Las 8 Mejores Papillas de 2020

Última actualización: 02.12.20

 

Papilla – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

La alimentación complementaria del bebé debe ofrecer una fuente de proteínas, vitaminas y minerales que contribuya al desarrollo saludable del pequeño. En este sentido, es posible adquirir papillas comerciales de buena calidad como la Blevit Plus 8 cereales, que se prepara instantáneamente. Su contenido de calcio, hierro y vitaminas la convierte en un alimento nutritivo indicado para lactantes a partir de los 5 meses. Por otro lado, el alimento Alminatur Crema de Arroz está recomendado para los bebés de 4 meses de edad en adelante, ya que tiene una textura agradable al paladar, no contiene azúcares añadidos y su valor nutricional es adecuado para lactantes.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Las 8 Mejores Papillas – Opiniones 2020

 

Como padres nos interesamos por ofrecer la mejor alimentación a los bebés, especialmente cuando inician la alimentación complementaria. Afortunadamente, en el mercado hay varias opciones de alimentos nutritivos indicados para los pequeños y por ello te presentamos nuestra selección de las mejores papillas del 2020. 

 

Papilla de cereales

 

1. Blevit Plus Superfibra 8 Cereales 1 unidad

 

La papilla de cereales es uno de los alimentos más tradicionales en la dieta del bebé, ya que aporta fibra, vitaminas y minerales, por lo que se ha usado durante generaciones. 

En este sentido, el producto de Blevit Plus es muy recomendado, pues combina varios cereales integrales con fibras solubles, para favorecer el sistema digestivo de los bebés, especialmente de aquellos que sufren de estreñimiento.

Asimismo, el alto contenido de calcio, diferentes vitaminas y hierro, contribuyen al desarrollo físico y mental del pequeño, destacando el hecho de que esta papilla no tiene azúcares añadidos. Este es un aspecto positivo porque tendrás la certeza de darle un alimento saludable al bebé.

En cuanto a la preparación instantánea de la papilla, solo debes agregar 8 cucharadas rasas del producto a 200 ml de leche caliente para lactantes, y remover hasta obtener una textura suave y cremosa. 

Para muchos usuarios esta podría ser la mejor papilla del momento, así que resumimos sus características para que te sea más fácil identificar los pros y contras.

 

Pros

Fibra: El alto contenido de fibra presente en este producto favorece la digestión de los bebés y evita el estreñimiento.

Preparación: Las instrucciones explican fácilmente cómo preparar la papilla en poco tiempo.

Sabor: Este producto no contiene azúcares añadidos, pero mantiene un sabor dulce y agradable para los pequeños.

 

Contras

Biberones: Puede ser difícil disolver bien el alimento en el biberón, así que es más fácil prepararlo como papilla.

Comprar en Amazon - Precio (€6,19)

 

 

 

2. Hipp Cereales Sin Gluten Estándar

 

La papilla de cereales integrales de Hipp es una buena opción para bebés celíacos, ya que no contiene gluten gracias a la combinación de arroz, maíz y mijo. 

Esta podría ser la mejor papilla porque sus ingredientes se obtienen de cultivos orgánicos, libres de organismos modificados genéticamente. En cuanto a la preparación, en el envase se explica detalladamente cómo hacerlo en el biberón o como papilla. Esta última opción es beneficiosa para iniciar al bebé en el uso de cucharas. 

Cabe destacar que este producto no contiene trazas de leche, aromatizantes ni azúcares, siendo apropiado para los bebés a partir de los 4 meses de edad. 

Por esta razón, Hipp se ha posicionado en el mercado como la mejor marca de papillas debido a la calidad de sus ingredientes y la producción biológica de los cereales, así que te invitamos a leer el resumen de los pros y contras de este producto en particular. 

 

Pros

Cereales: Los ingredientes de este alimento son el arroz, mijo y maíz, por lo que es totalmente libre de gluten. Tampoco contiene lácteos, así que es una comida completa para bebés alérgicos.

Presentación: Este producto viene en una caja con dos empaques de 200 gr, envasados ecológicamente con materiales reciclados.

Tabla de medidas: En las instrucciones se especifica la cantidad de cereal que debe agregarse al biberón de acuerdo a la edad del bebé, así como la preparación de la papilla en pocos pasos. 

 

Contras

Sabor: En la papilla se percibe un sabor ligeramente amargo, debido a la ausencia de azúcares y aromatizantes. 

Comprar en Amazon - Precio (€8,95)

 

 

 

Papilla de arroz

 

3. Alminatur Papilla de crema de arroz 

 

Si bien se aconseja iniciar la alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad, en muchas familias se acostumbra comenzar un poco antes con la tradicional papilla de arroz.

En este sentido, la papilla de Alminatur está indicada para lactantes a partir de los 4 meses de edad, y su composición de 99,9% de arroz la hace apta para celíacos. Además, en su proceso de fabricación no se ha utilizado aceite de palma, ni saborizantes o azúcares añadidos. Por su parte, tiene un bajo contenido de sal y azúcar presentes naturalmente en los ingredientes.

Sobre su preparación, el fabricante destaca que se diluye fácilmente en el biberón o se puede ofrecer con una textura más densa, conservando en ambos casos una textura agradable al paladar de los pequeños. 

De este modelo hemos distinguido algunos pros y contras que te ayudarán a decidir qué papilla comprar para tu bebé. 

 

Pros

Composición: Este cereal está compuesto en un 99,9% por arroz, un ingrediente con múltiples vitaminas, minerales y aminoácidos, que favorece la digestión de los bebés.

Disolución: La fácil disolución del cereal en la leche permite preparar en poco tiempo el biberón o la papilla.

Empaque: Puedes adquirir este producto en una presentación de 7 cajas de 250 g, cada una para obtener un buen suministro del cereal a un coste competitivo. 

 

Contras

Alérgicos: El alimento puede contener trazas de soja y leche, por lo que se debe evitar su consumo en bebés alérgicos a estos componentes. 

Comprar en Amazon - Precio (€17,5)

 

 

 

4. Nutriben Crema De Arroz Papilla instantánea

 

Entre las mejores papillas del 2020 está la Nutriben, una papilla de arroz cuya preparación instantánea facilita el día a día de los padres a la hora de alimentar al bebé. 

Este alimento es reconocido por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, ya que no contiene gluten, siendo apto para los niños con esta condición. Además, su contenido nutritivo con vitaminas, fósforo y calcio, fortalece el sistema inmunológico, el desarrollo del metabolismo energético y aumenta la formación de glóbulos rojos.  

Cabe destacar que en este producto no se ha utilizado aceite de palma, tampoco contiene trazas de leche ni conservantes, azúcar o sal añadida, así que mantiene el sabor original del cereal. 

En cuanto a la presentación, podemos afirmar que tiene un coste asequible en el empaque de 300 g, así que es un alimento económico que puedes adquirir con la confianza que la marca Nutriben proporciona a los usuarios. 

A continuación, resumimos los aspectos positivos y negativos que encontramos en este producto. 

 

Pros

Certificación: Es un cereal avalado por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, debido a que no contiene gluten. 

Composición: En su elaboración no se ha utilizado aceite de palma, conservantes químicos, ni azúcares añadidos, manteniendo un alto contenido nutritivo. 

Digestión: Este cereal favorece la buena digestión del bebé y no produce estreñimiento. 

 

Contras

Sabor: El bebé puede rechazar la papilla en el primer intento, pero debes ofrecerle el alimento, sin añadir sal o azúcar, para que se acostumbre al sabor natural. 

Comprar en Amazon - Precio (€3,4)

 

 

 

Papilla de avena

 

5. Holle Papilla de Copos de Avena +4 meses

 

En la alimentación complementaria se puede introducir la avena, tal como se hace con otro tipo de cereales. En este caso la papilla de avena de Holle ofrece una forma sencilla y segura de dar este nutritivo alimento a los pequeños a partir de los 4 meses de edad. 

Por tener únicamente avena, este producto es apto para los bebés alérgicos al arroz, sin embargo, puede contener trazas de gluten. En cuanto a la preparación, esta papilla espesa de forma natural sin tener que agregar más avena a la leche, solo se debe dejar reposar para que absorba el líquido y quede con una consistencia suave y agradable al paladar de los bebés. Este aspecto también favorece el peso saludable del pequeño, ya que se evita la sobrealimentación al agregar la cantidad de cereal indicada para preparar el biberón o una papilla sabrosa con una textura ligera, fácil de digerir. 

Si te preguntas cuál es la mejor papilla para tu bebé, esta puede ser la respuesta que buscas. Pero, antes de hacer una compra apresurada lee los pros y contras de este producto. 

 

Pros

Azúcar: El contenido de azúcar es de 1g por cada 100 g de cereal, así que es ideal para iniciar la alimentación complementaria sin azúcares añadidos.

Versatilidad: Con este cereal puedes preparar biberones, papilla de frutas y purés de verduras para ofrecer varias opciones al bebé, aprovechando los beneficios de la avena. 

 

Contras

Alérgenos: Este producto no es apto para celíacos. 

Comprar en Amazon - Precio (€21,36)

 

 

 

Papilla Nestlé

 

6. Nestlé Papillas 8 Cereales Con Miel 

 

Esta papilla Nestlé ofrece un alimento integral para el crecimiento de los bebés. Diseñado para consumir a partir de los 6 meses, este producto cuenta también con vitaminas A y C, hierro y zinc, que favorecen el desarrollo normal del sistema inmunológico. 

Asimismo, este cereal incorpora un probiótico que mantiene el equilibrio de la flora intestinal para una digestión regular. Por otro lado, la selección de los cereales mantiene un valor nutricional equilibrado, para obtener todas las propiedades del trigo, avena, cebada, arroz, centeno, maíz, espelta, entre otros. 

Con respecto a su presentación, podemos decir que es una de las más baratas en nuestra selección, ya que viene en un empaque de 600 gr, proporcionando el suministro para preparar 24 porciones, ya sea en el biberón o como papilla. 

Los cereales Nestlé tienen una larga trayectoria en el mercado, por lo que se han ganado la confianza de generaciones de usuarios. En este sentido, creemos conveniente que le des un vistazo a los pros y contras de este producto en específico. 

 

Pros

Probiótico: El bífidus lactis presente en este cereal es un probiótico que favorece la digestión de los bebés. 

Beneficios: Incluir todos estos cereales en la dieta del bebé proporciona una fuente de vitaminas, hierro y zinc que contribuyen con su crecimiento físico y mental.

Presentación: El empaque de 600 g alcanza para 24 porciones de alimento, ya sea como biberón o papilla, con un ligero sabor de vainilla y una preparación fácil. 

 

Contras

Gluten:  Este cereal contiene gluten, por lo que no es apto para celíacos. 

Comprar en Amazon - Precio (€3,25)

 

 

 

Papilla de cereales sin gluten

 

7. Alminatur Papilla de cereales sin gluten 

 

Muchos padres descubren que sus hijos son celíacos cuando introducen los primeros cereales en la dieta y estos presentan diarrea, pérdida de peso y cólicos.

En este sentido, la mejor forma de ofrecerles una dieta saludable y acorde a su edad es con la papilla de cereales sin gluten y en el mercado hay varias ofertas baratas de este tipo de productos. Una de ellas es la de Alminatura, una papilla elaborada con arroz, maíz y tapioca, que contiene además vitamina B1 para ofrecer un funcionamiento normal del metabolismo.

El azúcar presente en este producto es el derivado de forma natural en los ingredientes, es decir, que no se adicionan azúcares, sal, ni aditivos químicos para mejorar el sabor o el olor del alimento.

Por su coste asequible, algunos usuarios afirman que este puede ser la mejor papilla de relación calidad precio, tomando en cuenta que los alimentos para celíacos suelen tener precios elevados. 

Ahora te presentamos un resumen de los aspectos positivos y negativos de este producto.

 

Pros

Fórmula: La combinación de arroz, maíz y tapioca en este alimento es apta para intolerantes al gluten y también para los alérgicos a la lactosa, porque no contiene leche.

Disolución: La mezcla de cereales se diluye fácilmente, por lo que es idónea para preparar biberones o papillas. 

Precio: Es uno de los alimentos más baratos de la selección, siendo indicado para bebés celíacos a partir de los 4 meses de edad.

 

Contras

Empaque: Se echan de menos otras presentaciones diferentes a la de 250 g. 

Comprar en Amazon - Precio (€2,5)

 

 

 

Papilla Nutribén

 

8. Nutribén Papillas Innova 8 Cereales Extrafibra

 

La papilla Nutribén 8 cereales ofrece a tu bebé una alimentación completa con un alto contenido de fibra, que mejora las funciones digestivas del pequeño.

Por su parte, las vitaminas A, C y D, junto con el zinc, ayudan a desarrollar y fortalecer el sistema inmunológico, mientras que el crecimiento de los huesos se ve favorecido por el calcio, magnesio y vitamina D presentes en este alimento. 

Cabe destacar que todos estos elementos representan una fuente importante de energía y nutrientes que promueven el desarrollo saludable del bebé, tanto físico como cognitivo. 

Por otro lado, este alimento no contiene trazas de leche y es apto para los pequeños a partir de los 5 meses de edad. Sin embargo, debes saber que tiene gluten, por lo que no es adecuado para celíacos. 

Si quieres incluir este alimento en la dieta de tu bebé, te invitamos a conocer antes los pros y contras que distinguimos en él. 

 

Pros

Cereales: En este alimento se aprovechan las propiedades del trigo, cebada, avena, arroz, centeno, maíz, sorgo y mijo para darle al bebé una fuente de fibra, vitaminas y minerales. 

Instrucciones: La caja del cereal explica fácilmente cómo preparar el alimento en la papilla con una tabla de dosificación, según la edad del bebé. 

Beneficios: La fórmula de esta papilla incluye 11 vitaminas, además está enriquecido con zinc, hierro y calcio, para fortalecer el sistema inmunológico, el sistema nervioso y los huesos. 

 

Contras

Alergias: Este alimento no debe ser consumido por bebés celíacos y alérgicos al arroz.

Comprar en Amazon - Precio (€7,4)

 

 

 

Guía de compra

 

Con tantos productos disponibles en el mercado, siempre conviene tener al alcance una guía para comprar la mejor papilla y saber elegir el alimento que le dará más beneficios al bebé. Por ello, te presentamos los datos más relevantes sobre este tema, que te serán de mucha ayuda para comprar una o varias papillas para iniciar la alimentación complementaria de tu pequeño. 

Cereales

Los cereales son los primeros alimentos que se introducen en la alimentación del lactante, preferiblemente a partir de los 6 meses, porque proporcionan una fuente de fibra, vitaminas y minerales que el organismo necesita para realizar sus funciones y desarrollarse correctamente. Sin embargo, la vigilancia pediátrica y las orientaciones del profesional de salud indicarán si tu bebé puede iniciar con algunas papillas entre los 4 y 5 meses de edad.

En este sentido, existe un grupo de cereales que han sido usados por generaciones para la alimentación infantil y que aún se mantienen vigentes por sus propiedades. Estos son el trigo, la cebada, el arroz, maíz, centeno, mijo, sorgo, la avena, entre otros.

Al hacer una comparativa de papillas, notarás que algunos productos son monocereales, mientras que otros combinan dos o más ingredientes para potenciar los beneficios del alimento y ofrecer una nutrición más completa. 

En cualquier caso, algunas de estas especificaciones varían según la edad del lactante, ya que para un bebé de 4 meses puede iniciarse con una papilla de crema de arroz y después de los 6 o 9 meses introducir multicereales, pues su sistema digestivo estará mejor preparado. 

 

Alérgenos

Actualmente, según Celiaquía Estadísticas, 2% de la población española es celíaca y, aunque el 80% no está diagnosticada, muchos casos se descubren por el desarrollo de enfermedades asociadas a la celiaquía. Debido a tales estadísticas, si al iniciar la introducción de papillas de cereales tu bebé presenta diarrea, cólicos o pierde peso, pueden ser síntomas de que el pequeño padece este trastorno, por lo que se debe consultar al pediatra para conocer qué alimentos debe comer de acuerdo a su edad.

Si el bebé es diagnosticado como celíaco, intolerante a la lactosa o alérgico al arroz, tus opciones de alimentación varían completamente. Por esta razón, muchas marcas ofrecen alternativas de papillas para celíacos, que no contienen gluten, así como también otros productos libres de alérgenos como la soya, la leche o el aceite de palma. 

Este es un aspecto muy positivo porque puedes ofrecer a tu bebé un alimento saludable para su condición alérgica y ayudarlo a crecer sano y fuerte.

 

Aditivos 

Muchos padres apuestan hoy en día por una alimentación orgánica y totalmente natural, y al adquirir papillas comerciales esperan que cumplan con estas cualidades. 

Afortunadamente, algunas marcas de alimentación infantil se han especializado en el cultivo orgánico de cereales, sin organismos modificados genéticamente y con una cuidadosa selección de los mejores ingredientes.

Por esta razón, se prescinde de los azúcares añadidos, saborizantes o aditivos químicos para alterar el color, olor y sabor de las papillas. Si te preguntas cuánto cuesta uno de estos productos orgánicos puedes tener la certeza de que su valor no se diferencia mucho de los productos con conservantes y azúcares, que si bien pueden ser más sabrosos, también afectan el peso del bebé y sobrecargan su metabolismo en la absorción de azúcares y otros elementos. 

Por otro lado, están todos los elementos que se añaden para enriquecer la fórmula de la papilla y mejorar sus propiedades, como es el caso de diferentes grupos de vitaminas, minerales y aminoácidos que favorecen el sistema inmunológico, nervioso y óseo del bebé para un desarrollo saludable.

Asimismo, algunas papillas incluyen probióticos, para regular la flora intestinal y mejorar el sistema digestivo de los bebés, reduciendo cólicos, diarreas, entre otros.  

En conclusión, puedes adquirir una papilla buena y económica, hecha con ingredientes totalmente naturales y sin azúcares añadidos para cuidar la alimentación del bebé y su desarrollo físico-cognitivo. 

Presentación y preparación

Las papillas para bebés vienen, por lo general, en polvo de fácil disolución que puedes agregar al biberón del bebé o preparar en un plato, para que el bebé aprenda a ser alimentado con cucharas. Además, este tipo de presentación hace muy práctico el uso de la papilla.

Por otro lado, hay que acotar que algunos de los productos más vendidos vienen en packs de 1 o 2 kg, separados en envases individuales para una conservación más sencilla, ya que al abrir un empaque se debería usar en un máximo de 30 días a partir de su apertura. 

Asimismo, la dosificación explicada en las instrucciones de cada cereal te permitirá preparar una cantidad apropiada según la edad del bebé. De esta forma, evitas elaborar papilla en exceso y tener que descartar el sobrante, ya que no es aconsejable guardar lo que quedó para una próxima comida. 

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo hacer la primera papilla de frutas?

La papilla más tradicional para los bebés es la de manzana y para su elaboración puedes usar una fruta pequeña, lavarla bien y descorazonarla. Una vez troceada debes procesarla en la batidora hasta obtener una mezcla suave, usando un poco de líquido, el cual puede ser agua, leche materna o fórmula. Lo recomendable es servir de inmediato la papilla al bebé para evitar que la oxidación altere las propiedades y vitaminas de la fruta. Recuerda no agregar azúcar ni sal, pues se debe mantener en lo posible el sabor original de los alimentos, para que el bebé se adapte a ellos. Además de la manzana puedes usar pera, banana, naranja y ciruelas; pero, antes de introducir nuevos alimentos consulta con tu pediatra y sigue sus orientaciones.

Q2: ¿Cómo conservar la papilla de frutas?

Aunque se recomienda usar la papilla de frutas al instante y no guardar sobrantes, también te facilitará las cosas tener un poco de este alimento en el refrigerador. Para su conservación, se aconseja utilizar tarros de vidrio esterilizados y con el tamaño de una ración. También es recomendable etiquetar cada envase con la fecha de elaboración de la papilla y su contenido, así como evitar mezclar la fruta con lácteos para su conservación. Es decir que se debe congelar solo el puré de frutas y al momento de usarlo puedes agregar leche o cereales para potenciar su sabor y calidad nutritiva. 

 

Q3: ¿Cómo hacer que un bebé coma papilla de frutas?

Es probable que en la primera vez el bebé rechace el alimento, así que la clave está en tener paciencia. Empieza por triturar una banana y darle a probar cada día un poco, hasta que la acepte por completo. Después de este tiempo, empiezas a mezclar la banana con papilla de manzana o pera, y verás cómo el bebé se va adaptando a los nuevos sabores. 

 

Q4: ¿Cómo hacer papilla de verduras y pollo?

La comida casera es una excelente opción para alimentar a tu bebé, evitando el uso de aditivos, condimentos y saborizantes artificiales. Te puedes ayudar de un babycook u otro procesador de alimentos para bebés, pero, si no tienes, una pequeña olla te será igual de útil para hacer una papilla de verduras y pollo.

En primer lugar elige las verduras: pueden ser zanahoria, calabacín, puerro y patatas. Usa una de cada una y trozos de pechuga. Ahora, en la cazuela coloca suficiente agua para hervir. No se recomienda adicionar sal, pero puedes agregar un chorrito de aceite de oliva. Al hervir el agua agrega las zanahorias primero por unos minutos, después el resto de verduras y los trozos de pechuga.

Deja cocinar hasta que se hayan ablandado los ingredientes. Después retira la cazuela del fuego y coloca en la batidora las verduras, el pollo y un poco del caldo, comienza a procesar hasta obtener una papilla de textura suave para el paladar del bebé. 

 

Q5: ¿Cómo hacer papilla de maicena para bebés?

La papilla de maicena es un alimento tradicional en las familias españolas para alimentar a los bebés. Su elaboración es muy sencilla, solo necesitarás 2 cucharadas soperas de fécula de maíz o maicena y 400 ml de leche materna o la que toma normalmente tu bebé.

Ahora coloca en un pequeño cazo la maizena y agrega la leche poco a poco, removiendo hasta disolver toda la fécula. Cocina la mezcla a fuego medio bajo y remueve constantemente hasta que espese un poco, evitando los grumos. Sigue mezclando por unos 10 minutos y retira del fuego, déjala enfriar y ya estará lista para alimentar al bebé.

 

Q6: ¿Cuándo darle papilla a un bebé?

Según la OMS la lactancia materna exclusiva debe mantenerse hasta los 6 meses de edad, y a partir de ese mes se inicia la alimentación complementaria, siendo las papillas de cereales, frutas y verduras los primeros alimentos semisólidos que puede comer el bebé. Sin embargo, se recomienda consultar con el pediatra regularmente sobre los cambios en la alimentación del pequeño y cuáles son los ingredientes que se pueden adicionar a la dieta diaria.

Q7: ¿Cómo hacer papilla de cereales casera?

Puedes preparar una papilla de cereales, usando los ingredientes que tienes en casa, ya sea avena, arroz integral, maíz o cebada, e incluso hacer una mezcla de estos. Necesitarás una Thermomix o un procesador para moler el cereal hasta obtener un polvo fino.

Seguidamente, puedes usar caldo de verduras, agua mineral o leche materna para preparar la papilla, colocando el líquido en una cazuela y cuando comience a hervir agregas el polvo de cereal. La proporción es de una taza de cereales por 4 de líquido. Ahora debes remover constantemente durante 4 o 5 minutos hasta que esté ligeramente espesa y ya estará lista para darle al bebé directamente o mezclarse con papilla de frutas o puré de verduras.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments