Cómo utilizar una colcha para cuna

Última actualización: 14.04.24

 

La colcha para cuna es uno de esos complementos que no deben faltarle nunca a nuestro pequeño.

Entre otras cosas, porque una colcha de calidad es todo lo que necesitan para descansar de forma adecuada con una temperatura correcta tanto cuando el frío aprieta como cuando el buen tiempo empieza a mandar.

Para que sepas cómo sacarle el máximo partido a este producto, te ofrecemos los consejos de nuestra guía con los que es más fácil que tu pequeño disfrute del tacto y el confort que ofrece la cuna y la tranquilidad que a ti te dará un buen producto.

 

Desembalado

Una vez que recibas tu colcha para cuna es el momento de sacarla de su envase. Un proceso en el que debes tener cuidado para eliminar todos los cartones, plásticos y demás elementos propios del embalaje que puedan estar pegados a la colcha o al resto de sus elementos.

Generalmente no tendrás más que quitar una pieza de cartón grande que se usa para doblar la colcha, pero por si acaso, verifica toda la superficie por si hay algo que no debiera estar antes del montaje.

 

Montaje

En función de las piezas incluidas, es el momento de colocar la colcha y sus diferentes complementos de forma adecuada.

En caso de que la colcha tenga relleno debemos colocarlo previamente en su interior, si es que por la temperatura esto es recomendable.

En la instalación de la colcha es conveniente que la misma quede bien sujeta tanto a la parte inferior del colchón como al lateral de las barras para que la misma no se mueva más de lo necesario.

En cuanto al resto de elementos, tales como bajeras o fundas de almohada, estos deben colocarse de forma adecuada y sin dejar pliegues ni arrugas que puedan molestar al descanso.

 

 

Añadir un protector

Algunas colchas para cuna incluyen dentro del juego el protector del colchón a juego, ya sea impermeable o no.

En caso de que tu juego lo incluya deberás montarlo para mantener el colchón en buen estado y evitar inconvenientes durante el uso.

En caso de que no lo tenga tendrás que pensarte si te interesa hacerte con uno de ellos o no, aunque lo suyo es que lo añadas a tu cuna.

Entre otras cosas, porque este protector evitará que la suciedad y el resto de elementos que puedan perjudicar al colchón lleguen a conseguirlo.

 

Mantener la colcha de cuna siempre perfecta

El último paso que tenemos que realizar es mantener la colcha de cuna en buen estado.

Algo para lo que debemos proceder a la limpieza de la colcha y el resto de elementos que forman parte del juego con una cierta frecuencia, mayor en caso de que el juego incluya sábanas bajeras o fundas de almohada que suelen mancharse con más facilidad.

En cuanto al proceso de limpieza, este puede ejecutarse en la lavadora siguiendo las instrucciones que la etiqueta del producto indica.

Siempre es recomendable lavar el producto a baja temperatura, si es posible, para eliminar la suciedad más rebelde sin dificultades.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS