momento de pintar en el caballete.

Su peso, por otra parte, es ligero, apenas alcanzando 1,18 kilogramos, lo que facilita considerablemente su transporte, además de contar con un estuche fabricado en nylon con correa para el hombro.

Para saber si esta opción de Artina es lo que buscas, ahora te presentamos algunas ventajas y desventajas importantes:

 

Pros

Plegable: Tiene una estructura plegable que te dejará transportarlo cómodamente de un lugar a otro.

Ajustes: Podrás cambiar la altura del bastidor desde un mínimo de 51 centímetros a un máximo de 165 centímetros.

Pinceles: Cuenta con un soporte especial donde podrás acomodar todos tus pinceles sin que manchen.

Ligero: Su peso es lo suficientemente ligero como para cargarlo en su bolso sin causar incomodidad.

 

Contras

Estabilidad: Se considera que la estabilidad debería ser aumentada para evitar que se tambalee al usarlo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Caballete de madera para pintura

 

8. Chely Intermarket caballete pintura madera de pino

 

Otro de los modelos más baratos en caballetes de pintura es el que te ofrece la marca Chely Intermarket con el 56801, una alternativa llamativa y práctica para artistas de todas las edades.

El caballete está fabricado con madera de pino, presentando las marcas características del material, pero con un acabado lijado. Su altura alcanza los 170 centímetros y puedes colocar lienzos con un tamaño máximo de 121 centímetros. Además, tiene un sistema de fácil montaje para no complicarte demasiado y tenerlo listo en poco tiempo.

Por otra parte, debes saber que el caballete de madera para pintura de Chely Intermarket es plegable, lo que te dejará cambiar el ángulo de apertura de la pata trasera para variar la inclinación, sumándose así al tornillo de ajuste del estribo, con el que podrás regular su altura para usarlo con lienzos de diferentes tallas.

Considerada como una buena opción para ahorradores, probablemente quieras evaluar más a fondo este producto:

 

Pros

Capacidad: Su diseño amplio te permitirá colocar lienzos de tamaño grande fácilmente, así como también carteles o fotografías.

Materiales: Está hecho de madera, por lo que tiene una estructura lo suficientemente robusta.

Inclinación: El brazo plegable te dejará cambiar el ángulo de inclinación según tu comodidad o ubicación al pintar.

Montaje: Su ensamblado es sencillo de seguir gracias a las indicaciones de montaje incluidas con el caballete.

 

Contras

Principiantes: Ten en cuenta que es un modelo pensado más que todo para el uso de principiantes.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Caballete de pintura infantil

 

9. Catekro Caballete de escritorio de madera con cajón portátil

 

Catekro tiene una buena alternativa en caso de que quieras comprar un caballete de pintura infantil, para que tu niño pueda pintar a gusto: el modelo OA028.

Se trata de un práctico maletín con caballete incluido donde, además de poder acomodar sus lienzos pequeños, también podrá guardar sus implementos de arte, tales como pinturas, pinceles, paletas, espátulas y más.

Tiene un tamaño de 33,5 x 25,8 x 4,5 centímetros y su peso es de 1,22 kilogramos, proporcionando un asa con agarradera de cuero sintético para cargarlo. Está fabricado en madera de pino con acabado pulido y las bisagras de apertura son doradas, aportando un detalle elegante al producto.

Para su protección y el de las superficies, el caballete cuenta con protectores de goma en las esquinas, de forma que puedas colocarlo sobre la mesa sin preocuparte por que se raye.

Para salir de dudas, acerca de si es o no el mejor caballete de pintura para ti, aquí tenemos más detalles al respecto:

 

Pros

Diseño: El modelo de Catekro es estilo maletín, manteniendo una estética agradable con acabado en madera natural.

Asa: Cuenta con un asa superior que te dejará cargarlo cómodamente al salir con él.

Práctico: Resulta práctico para pintar en cualquier lugar gracias a su tamaño y accesibilidad.

Almacenamiento: Tiene integrado un cajón donde podrás guardar tus implementos de arte y así tenerlos a mano cuando te llegue la inspiración.

 

Contras

Pinturas: No pases por alto que solo se ofrece el caballete maletín, no se incluyen pinturas ni pinceles.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía de compra

 

Si requieres de información para poder comprar un buen caballete de pintura, en el siguiente espacio encontrarás las características más importantes. Evaluarlas según el grado de influencia, así como también de relevancia, podrá ayudarte a escoger sabiamente cuál es el mejor dentro de una comparativa de caballetes de pintura.


Diseño del caballete de pintura

En una guía para comprar el mejor caballete de pintura, lo primero que suelen considerar los usuarios es el mismo diseño del producto. En esta categoría entran aspectos como el tamaño, capacidad para lienzos y el peso del caballete, ya que, al ser una herramienta de trabajo, esta debe aportar confort y ergonomía.

Los caballetes pueden dividirse en varios tipos, siendo el más común el caballete de trípode. Este, como su nombre indica, tiene 3 patas y barras transversales que aportan resistencia a la estructura. Se encuentra en varias tallas, pudiendo adquirir modelos para el uso de infantes, jóvenes y adultos.

Otro modelo es el de marco H, el cual destaca por un diseño de ángulos rectos y mejor soporte para cuadros terminados debido a su sistema estructural. Este tipo de caballetes suelen contar con mecanismos de ajuste, para cambiar la altura del soporte, lo que ayuda a apreciar mejor la pintura que se esté exhibiendo o creando.

El último es el caballete de sobremesa. El diseño de este mueble está pensado para ser colocado sobre una superficie plana, como una mesa. Normalmente son de tamaño más pequeño que los otros caballetes, así como también discretos.

 

Soportes estructurales

Aunque un caballete de pintura sea práctico, de por sí, existen ciertos “accesorios” que podrían aumentar considerablemente la comodidad al momento de usarlos. Nos referiremos a ellos como soportes estructurales, los cuales son espacios creados hábilmente dentro de la estructura del caballete para ofrecer almacenamiento extra.

Dependiendo del modelo y tamaño del caballete, puedes buscar opciones que cuenten con repisas donde puedas acomodar tus pinceles, pinturas o cualquier otra herramienta que necesites para tu cuadro. Estas repisas pueden variar en tamaño, capacidad y hendiduras, por lo que deberás estar atento a los detalles.

Otros cuentan incluso con un diseño interno especial pensado para el almacenamiento de tus productos, ayudando a que los tengas a mano en cualquier momento que lo necesites. Este tipo de caballetes, además, son muy prácticos para quienes busquen llevarlo consigo, ya que su tamaño y distribución permiten crear pinturas estando fuera del estudio. Un buen ejemplo de este tipo de modelos son los caballetes tipo maletín.

 

Materiales de fabricación

En caso de que estés interesado en adquirir un modelo que sea económico, uno de los principales aspectos que debes revisar son los materiales de fabricación, dado que suelen ser uno de los factores más importantes para determinar cuánto cuesta un caballete de pintura.

Ya que se trata de un mueble/herramienta, el caballete de pintura puede ser de diferentes materiales, aunque mayormente se observa la madera como una elección predilecta por los fabricantes. Esta aporta rigidez, robustez y resistencia para el uso constante, lo cual es necesario teniendo en cuenta el peso que pueden tener algunos lienzos.

Sin embargo, también es importante mencionar que puedes comprar caballetes de metal, ya sea acero, aluminio o derivados. Estos podrían tener pesos más ligeros que los de madera, así como también ser más fáciles de manipular, y ofrecen mecanismos de ajuste de mayor envergadura para el uso del caballete.

 

Ajustes permitidos

Considerando que los caballetes de pintura pueden ser elegidos en varios tamaños, también cabe destacar que muchos de ellos cuentan con sistemas plegables, que permiten ajustar el estilo de soporte, la orientación o la altura. Estos modelos son bastante útiles, dado que pueden ser aprovechados por personas de diferentes edades.

Por ello, cuando estés revisando las propiedades de cualquier caballete de pintura de tu interés, presta especial atención a si cuenta con los mecanismos mencionados. Estos te ayudarán a sacarle mayor partido a tu inversión, además de ser más prácticos que otros modelos. No obstante, no te olvides de verificar que los seguros para el cambio de altura o posición son lo suficientemente confiables como para sostener tu obra.


Portabilidad general

Para finalizar, quizá también te convenga evaluar la portabilidad general del caballete de pintura que quieras comprar. Dado que la inspiración puede llegar en diferentes lugares, tener a mano un modelo que puedas transportar fácilmente será de mucha utilidad, así como también evitarás que llegue a estorbar dentro de casa.

En tal sentido, puede ser conveniente que el caballete tenga un diseño plegable, ya que así podrá reducir su tamaño considerablemente para permitirte llevarlo en el coche, por ejemplo. Asimismo, también es recomendable evaluar el peso en general de todo el mueble, evitando escoger un modelo demasiado voluminoso y pesado.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo utilizar un caballete de pintura?

Para preparar un caballete de pintura, lo primero será escoger una habitación lo suficientemente iluminada y ventilada. Colócalo sobre el suelo y estira su pata trasera, la cual está unida por un brazo plegable que permite cambiar la inclinación del caballete según tus preferencias.

Después ubica en la parte inferior los tornillos de seguridad que sostienen el bastidor del caballete y gíralo para soltarlo. Coloca el lienzo en su posición para poder asegurar el bastidor y ya estará todo preparado para que comiences a pintar en tu caballete.


Q2: ¿Cómo hacer un caballete de pintura?

Para construir por ti mismo un caballete de pintura, necesitarás tener experiencia en bricolaje, así como también los materiales necesarios.

Siguiendo la estructura de un modelo de trípode básico, tendrás que adquirir dos tablas para los laterales de 15 centímetros, una para la unión de 8 centímetros que también funcionará como estribo fijo y una última, que usarás como pata regulable trasera de 15 centímetros. Te aconsejamos lijar ambas tablas hasta conseguir un tacto suave y sin astillas, para mayor comodidad de uso.

Comienza por abrir un agujero que atraviese las 3 tablas más grandes, creando un orificio que te permita colocar un tacto de madera para unirlas sin mantenerlas fijas, de esta forma podrás cambiar el ángulo de la pata trasera para variar la inclinación del caballete. Después instala la tabla que será la unión dejando un espacio de 6,5 centímetros entre cada una de las patas.

Para finalizar, puedes aplicar una capa de barniz, que ayudará a resaltar las marcas de la madera y a proteger su integridad.

 

Q3: ¿Cómo montar un caballete de pintura?

Suelta las correas que mantienen cerrado el caballete y afloja los tornillos de las patas para bajarlas en su totalidad. Sube el mástil, destraba los seguros laterales para abrir la estructura y, con ello, forma el trípode regulando la inclinación de la pata trasera.

Ahora, podrás ubicar el caballete en el suelo para así instalar el estribo, el cual se sostiene mediante una base asegurada también con tornillos, los cuales deberás soltar para cambiar la altura. Recuerda colocar el travesaño que sostendrá el lienzo por la parte superior y ya tendrás todo listo para comenzar a usarlo.

 

Q4: ¿Que es mejor, un caballete de pintura de madera o metálico?

Los caballetes de madera están pensados para trabajar en un espacio fijo, ya que son más pesados, principalmente si se trata de modelos profesionales. Sin embargo, tienen una alta estabilidad en comparación con otros.

Por su parte, los caballetes metálicos suelen estar fabricados en aluminio, ya que deben mantener un peso ligero para ser fáciles de transportar. Este tipo de caballetes suelen estar diseñados con estructuras plegables, que permitan cargarlo en bolsas de transporte o estuches, ya que son más usados para pintar al aire libre o para exposiciones.

En conclusión, ambos tipos de caballetes son buenos siempre y cuando se usen para el fin con el que fueron elaborados.

 

Q5: ¿Por qué mi caballete de pintura cojea?

Si notas que a tu caballete de pintura le falta estabilidad, no está derecho o cojea, es muy probable que esté mal instalado. En estos casos conviene revisar las juntas y los ajustes de inclinación para verificar que las patas estén abiertas a la misma distancia, así como también que hayan sido bajadas en su totalidad.

Otra de las causas que podrían estar ocasionando que tu caballete cojee son los protectores de las patas. Si estos no están bien colocados o uno se ha desgastado más que otro, se desnivelará toda la estructura y notarás el moleste cojeo al aplicar la mínima presión sobre el lienzo.

 

Q6: ¿Qué es un caballete de pintura de campo?

Los caballetes de pintura de campo son aquellos que cuentan con estructuras plegables y ligeras diseñadas para transportar fácilmente el mueble. Por lo general, se encuentran fabricados en aluminio, ya que es un material resistente que no aporta mucho peso a la estructura y es fácil de manejar.

Este tipo de caballetes son muy prácticos para usarse al aire libre, siendo los preferidos por artistas que gusten de pintar paisajes naturales o urbanos.


Q7: ¿Cómo limpiar el caballete de pintura?

Para limpiar adecuadamente tu caballete de pintura, antes debes considerar el tipo de material; si está hecho de madera o de metal.

En el primer caso, las manchas de pintura serán un poco difíciles de quitar una vez secas, por lo que puedes enfocarte en mantenerlo libre de polvo y tratar de limpiar los derrames de pintura al instante. De esta forma podrás mantenerlo como nuevo por más tiempo.

En el segundo caso, el aluminio es más fácil de cuidar, ya que podrás usar un paño húmedo para quitar los restos de pintura o también alcohol para aflojar las manchas secas.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS