Los 7 Mejores Cambiadores para Bebé de 2022

Última actualización: 08.12.22

 

Cambiador para bebé – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Uno de los momentos especiales que compartirás con tu hijo es el cambio de pañales y estos se repetirán muchas veces en el día. 

Si buscas un mueble espacioso y con bañera integrada, el Safety 1st Dolphy puede ser el producto indicado. Posee una superficie acolchada removible, bajo la que se encuentra una conveniente bañera plástica. Además, gracias a sus múltiples compartimentos podrás tener a mano todo lo necesario.

Otro cambiador destacado es el modelo Plastimyr 5970063, que incorpora una bañera con desagüe y un cambiador removible, dispuestos en la parte superior de una cómoda fabricada en plástico PVC de agradable tacto, con cuatro espaciosos cajones frontales.

12

Productos
analizados

15

Horas
invertidas

Tabla comparativa

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 7 Mejores Cambiadores para Bebé – Opiniones 2022

 

Para ayudarte en tu búsqueda hemos resumido las características de varios productos que destacan entre los mejores cambiadores para bebé del 2022, recomendados por los usuarios y respaldados por los fabricantes.

 

Mueble cambiador de bebé

 

1. Safety 1st Dolphy Cambiador Banera bebé 2 en 1

 

Los muebles cambiadores son productos de gran utilidad para los padres, ya que les permite ofrecerles a sus pequeños una superficie adecuada para cambiarlos diariamente.

Además, dependiendo del modelo, podrán tener en dicha estructura todos los artículos de aseo personal del pequeño, para una mejor experiencia de uso.

Este el caso del presente mueble cambiador de bebé de la casa Safety 1st, que ha sido diseñado con una superficie acolchada y segura para colocar al infante.

Esta cubierta la podrás remover fácilmente para acceder a una conveniente bañera integrada en dicha área.

Asimismo, dispondrás de una serie de compartimentos, toalleros, una malla y una bandeja inferior de mayor tamaño.

Por otra parte, tenemos el sistema de rodamiento anexado a las cuatro bases de la estructura junto a sus respectivos mecanismos de bloqueo.

De esta manera, resulta sencillo movilizar la estructura de un espacio a otro fácilmente y dejar en el pasado cualquier temor a que suscite algún deslizamiento inesperado.

Este es un producto dos en uno y podría ser el mejor cambiador para bebé del momento. Conoce más acerca de este modelo.

 

Pros

Rodamientos: Podrás movilizar fácilmente la estructura gracias a la incorporación de un sistema de rodamientos en las bases.

Compartimentos: El cambiador ha sido provisto con varios compartimentos que te permitirán acceder rápidamente a los artículos del bebé.

Bañera: Se incorpora una bañera fija bajo la superficie del cambiador, a fin de bañar al bebé con facilidad.

Colchón: El colchón anexado ofrece una superficie cómoda para que coloques al niño mientras lo cambias.

 

Contras

Montaje: El cambiador requiere de un previo montaje de algunas de sus partes, pero esta resulta una tarea sencilla.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cómoda cambiador de bebé

 

2. Plastimyr Bañera con Cajones y Cambiador

 

Con este producto de Plastimyr disfrutarás de una estructura funcional, que podrás usar para cambiar y bañar al bebé.

Asimismo, su diseño es adecuado para que almacenes la vestimenta y objetos del cuidado personal del infante.

Se trata de un mueble fabricado en plástico PVC, que es un material resistente, rígido y de buena estabilidad.

Dicha estructura incorpora un total de cuatro cajones con tiradores tipo ranura, para una rápida apertura y cierre seguro.

Además, el equipo posee en la base un sistema de rodamientos, con el propósito de facilitar su movilización.

Por otra parte, está la parte superior de la cómoda cambiador de bebé, en la que se integra una conveniente bañera con desagüe y una bandeja lateral, pensada para colocar en ella el jabón, champú y esponja de baño.

De igual manera, podrás colocar sobre la tina un cambiador acolchado y con formato antivuelco, que evita la caída inesperada del niño.

Plastimyr podría ser la mejor marca de cambiadores para bebé. Conoce los principales aspectos de este mueble con triple función.

 

Pros

Ruedas: Se incorpora un sistema de rodamiento en las base de la estructura, que permite una rápida movilización.

Bandeja lateral: Gracias a la pequeña bandeja lateral, es posible tener a mano el champú, el jabón y la esponja del bebé.

Limpieza: Debido a la fabricación sintética de la estructura, podrás limpiarla con un paño húmedo.

Diseño: Con este modelo dispondrás de tres productos en uno, ya que sirve como cambiador, bañera y cómoda.

 

Contras

Cajones: Es posible que la apertura de los cajones sea un poco liosa para algunas personas, requiriendo aplicar un poco de fuerza.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Colchón cambiador de bebé

 

3. Bébé-Jou 6800103.0 Cambiador plastificado

 

Para aquellos padres que buscan cuál es el mejor cambiador para bebés, muchos usuarios recomiendan este modelo de Bebé-Jou, un colchón cambiador de bebé plastificado para cómodas, bañeras y convertibles.

Este producto tiene un diseño ergonómico que le da un excelente soporte a la cabeza y al cuello de tu bebé.

Además, reduce la presión ejercida en el cuerpo del pequeño durante los cambios de pañales o ropa.

Asimismo, tiene colores y dibujos divertidos e innovadores. Por otro lado, las dimensiones de este cambiador son de 72 x 44 x 9 cm y su peso es de 540 gramos, así que será fácil moverlo de lugar y colocarlo donde lo necesites, además de ser muy fácil de limpiar por su revestimiento plástico.

Si aún no sabes qué cambiador para bebé comprar para colocarlo en la cómoda de tu bebé, este modelo es muy recomendado por varios usuarios gracias a su diseño ergonómico, por eso resumimos sus aspectos positivos y negativos para ayudarte en tu decisión.

 

Pros

Diseño: El colchón está diseñado para ofrecer confort a tu bebé, siendo ergonómico y reduciendo la presión sobre el cuerpo del niño al cambiarlo de pañales o ropa.

Colores: Este colchón está disponible en diversos colores y dibujos.

Tamaño: Este cambiador tiene unas medidas de 72 x 44 x 9 cm, por lo que es adecuado para diversos tipos de cómodas, bañeras y convertibles.

 

Contras

Sistema antivuelco: El cambiador no tiene un sistema anti vuelco, de esta forma los niños cuando ya aprenden a darse la vuelta pueden caerse si no tienen supervisión.

Superficie de apoyo: Algunos usuarios comentan que la superficie de apoyo es pequeña y al cambiar al niño, si este se orina todo el líquido se va al centro.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Bañera cambiador de bebé

 

4. CAM Il Mondo del Bambino art.C209 Bañera Cambiadores

 

Esta es una bañera cambiador de bebé fabricada con tubos metálicos de cuerpo resistente y ligero, barnizados con pigmento en tono blanco.

Además, dicha estructura ha sido provista con un conveniente sistema de rodamientos en sus cuatro bases, pensado para facilitar su desplazamiento de un área a otra de la sala.

Asimismo, destaca el área superior del producto, en la que se encuentra una espaciosa bañera de polímero rígido, libre de agentes tóxicos como el BPA y de agradable tacto.

Su interior posee algunos apoyos en goma suave, para que el niño pueda adquirir una correcta posición, sin volcarse mientras lo bañan.

De igual manera, puedes colocar sobre la tina el cambiador acolchado e impermeable, con mecanismo desplegable hacia uno de los laterales.

En la parte inferior de la estructura está una bandeja inferior para la colocación de las toallas, pañales, ropa y artículos de higiene del bebé.

Si buscas un cambiador para bebé de fácil manipulación, los pros y contras de este modelo podrían resultar convenientes.

 

Pros

Rodamientos: Los rodamientos incorporados en las bases facilitan el desplazamiento del cambiador.

Plegable: Ahorrarás espacio al almacenar el cambiador, debido a su diseño plegable.

Bandeja lateral: Podrás tener a mano el jabón y el champú, gracias a la bandeja lateral.

Fabricación: Disfrutarás de un soporte seguro para el niño, porque la estructura fue fabricada con materiales resistentes.

 

Contras

Manual de instrucciones: A pesar de que no se incorpora un manual de instrucciones, el proceso de montaje no será un inconveniente porque es intuitivo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cambiador de bebé plegable

 

5. Lindo 567501 Brevi Cambiador de pañales y baño

 

La utilidad de tener un cambiador de bebé plegable se evidencia a la hora de viajar, visitar a los abuelos y almacenar en poco espacio el mueble, por esa razón este modelo de Lindo está entre los mejores cambiadores para bebé del 2022. 

El marco metálico y plegable de este cambiador posee revestimiento antideslizante en los pies, para aumentar la seguridad cuando está en uso.

Por su parte, la función de bañera es muy útil gracias a la cubeta anatómica que incorpora jabonera lateral y un drenaje para facilitar el vaciado.

En cuanto a la función de cambiador, la superficie tiene una protección antivuelco muy útil y la estructura es capaz de resistir hasta 11 kg.

Adicionalmente, la bandeja inferior ofrece espacio para organizar pañales, toallitas húmedas y demás artículos de aseo personal. 

Este modelo está disponible en dos opciones, Pearl Bunny y Beige, ambas presentaciones son colores neutros y totalmente unisex. 

Si no sabes qué cambiador para bebé comprar debes darle un vistazo a las características más destacadas de este modelo para decidir si comprarlo o no.

 

Pros

Estructura: La base metálica y plegable tiene pies antideslizantes para tener mayor firmeza cuando está completamente abierta.

Funcionalidad: El cambiador funciona también como bañera, pues incluye una cubeta amplia y resistente.

Diseño: El cambiador está disponible en color gris y beige con estampados unisex. 

Drenaje: La bañera incorpora un tubo de drenaje que hace más fácil el vaciado sobre el lavabo o la ducha. 

 

Contras

Cubeta: La cubeta es totalmente lisa y no tiene reductor o asiento para recién nacidos.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Colchoneta cambiador de bebé

 

6. Belino 608650 Cambiador plastificado

 

Muchos usuarios consideran que este es el mejor cambiador para bebé de relación calidad precio, pues es funcional, con materiales de óptima calidad y barato.

Tiene un peso de 996 gramos y dimensiones de 48 x 70 x 8 cm, pudiéndose colocar en diversas bañeras, cómodas y convertibles.

Asimismo, tiene la resistencia necesaria para soportar a niños de hasta 2 años de edad y brindar confort a los bebés, pues está fabricado con espuma de alta densidad que ofrece soporte a tu bebé.

Además, incorpora una toalla de rizo de algodón extraíble para lavarla sencillamente.

Por otro lado, esta colchoneta cambiador de bebé viene en diferentes colores y con diversos dibujos.

Este cambiador para bebé es uno de los más baratos del mercado.

No obstante, posee ciertas cualidades que lo distinguen en su categoría y que te contamos a continuación para que conozcas sus aspectos positivos y negativos.

 

Pros

Materiales: Este cambiador está fabricado con espuma de alta densidad, asimismo, su exterior está plastificado e incorpora una toalla de rizo de algodón.

Variedad: Está disponible en colores gris, beige, rosa y turquesa, además, tiene diferentes diseños para escoger el que más te guste o combine con la habitación del bebé.

Limpieza: La toalla del centro es totalmente extraíble y se puede lavar a máquina. Mientras que para el exterior solo se necesita pasar un paño húmedo o toallitas.

 

Contras

Recambios: Algunos usuarios comentan que debería existir la posibilidad de comprar recambios para la toalla, porque al lavarla se encoge y no tienen otra para usar.

Derrames: Este modelo no es plastificado, así que se debe tener cuidado con los derrames accidentales y ponerlo a secar rápidamente para evitar malos olores y manchas.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cambiador portátil de bebé

 

7. Cambrass Star 1471 Cambiador de Viaje

 

Este cambiador portátil de bebé está diseñado para que puedas tener a mano, en todo momento, lo necesario para cambiarle el pañal a tu hijo.

Además, está confeccionado de manera que pueda aportarle el mayor confort al pequeño, ofreciendo la comodidad adecuada durante cada sesión de cambio.

Del mismo modo, por ser plegable y de reducidas dimensiones, es fácil de llevar a cualquier lugar, favoreciendo su desplegado rápido en caso de ser necesario de improvisto.

Otro aspecto importante es que cuenta con una cara plastificada y con hidrófuga, para que nada pueda penetrar la fibra y ocasionar daños internos.

Su otra cara es de textil suave para que puedas usarla como una colchoneta tradicional de ser necesario.

Aunado a ello, mantiene distintas presentaciones de color, conservando su bonito diseño estrellado, para que puedas elegir el que más te guste, adaptándose a tus necesidades sin que sea un problema.

Siendo un cambiador portátil es importante que ocupe poco espacio y que cumpla con algunas características, por lo que a continuación te damos un resumen de las mismas.

 

Pros

Plegado: Queda muy bien plegado y sin mucho esfuerzo, permitiendo que lo puedas llevar a donde vayas.

Aseo: Se puede lavar con facilidad gracias a su superficie impermeable.

Acolchado: Es muy mullido, lo cual es bueno para que tu bebé se encuentre cómodo mientras le cambias el pañal.

 

Contras

Cierre: Este producto mantiene un cierre que utiliza velcros pequeños para sostenerse, lo que no le gusta a muchos usuarios.

Tamaño: Según comentarios, es un cambiador un poco pequeño pudiendo resultar insuficiente para bebés grandes.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Accesorios para cambiador de bebé

 

Funda para cambiador de bebé

 

Lilly and Ben ajustable

 

Siempre es necesario contar con fundas de cambio para proteger algunos productos de bebé como los cambiadores y las colchonetas.

En este sentido, Lilly and Ben presentan una par de fundas resistentes que no se encogen, arrugan o decoloran con los lavados, manteniendo su forma durante largo tiempo.

Además, la tela es mullida, por lo que no se podrá ver a través de ella, permitiendo una protección completa.

Del mismo modo, la superficie de la funda para cambiador de bebé es suave y delicada con la piel del niño, gracias a su fabricación en 100% algodón, lo que también la hacen ser efectivamente absorbente, en caso de que se produzcan fugas o derramamientos.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Guía de compra

 

Si vas a tener tu primer bebé, seguramente has pensado en adquirir todos esos objetos diseñados para cuidar al pequeño en las mejores condiciones y que están al alcance de tu presupuesto.

Uno de ellos es el cambiador, el lugar que os servirá para hacer los numerosos cambios de pañal que el pequeño necesita dentro o fuera de casa.

En el mercado hay tantos modelos con diseños similares o diferentes que hemos traído para ti un resumen en forma de guía para comprar el mejor cambiador para bebé y así puedas invertir tu dinero con inteligencia.

Diseño

Al hacer una comparativa de cambiadores para bebé te darás cuenta de que existe una gama variada de modelos en esta categoría que, si no tienes claro lo que quieres, quizas te dificulte aún más tu elección.

Por esta razón, debemos empezar por identificar los cambiadores tipo muebles, que son funcionales para guardar la ropa del bebé en los cajones que disponen para tal fin, así como los artículos personales para la higiene del pequeño.

En la encimera está la superficie acondicionada para recostar al bebé cómodamente y realizar el cambio.

Muchos de estos muebles están diseñados para hacer juego con la cuna u otros enseres en la habitación del bebé, así lograrás una armonía en la decoración.

Esto también se aplica para los modelos portátiles, disponibles en diferentes colores y hasta aquellos que vienen como un complemento en los bolsos para salir con el bebé.

 

Materiales

Relacionado con el aspecto anterior, es importante identificar el tipo de material acorde al diseño del cambiador.

Es recomendable que los de tipo encimera estén fabricados en un material resistente como la madera o un derivado para ofrecer mayor durabilidad, considerando el hecho de que cuando el bebé crezca seguirá utilizando el cambiador como guardarropa o cómoda.

Generalmente, este aspecto determina cuánto cuesta el producto.

En este sentido, hay otro tipo de cambiadores plegables que cuentan con una estructura metálica y estable, pero ligera, que es fácil de transportar, almacenar y montar para que el uso del cambiador sea muy sencillo.

Considerando estos tipos principales, debemos acotar que la superficie sobre la que se coloca al bebé debe ser acolchada y tener un revestimiento impermeable para evitar los daños por derrames ocasionales de líquidos, que son más frecuentes de lo que imaginas durante el cambio del pañal.

 

Seguridad y limpieza

Una de las normas más importantes para utilizar un cambiador para bebé es nunca perder de vista al pequeño ni desatenderlo un instante.

Aunque cuando están recién nacidos su movilidad es escasa, al entrar al cuarto mes muchos bebés empiezan a moverse con más fuerza y pueden voltearse, lo que sería un peligro si están sobre un cambiador sin supervisión.

Para este tipo de objetos, muchos fabricantes incorporan posicionadores que ayudan a evitar que el bebé se mueva bruscamente.

Otros modelos tienen un revestimiento antideslizante para que el bebé se mantenga en su lugar y ampliar la seguridad del cambiador, así se trate de uno económico.

En cualquiera de estas casos, el cambiador debe ser fácil de limpiar, bien sea con un paño húmedo o a máquina si la funda es extraíble, así podrás mantenerlo siempre limpio para colocar a tu bebé en él.

 

Altura y movilidad

El cambiador está diseñado para que los padres o el cuidador puedan cambiar al bebé cómodamente.

Es por ello, que la altura del mueble debe revisarse con detenimiento para identificar si sus dimensiones corresponden a la ergonomía que los adultos necesitan, pues si es muy bajo o muy alto será incómodo de utilizar.

Lo mismo se aplica para la movilidad del cambiador, pues algunos modelos son fijos pero otros tienen dos o cuatro ruedas incorporadas para poder cambiar de lugar con facilidad.

En los últimos, es importante verificar que también tengan frenos para evitar que cuando el bebé empiece a caminar u otro niño en casa pueda tirar del cambiador, provocar un accidente.

Portabilidad

Bien dicen que mamá precavida vale por dos, y si no quieres dejar escapar ni un detalle para la llegada de tu bebé contar con un cambiador portátil también será de mucha utilidad, así estarás segura de colocar al pequeño en una superficie cómoda y limpia para hacer el cambio de pañal cuando estén fuera de casa.

Para estos casos, están los bolsos cambiadores que incorporan un anexo desplegable sobre el cual colocar el bebé que, generalmente, tiene un revestimiento acolchado e impermeable.

También están las almohadillas que puedes llevar contigo en el coche y que te serán útiles para cambiarlo sobre la cama o una cómoda con una encimera espaciosa.

Esta alternativa resulta de gran interés para aquellos que tienen un presupuesto ajustado o que ya tienen en casa un mueble de madera que pueden acondicionar como cambiador.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo organizar un cambiador de bebé?

Al momento de cambiar al bebé es fundamental tener todo lo necesario a mano y que sea en un lugar cómodo tanto para el bebé como para quien lo cambia.

En este sentido es importante organizar todos los elementos de manera tal que sean de fácil acceso.

Lo ideal es colocar en el cajón de arriba o en una repisa cercana todos los productos de higiene que necesitarás: toallitas húmedas, pañales, talcos, cremas, etc. .

Igualmente importante es tener cerca el lugar destinado para desechar los pañales y toallitas utilizadas.

Recuerda que jamás debes dejar el bebé solo, por esta razón es tan importante tener todo lo necesario cerca de ti al momento de un cambio de pañal.

 

Q2: ¿Cómo puedo hacer una funda al cambiador de bebé?

Lo primero es escoger una tela que sea suave y fácil de lavar. Para ello, deberás comenzar midiendo la tela sobre el cambiador y cortarla a esa medida dejando unos 3 centímetros más por cada lado.

Después, debes hacer lo mismo con los laterales, recordando de nuevo dejar unos centímetros de más para poder coser la funda sin que esto implique disminuir las medidas reales.

Seguidamente, es cuestión de unir todas las piezas con una costura y recordar rematar todos los bordes para que no se deshilachen.

Colócale elementos decorativos si así lo deseas y lava la funda antes de colocarla.

 

Q3: Mi bebé está creciendo pero aún usa pañal, ¿hasta cuándo se puede usar el cambiador de bebé?

Esto dependerá de varios factores, comenzando por el tipo de cambiador que se tiene, pues si se trata de un mueble, este podrá ser usado durante más tiempo que si se trata de un cambiador de pared.

La razón es simple, debe resistir el peso del bebé.

Los cambiadores suelen ser bastante útiles aún cuando el bebé haya dejado de usar pañales, pues sigue siendo una alternativa bastante cómoda para vestirlos, así que su uso dependerá de hasta cuándo resulte ser una opción favorecedora y tu bebé se mantenga tranquilo en él.

 

Q4: Tengo poco espacio en la habitación de mi pequeño, ¿cuál es el mejor lugar para poner el cambiador de bebé?

En lo que te debes enfocar al momento de colocar el cambiador de tu bebé es en la practicidad.

Escoge un sitio que te resulte particularmente cómodo; recuerda que es un espacio que utilizarás frecuentemente, varias veces al día y durante la noche también.

Es por ello que muchas personas optan por colocarlo en un lugar cercano a la cuna del bebé para facilitar su uso, sobre todo durante la jornada nocturna.

 

Q5: ¿Cómo montar un cambiador de bebé adaptable a cómoda?

Estas opciones son el complemento perfecto para las cunas simples que no traen incorporado un cambiador.

Su colocación suele ser bastante sencilla, pues todas las medidas son estándar y la mayoría son extensibles y ajustables.

Cada modelo tiene sus particularidades en cuanto a materiales utilizados y sistemas para fijarlos en la cómoda.

Pueden traer ganchos de seguridad incorporados que se aferran a los bordes de la cómoda, o tener botones o velcro para fijarlos. Esto dependerá en gran medida del fabricante del cambiador.

 

 

 

Cómo utilizar un cambiador para bebé

 

El cambiador es un elemento importante cuando se tiene un bebé, ya que te dará la comodidad y confianza para realizar los cambios de pañal adecuadamente varias veces al día.

Es por ello que debes saber cómo utilizarlo de manera eficiente, sin inconvenientes ni retrasos, debido a que existirán momentos en los que no tendrás mucho tiempo disponible.

 

 

Limpieza

Como la mayoría de los productos para bebés, es importante que mantengas limpio el cambiador desde el momento de su llegada.

Además, debes prestar la debida atención, desde la apertura del paquete, para que puedas eliminar la presencia de cualquier elemento extraño que pueda causarle daño a tu hijo.

Asimismo, debes recordar realizar una inspección al cambiador después de su uso, sobre todo si utilizas una funda, para determinar el momento adecuado para lavarla.

También es recomendable que puedas mantener cubierta la superficie del cambiador, evitando que pueda ensuciarse durante los periodos en los que no lo uses.

 

Instrucciones

Es siempre importante seguir las instrucciones que te da el fabricante, ya que es él quien mejor conoce el producto y lo que puede hacer.

Lee concienzudamente el manual del usuario que incorpora el cambiador y guárdalo en un lugar seguro, para que puedas recurrir a él en cualquier momento que lo necesites.

 

Montaje

Una vez hayas leído las instrucciones podrás montar el cambiador con mucha más confianza.

Te recomendamos colocar todas las piezas en un lugar amplio (como en el suelo) para que puedas verlas fácilmente.

Además, de esta forma, podrás clasificarlas convenientemente para después utilizarlas de manera más sencilla.

También cabe mencionar que debes disponer de las herramientas apropiadas para el trabajo, así como pedir ayuda de ser preciso para que todo marche bien.

 

Seguridad

Entre las recomendaciones de uso del cambiador existe una que es indispensable y fundamental, nunca dejes a tu pequeño solo en él.

Esto se debe a que puede moverse y propiciar un accidente, como que se caiga o que pueda tumbar o coger algo que no deba.

Por ello, es vital la supervisión ininterrumpida del niño mientras se encuentre sobre el cambiador.

 

 

Peso

Toma en cuenta que si tu cambiador mantiene un límite de peso es por algo, por lo que no debes forzarlo a mantener más carga de la adecuada.

Si eres de los que prefieren no tener que fijarse en los detalles, lo mejor es que elijas un cambiador fuerte como un mueble cambiador o uno plegable tipo colchoneta, los cuales podrás utilizar siempre que te convenga sin problemas.

 

Almacenaje

Si te decides por un cambiador plegable, deberás contar con un lugar adecuado donde guardarlo, para que no se ensucie ni se dañe.

Es importante que puedas tenerlo siempre a mano y que este sitio se encuentre protegido de los elementos, haciendo que el producto se mantenga en buena forma.

Otro aspecto que debes considerar es que no se encuentre interrumpiendo el paso o siendo estorboso para alcanzar otras cosas, ya que el continuo movimiento puede hacer que sufra daños sin querer.

 

 

DIY: Atrévete a hacer el cambiador para tu bebé

 

 

Desde el nacimiento del bebé hasta los 3 ó 4 años que logre controlar esfínteres te aseguramos que serán miles los pañales que cambiarás en ese período.

Aunque al cabo de unos meses te convertirás en todo un profesional, siempre es útil contar con un mueble cambiador en la habitación del bebé, que tenga la altura adecuada para los padres y el proceso de cambiar el pañal se realice con comodidad.

Aquí te proponemos algunas ideas que hemos recopilado gracias a la gran autopista de la información: Internet, donde personas creativas comparten sus proyectos de cómo hacer un cambiador para tu bebé reutilizando algunos muebles o construyéndolo desde el principio.

 

Reutiliza una cómoda vieja

Si tienes en casa una cómoda que necesita ser restaurada, bien puedes convertirla en un mueble cambiador para tu bebé, puedes empezar por limar cualquier aspereza que tenga la superficie, si está fabricada en madera.

Posteriormente puedes aplicar una capa de pintura del color que gustes y que vaya a tono con la decoración de la habitación del bebé.

En la encimera de la cómoda debes colocar un colchón cambiador que podrás comprar en Amazon o en tiendas de puericultura, son fáciles de reconocer porque tienen un diseño particular con los bordes elevados para hacer la función de cuñas que evitan el desplazamiento del bebé.

Estos colchones, generalmente, tienen una funda impermeable y extraíble que puedes retirar para lavar.

Hay modelos con diferentes motivos, colores y diseños que puedes elegir para combinar todo el conjunto.

Otra idea muy atractiva puede ser pintar cada gaveta de colores diferentes y colocar tiradores decorativos que puedes conseguir en cualquier tienda de bricolaje.

 

Cesta cambiadora

Si no te gusta la idea de colocar solo el colchón sobre la cómoda, también puedes usar una cesta tipo moises de laterales bajos y colocar una superficie acolchada que cubra el interior de la cesta para ofrecer al bebé una plataforma suave y mullida para sus cambios.

 

 

Aprovecha espacios y armarios

En muchas casas o apartamentos hay espacios pequeños dispuestos como armarios abiertos en los que colocamos repisas y hacemos estantes para organizar libros, ropa, lencería y mucho más.

Dichos espacios se han convertido en aliados a la hora de reorganizar la casa y prepararla para la llegada del bebé, evitando la compra de muebles para los que no se tiene más lugar.

Para estos casos se acondiciona el armario para crear el área de cambiador y aprovechar divisiones existentes o hacer unas nuevas para disponer ropa del bebé, ropa de cuna, los productos de higiene personal y los elementos necesarios para el cambio del pañal.

En una de estas plataformas puedes disponer el colchón cambiador, asegúrate de colocarlo a una altura promedio entre los padres o cuidadores para que a ninguno le sea de difícil acceso o incómodo el proceso de cambiar al bebé.

 

Cambiadores de pared

Aunque tengan un estilo más comercial y su uso sea más extendido en baños públicos y centros comerciales, usar un cambiador de pared puede ser una gran solución si no tienes mucho espacio en el cuarto del bebé.

Inspiradas en las mesas plegables diseñadas para los espacios reducidos, presentamos este modelo de cambiador que bien puede ser reutilizado como un escritorio por el niño cuando esté más grande o toda la familia.

Lo mejor de este diseño es que con pocos materiales puedes hacer uno tu mismo, si las manualidades y el bricolaje son lo tuyo.

Lo primero que debes hacer es definir el espacio que usarás para colocar el cambiador, cuya estructura desplegada medirá 60 x 90 cm y tendrá una altura de 156 cm, y que al cerrarse tan solo medirá 17,5 cm de grosor, un diseño completamente compacto y funcional.

Para ello necesitarás un tablero contrachapado de madera de 15 mm y 11 piezas de pino finger de 18 x 40 mm, todos los cortes de madera podrás pedirlos en una tienda especializada, carpintería o tienda de bricolaje. Así que necesitarás:

  • 2 piezas rectangulares de 60 x 12 cm
  • 2 piezas de 77 x 12 cm
  • 1 lámina de 57 x 77 cm que será el cajón que irá fijado a la pared
  • 2 piezas de 57 x 9 cm que serán las divisiones internas del cajón que servirán como repisas para organizar los productos de higiene necesarios para cambiar al bebé.
  • 1 lámina de 78,5 x 60 cm que será la superficie en la que colocarás al bebé para realizar el cambio, esta pieza bien puede ser biselada en los bordes o ser más elevada, o si prefieres dejarla totalmente plana para cuando sea utilizada como escritorio o mesa. En este caso, el colchón cambiador que se use deberá tener los laterales elevados.
  • 4 piezas de 57 x 20 cm que serán las barras de soporte a 45° que irán fijadas a la pared para anclar la estructura.
  • 11 listones de pino finger de 74,5 cm de largo.

 

 

Procedimiento

  1. Iniciamos con lo que será el cajón de la pared, para ello tomamos la lámina de 57 x 77 cm y dos piezas laterales de 77 x 12 cm, marcamos en los laterales 1,5 cm y a esa distancia es que procedemos a pegar con cola de carpintería y a atornillar la pieza grande entre los dos rectángulos.
  2. Seguidamente, fijamos las dos repisas de 57 x 9 cm dispuestas a la distancia entre ellas que creamos conveniente, pero asegurándonos de dejar un espacio superior e inferior de 25 cm cada uno.
  3. A continuación colocamos las piezas de 60 x 12 cm, una arriba y otra abajo. Así tendremos lista la caja y procedemos a trabajar con la cubierta o la superficie del cambiando.
  4. A la lámina de 78,5 x 60 cm le vamos a fijar las 11 piezas de pino finger, que le darán estabilidad y firmeza a la estructura, para ello el primer y último listón deberán pegarse con precisión en los bordes, y los restantes conservarán una distancia de 4 cm entre cada uno.
  5. Como los listones son 4 cm más pequeños que la lámina se colocarán de forma intercalada uno pegado al borde inferior y otro al borde superior para crear una serie simétrica. Sucesivamente, se pegarán los listones con pegamento para madera y luego se fijarán con clavos, a excepto del segundo y el penúltimo que serán las patas que aumentarán la estabilidad y firmeza de nuestro cambiador, y se usarán bisagras para fijarlas a la tabla.
  6. Para fijar la estructura a la pared se usarán dos pares de piezas de 57 x 20 cm que serán cortadas a 45° con una sierra caladora, una pieza de cada par se pegará al mueble: la primera hará tope con el borde superior y la segunda a 15 cm del borde inferior.
  7. Las otras piezas de cada par se fijarán a la pared del cuarto del bebé con el ángulo orientado hacia arriba, la inferior a una distancia recomendada de 80 cm del suelo y la superior a 133 cm.
  8. Para empezar a darle un buen acabado al mueble cambiador se deben tapar con topes de madera los orificios de los tornillos, lijarlos bien y aplicar una capa de laca o base blanca, especial para maderas.
  9. Después de pintar todas las piezas y dejarlas secar por varias horas, seguimos a fijar las patas del cambiador con unas bisagras tipo T que quedarán ocultas cuando lo cerremos.
  10. Seguidamente, usamos una bisagra reforzada tipo piano que se colocará en el borde inferior del mueble.
  11. Finalmente vamos a usar picaportes en la parte superior del mueble, uno a cada lado para que se mantenga unida la superficie al cerrar el cambiador.
  12. Para usar esta superficie puedes colocar un colchón cambiador o si prefieres un cambiador plegable acolchado que podrás disponer al momento de usar la estructura y recogerlo guardándolo en las repisas del mueble.

Este modelo está diseñado para su posterior aprovechamiento cuando el bebé ya no use pañales, sin embargo hay otros diseños en los que se alternan las patas por cadenas que unen el marco de la estructura con la superficie del cambiador.

En definitiva, con tu creatividad, destrezas y ganas de hacer el mejor cambiador para bebé seguramente conseguirás el diseño idóneo para tu espacio, pues en la web encontrarás cientos de modelos, tutoriales y videos que te ayudarán a hacerlo con tus propias manos, habilidades y sin gastar mucho dinero.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS