Nombres de niños: significado y origen

Última actualización: 02.12.20

Buscar por letra

Buscar por categoría

 

Elegir el nombre de nuestro hijo es una decisión importante para la que, quizá, no tengamos idea de por dónde empezar. La buena noticia es que existen muchos nombres que se adaptarán a tus gustos, siendo conveniente investigar el significado y origen de aquellos que son tendencia en la actualidad.  

 

Existen muchos nombres masculinos que podríamos utilizar para llamar a nuestro hijo y es probable que ya tengas uno definido, pero si no es tu caso, actualmente contamos con muchas herramientas que nos pueden ayudar a elegir un buen nombre. En Internet consigues un sinfín de páginas que tienen buscadores de los nombres de niños más usados en diferentes regiones de España o del mundo, e incluso te indican qué significan y de dónde provienen.

Así que, si eres de las personas tradicionales que desea usar nombres bíblicos puedes hacer tu lista con nombres hebreos, los cuales son muy originales. Pero si prefieres nombres de niños modernos, en este post haremos un listado de diferentes nombres utilizados a lo largo de los años en distintas culturas, desde nombres celtas, latinos, portugueses, entre otros, que te podrían servir de inspiración para tomar esta importante decisión. Aunque, primero vamos a hablar un poco del concepto y significado de los nombres, para determinar su importancia.

 

¿Por qué es importante saber el significado y origen al elegir un nombre de niños?

Para dar respuesta a esta interrogante debemos partir del concepto de nombre propio, vale decir, ese sustantivo utilizado para designar a las personas. Es la determinación lingüística que nos define e identifica con respecto a los demás. El nombre es uno de los rasgos que nos hace únicos e irrepetibles.

Ahora bien, existe una disciplina derivada de la Lexicología y cercana a la rama de la Historia, que se encarga de estudiar el origen etimológico de los nombres propios, así como de los apellidos, su contexto histórico y su significado, conocida como Antroponimia u Onomástica.

En este contexto, podemos destacar que conocer lo que significa un nombre es enriquecedor para la sociedad y de allí su importancia. El nombre dice mucho de la esencia de una persona, podría determinar sus cualidades y personalidad, considerándose que ese signo distintivo será la imagen de lo que significa ese nombre para una determinada familia y su entorno, con esa denominación se inicia su reputación, de tal manera que en función de sus acciones el resto de las personas lo reconocerá y al mencionarlo, de inmediato será recordado. 

Si haces un recorrido por la historia, te darás cuenta que la elección del nombre tiene un valor importante, por lo que muchas veces los padres se decantan por escoger nombres para niños que han sido emblemáticos, pensando en la honorabilidad de ese personaje histórico y del impacto que podría tener en sus vidas. 

Por ejemplo, el nombre Lucas proviene del latín Lucius que deriva del vocablo lux y su significado es “luz” o “claridad”, siendo un nombre importante en el cristianismo por ser uno de los apóstoles de Jesús. Por su parte, el significado de Daniel es “justicia de Dios” o también “Dios es juez justo”. Se trata de un nombre compuesto por Dan (“juez”, “justo”) y el sufijo ël, uno de los nombres hebreos que se le da a Dios, por lo tanto es un nombre de origen hebreo. Según la biblia, Daniel es el nombre que Jacob y Raquel le dieron a uno de sus hijos, que al momento de recibirlo exclamaron: “Dios es justo al darme este hijo”.

 

¿Cómo elegir un nombre entre tantas posibilidades y no fracasar en el intento?

Al enterarte que estás embarazada, es muy probable que comiencen a surgir muchas interrogantes y dudas con relación a todo lo nuevo que involucra la llegada del bebé; siendo el nombre uno de los motivos de angustia en muchas parejas. Sobre todo, cuando toda la familia se entromete, dando su opinión y diferentes puntos de vista respecto a esa palabra que debería identificar al nuevo miembro del hogar.

En este sentido, es importante saber que esa decisión es únicamente de los padres del niño y son ellos quienes deben elegir -sin estrés- el mejor nombre que consideren para su pequeño. Muchas veces, el nombre es elegido en el momento del nacimiento del bebé, cuando los padres miran su rostro por primera vez. También, puede suceder que las personas ya hayan elegido el nombre para sus hijos desde mucho antes de estar embarazadas.

Un consejo importante para cualquier caso es asegurarte de que el nombre elegido se pronuncia con facilidad. En especial si utilizas nombres de otros países o que son traducidos, ya que posiblemente muchas personas, por no decir todas, tendrán problemas para pronunciar correctamente el nombre del niño. También debes asegurarte que el posible diminutivo del nombre que escojas es agradable, o que la combinación con los apellidos no implica una frase hilarante, ya que así evitarás que sea objeto de bromas en el futuro.

Así que, si quieres elegir el mejor nombre para tu hijo, ten en cuenta los siguientes tips que deberías revisar al momento de tomar una decisión:

Tradición familiar. Antiguamente era acertado utilizar el nombre del padre o del abuelo para el primer hijo, quedando como costumbre y muchas familias tradicionalistas consideran que debe ser así. Actualmente, esto no es obligatorio, pero queda en manos de los padres la decisión de usar el mismo nombre del familiar, para que pase de generación en generación, o alejarse del paradigma y usar un nombre distinto.

Nombres de moda. También es común que los padres utilicen nombres que están de moda en un momento histórico determinado, debido a que el nombre tiene una relación directa con la cultura popular. Tal es el caso del aumento de nombres ligados a algún protagonista de una serie televisiva o de una película taquillera. No es de extrañar, que por allí aparezca algún niño llamado Khal Drogo, en honor al personaje de la serie Game of Thrones (Juego de Tronos). Pero, en este contexto, te recomendamos pensar muy bien el nombre de moda que quieres ponerle a tu hijo, teniendo en cuenta que ese nombre lo acompañará toda su vida. Trata en lo posible de evitar los nombres de niños raros, como, por ejemplo: James Bond Cero Cero Siete. Probablemente, tu hijo no se sienta orgulloso. 

Por origen. Un criterio de búsqueda acertado para elegir nombres de niños varones es el lugar donde nacerá el pequeño, o la existencia de una afinidad particular con un lugar determinado. En estos casos, utilizar la antroponimia para conocer la etimología del nombre, su procedencia o para saber cuál es el nombre más común en una región específica puede ser muy útil. Un dato curioso en este sentido, lo encontramos en el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), donde aparece que para enero del año 2019 el nombre más común en España fue Antonio con 666.584 apariciones, siendo un nombre que probablemente proceda de Grecia, aunque muchos consideran que deriva del latín y significa “valiente”. 

Por santoral. También es muy normal elegir el nombre según el santoral del día en que nace el niño, siendo esta una manera más fácil de darle la vuelta a esta decisión y quedar bien con todos los miembros de la familia, resultando muy ventajoso, porque llegas a celebrar cumpleaños y santo de una sola vez.

El significado. Si te decantas por el criterio del origen del nombre, puedes aprovechar para investigar sobre su significado, considerando que en muchos casos el significado puede derivar en nombres originales para niños y resultan ser muy curiosos. Por ejemplo, el significado de Juan es el “fiel a Dios” y procede del hebreo Yohannan.

Nombres prohibidos. Existen regulaciones en España que ponen límites a la libertad de elegir el nombre de un niño, por lo que está prohibido usar nombres ofensivos o nombres con doble sentido, los cuales puedan resultar perjudiciales para quien lo lleva. Entre los ejemplos de nombres prohibidos, podemos mencionar: Caca, Hitler o Engendro.

Algunos ejemplos de nombres interesantes para niños

La elección de nombres de niños es una tarea que requiere tiempo y dedicación. Pensando en ello, hemos preparado una lista que podría servirte como referencia y facilitar tu decisión, con un análisis de su origen y su significado.

Para los interesados en nombres de niños cortos y bonitos, existen muchas ideas de nombres sencillos y que tienen un significado llamativo, los cuales resaltan por su pronunciación y fonética. A continuación te presentamos los nombres que más atrajeron nuestra atención:

Ian: Este nombre tiene un origen hebreo, porque deriva de Juan, que significa “fiel seguidor de Dios” o “aquel dado por el Señor”, aunque es una adaptación de la lengua inglesa respecto al nombre celta Iain.

Gael: Su origen es celta y del bretón derivado de Iudael, que significa “señor generoso”. 

Erik: Se trata de un nombre de origen germánico que significa “gobernante eterno”.

Entre otros nombres de niños cortos mencionamos los siguientes:

Adam: Es la derivación inglesa de Adán, nombre hebreo que según la Biblia significa “hecho de tierra”, aunque también se dice que quiere decir “hombre”, “sangre” y “rojo”. 

Zach: Es el diminutivo del nombre hebreo Zacarías o Zachary, proveniente del término “zekjar-yáh”, que significa algo así como “Dios se acuerda”.

Nil: Un nombre de origen griego que procede de la palabra “neilos”, que quiere decir “lo que Dios regaló a la vida”. También se trata de un nombre catalán que deriva de la traducción que se hace del río Nilo en Egipto.

Noah: Si estás buscando nombres de niño cortos y dulces, Noah podría gustarte mucho, ya que su origen es hebreo y deriva del nombre bíblico Noé, que quiere decir “confortar, aliviar y consolar”.

Pero, si te gustan los nombres vascos de niño, también pensamos en ello y elegimos los más llamativos:

Iker: Este nombre vasco deriva del término euskera “Ikerne”, que quiere decir “visitación de la Virgen”. Aunque también podría significar “portador de buenas noticias”. 

Javier: Es procedente del término euskera “etxe-berri” y significa “aquél que viene de la casa nueva”. En la versión catalán se escribe Xavier y en Galicia o en la región vasca se escribe Xabier.

Unai: Proviene del euskera y se traduce como “pastor o vaquero”.

Ahora bien, si te decantas por elegir nombres españoles, el INE que es el organismo al que hicimos referencia en líneas anteriores, tiene en su análisis estadístico, que además de Antonio, los nombres más comunes en España son:

Hugo: Un nombre de origen germánico, derivado del término “hug”, que se podría traducir como “inteligente” o “brillante”, lo que quiere decir “hombre sabio”. En las estadísticas mencionadas este nombre aparece 3.536, por lo que se deduce que es muy utilizado entre los españoles.

José: Es un nombre derivado del hebreo Yosef, que se traduce como “Dios agregará” y es muy frecuente en España, donde su diminutivo es Pepe.

Manuel: Este nombre deriva del hebreo “Emmanu” y “El” o Emmanuel, traduciéndose de forma combinada como “Dios está con nosotros”. También es muy usado por los padres entre los nombres de niños españoles, siendo común ver como variantes a Manolo o Manu.

Por otro lado, si te interesa usar nombres de otras fronteras, podrías pasearte por los nombres brasileños más comunes, que son derivados de los nombres portugueses, para elegir una denominación más original para tu hijo. Un ejemplo de esto es Ayrton, un nombre originario de Portugal con el cual se designaba a los mensajeros en los feudos de la edad medieval. También Neymar es un nombre interesante, teniendo en cuenta que así se llama el famoso jugador de fútbol de origen brasileño Neymar da Silva Santos Júnior, muy popular en España. Este nombre significa «venido del mar».

En definitiva, esperamos que este post sea de mucha utilidad para los padres indecisos que aún no tienen idea de qué nombre elegir para sus niños, sabiendo que existe todo un mundo de posibilidades para escoger. Así que, ya sabes, si ninguno de estos nombres te parece agradable, también puedes hacer una lista de nombres latinos que podrían gustarte, o si prefieres el calor de los países americanos, te conviene revisar entre los nombres mexicanos y los nombres argentinos, para determinar cuál se adaptaría mejor a tu pequeño príncipe.

Al final, una vez que has elegido el nombre sabremos que querrás incluirlo en la decoración de la habitación, personalizar sus pertenencias y hasta tener etiquetas para ropa, que evitarán confusiones cuando empiece la escuela. Pero, recuerda que este nombre acompañará a tu hijo toda su vida, por lo que debes hacer la elección correcta. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments