Preguntas más frecuentes sobre Típex

Última actualización: 19.04.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar un típex?

Si las actividades de tu calendario o agenda cambian con frecuencia, entonces debes tener siempre a la mano tu típex.

En caso de ser líquido, agita bien la botella o el bolígrafo antes de aplicar un poco sobre el dato que quieres cambiar.

Esparce la tinta con la punta del bolígrafo o el pincel, según sea el caso.

Lo importante es dejar secar y ya estará lista para escribir en ella.

Por otra parte, para el de cinta, es muy importante tener el papel sobre una superficie firme, ya que se debe tomar el dispensador, apoyar el dedo índice en su parte superior y presionar continuamente hasta el final, se levanta y se escribe de una vez.

Si queda cinta suelta, esta se rebobina, sin problema, para devolverla a su rueda. 

 

Q2: ¿Cómo quitar típex de la ropa?

La característica de secado rápido del típex hace que su quitado amerite algo más que agua al principio.

Lo ideal es raspar la mancha primero hasta donde sea posible, después aflojar lo que queda con quitaesmalte sin acetona y, por último, pasar la pieza por agua tibia jabonosa, cepillar y enjuagar.

En caso de que la ropa sea de una tela fina como la seda, el uso de vinagre es preferible al de quitaesmalte y debes ser muy cuidadoso con el cepillado.

 Q3: ¿De qué está hecho el típex?

El típex de cinta está hecho de diferentes materiales plásticos. El PET es uno de los más valorados dado que es una película altamente resistente a roturas. Por lo general, este tipo de típex se presenta en dispensadores plásticos transparentes o de colores.

Por otro lado, el típex de tinta se logra gracias a polímeros elásticos líquidos y solventes entre los que podría nombrarse la nafta de petróleo, óxido de titanio y alcoholes minerales.

 

Q4: ¿Cómo borrar bolígrafo sin típex?

Aunque el típex te hace desaparecer el error en segundos, es válido que quiera intentarse borrar sin él porque no te guste o, sencillamente, no lo tienes a mano y debes solucionar.

Si estás escribiendo con bolígrafo y te percatas de un error, lo primero es no tratar de removerlo de inmediato, ya que podrías causar una mancha mayor.

El mercado oferta borradores especiales para tinta que pueden venir en lápices o barras. 

Lo importante es saber que no pasas el borrador y ya, sino que por ser un poco duro debe pasarse lenta y delicadamente de izquierda a derecha hasta que comiences a ver que la tinta empieza a desaparecer. 

Otra forma efectiva, es empapar un hisopo o bastoncito en alcohol o quitaesmalte para ponerlo sobre la tinta que se desea borrar, se presiona y frota.

Este método funciona, pero debe hacerse con mucho cuidado y paciencia para que el papel no se rompa. 

 

Q5: ¿Dónde tirar el típex? 

Una vez usado y terminado el contenido, los botes, bolígrafos y dispensadores podrían ser reciclados como plástico.

Sin embargo, hay que estar atento a las sugerencias.

La carcasa plástica de un dispensador de cinta se acepta en el contenedor de envases, no obstante, para los de corrector líquido se aconseja no colocarlos en el contenedor de resto, ya que están catalogados como productos peligrosos del hogar.

 

Q6: ¿Cómo arreglar un típex? 

Para el típex líquido lo mejor es usar un disolvente que su marca recomiende. Podrías también ir a una tienda de pinturas y comprar uno genérico, pero para ese uso.

Dependiendo de lo grumoso o seco que esté, puedes iniciar con tres o cuatro gotitas y después ir viendo.

Agrega el producto al corrector líquido y agítalo muy bien aproximadamente por un minuto, prueba y decide si debes repetir o no el proceso. 

En caso de que sea que la cinta se atascó, abrir la carcasa es el primer paso. Observa en cuál de las dos ruedas está el problema.

Desenrolla la cinta, arréglala y después vuelve a enrollarla respetando el sentido en el que estaba, de lo contrario, podría atascarse de nuevo o romperse.  

 

Q7: ¿Quién inventó el típex?

La totalidad de las versiones atribuye la invención del típex a una mecanógrafa estadounidense para la década de los 50.

Bette Nesmith Graham quien era aficionada a la pintura y dedicada a la mecanografía como ocupación encontró en un tipo de pintura blanca la solución a la necesidad de corregir errores mientras tipeaba en su máquina de escribir.

Ella misma desarrolló y perfeccionó la fórmula a la que primero llamó Mistake out y que después se comercializó por el mundo como Liquid Paper tal como aún se le llama hoy día.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS