Cómo conseguir el cambiador ideal para espacios pequeños

Última actualización: 18.11.19

 

Por distintas razones, el uso de viviendas cada vez más pequeñas se ha proliferado en los últimos tiempos. Quizás responda a un asunto de la medición poblacional o a la idea de que no se hace necesario disponer de grandes cantidades de espacio para gozar de una vida plena y feliz. En este sentido, contar con ideas para lograr tener todo lo que necesitas pero sin que te ocupe un espacio excesivo es fundamental, sobre todo cuando se refiere a las cosas de los bebés.

En este sentido, la necesidad de tener distintos productos para darles comodidad y hacer nuestra vida más fácil es un hecho y, aunque intentemos evitarlo, la realidad nos llevará a que esa pequeña personita ocupe mucho más que el lugar de honor en nuestro corazón; sus cosas se adueñarán del 80% del mobiliario de la casa.

Aunque en épocas anteriores las mujeres criaban a sus pequeños sin tantos elementos, la realidad es que estamos en una época muy agitada, donde las madres y los padres trabajan fuera de casa, deben atender al transporte, las compras diarias, el pago de facturas, etc., haciendo que una ayuda extra sea bastante valiosa.

De allí las ventajas de tener un cambiador en casa, pues nos ayudan a que el proceso de cambio de pañal y de ropa de los bebés, sobre todo en las noches, se ejecute de forma mucho más práctica que hacerlo directo en la cuna o sobre nuestra cama.

También son muy seguros y fabricados con buenos materiales que les brindan confianza y seguridad a los padres en todo momento. Pero, al elegir, es mejor fijarse en ciertos aspectos que pueden ayudar a que la organización de la casa no caiga en caos. Y, en vista de esto, los fabricantes se han dado a la tarea de diseñar distintos tipos de cambiadores (puedes encontrar algunas opciones de compra aquí).

 

 

Los mejores estilos

Para hacer frente a la necesidad de ahorrar espacio, existen estilos muy interesantes de cambiadores, por lo que a nosotros solo nos quedará decidirnos por el que mejor se adapte a nuestros gustos e intereses.

Los que son con bañera incorporada resultan bastante útiles porque cumplirán dos funciones en una, permitiendo no solo ahorrar espacio sino también dinero, ya que es posible conseguir un muy buen precio.

Además, existe la posibilidad de encontrar modelos que son de bañeras flexibles, lo que permite plegarlas al terminar de utilizarlas, haciendo un ahorro de espacio aún mayor. Sin embargo, las rígidas son las más comunes en estos casos, e igual van muy bien.

Por otro lado, hay cambiadores individuales que también son plegables. Al igual que en el caso anterior, ofrecen la posibilidad de colocarlos y quitarlos cuando se acabe el tiempo de uso, permitiendo que ocupen el menor espacio posible.

Como tercera opción se cuentan los cambiadores de pared, tales como los que se usan en baños públicos. Este hecho facilita que el mismo no ocupe espacio físico en el suelo, sino un espacio aéreo que permite darle utilidad a la parte baja según sean las necesidades, ya sea que se coloque una mesa o un pequeño gavetero con la ropa del bebé para tenerla más fácil al alcance.

En este tipo de cambiadores hay que tener mucho cuidado que las bases verticales estén correctamente fijadas a la pared ya que no existirá soporte inferior que le dé mayor resistencia.

Aunque quizás parezca un poco extraño para incluir en esta lista, los cambiadores de bebés de viaje son de las mejores opciones a la hora de ahorrar espacio, pues se cubren todas las necesidades que surgen al salir de casa y en dimensiones bastante reducidas.

Este tipo tiene sus ventajas y desventajas; como aspecto positivo destaca que ocupan muy poco espacio, vienen con su bolso para llevar y son muy prácticos. No obstante, no tienen apoyo, por lo que habrá que tener siempre disponible un lugar donde asentarlo, ya sea que se trate de un asiento o una cama.

 

 

Bajo este mismo esquema se presentan los cambiadores portátiles, pues igualmente resultan muy útiles para llevar a cualquier parte en el día a día. Ya que su peso es muy ligero, no causarán mayores conflictos con todos los utensilios normales que hacen falta para el bebé, logrando de esta forma que podamos hacer sus cambios en los momentos que resulten más oportunos.

Para los padres que están a tono con la moda y les gusta lucir una apariencia cuidada siempre, hay cambiadores que se transforman en bolsos y que mantienen diseños bastante cautivadores, para combinar con cualquier outfit, haciendo que no solo estén muy elegantes, sino que también puedan atender a su bebé en el momento en que así lo demande y sin perderse de ir a esa actividad que tanto habían esperado.

Hay que considerar que ciertos cambiadores de grandes dimensiones también pueden ayudar a ahorrar espacio aunque ocupen mucho más de lo mencionado hasta ahora. Esta afirmación se basa en que pueden tener otra utilidad que hace que valgan mucho la pena.

Tal es el caso de los cambiadores que incluyen gaveteros. Siempre hará falta un lugar donde organizar toda la ropa y las cosas del bebé y hará falta uno de estos muebles. Pues bien, si de hecho puedes conseguirlo con el cambiador ya estarías aprovechando un 2 por 1.

En este sentido, las cunas que incluyen el cambiador también son útiles, pues se estaría aprovechando el mismo espacio que ya utiliza el bebé para dormir. Además, estas suelen ser removibles, por lo que al momento en que no haga falta utilizarlo, se pueden quitar y colocar en algún lugar donde no estorbe.

A veces parece que no damos para organizar todas las cosas que tenemos y menos cuando un nuevo integrante viene a formar parte de la familia. Pues bien, en estos casos lo principal es lograr organizar la mente para posteriormente organizar el entorno, a sabiendas de que un espacio bien aprovechado será fundamental para que todo luzca muy ordenado y en su santo lugar.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...