Preguntas más frecuentes sobre Papillas

Última actualización: 22.07.24

 

Q1: ¿Cómo hacer la primera papilla de frutas?

La papilla más tradicional para los bebés es la de manzana y para su elaboración puedes usar una fruta pequeña, lavarla bien y descorazonarla.

Una vez troceada debes procesarla en la batidora hasta obtener una mezcla suave, usando un poco de líquido, el cual puede ser agua, leche materna o fórmula.

Lo recomendable es servir de inmediato la papilla al bebé para evitar que la oxidación altere las propiedades y vitaminas de la fruta.

Recuerda no agregar azúcar ni sal, pues se debe mantener en lo posible el sabor original de los alimentos, para que el bebé se adapte a ellos.

Además de la manzana puedes usar pera, banana, naranja y ciruelas; pero, antes de introducir nuevos alimentos consulta con tu pediatra y sigue sus orientaciones.

 

Q2: ¿Cómo conservar la papilla de frutas?

Aunque se recomienda usar la papilla de frutas al instante y no guardar sobrantes, también te facilitará las cosas tener un poco de este alimento en el refrigerador.

Para su conservación, se aconseja utilizar tarros de vidrio esterilizados y con el tamaño de una ración.

También es recomendable etiquetar cada envase con la fecha de elaboración de la papilla y su contenido, así como evitar mezclar la fruta con lácteos para su conservación.

Es decir, que se debe congelar solo el puré de frutas y al momento de usarlo puedes agregar leche o cereales para potenciar su sabor y calidad nutritiva. 

 

Q3: ¿Cómo hacer que un bebé coma papilla de frutas?

Es probable que en la primera vez el bebé rechace el alimento, así que la clave está en tener paciencia.

Empieza por triturar una banana y darle a probar cada día un poco, hasta que la acepte por completo.

Después de este tiempo, empiezas a mezclar la banana con papilla de manzana o pera, y verás cómo el bebé se va adaptando a los nuevos sabores. 

Q4: ¿Cómo hacer papilla de verduras y pollo?

La comida casera es una excelente opción para alimentar a tu bebé, evitando el uso de aditivos, condimentos y saborizantes artificiales.

Te puedes ayudar de un babycook u otro procesador de alimentos para bebés, pero, si no tienes, una pequeña olla te será igual de útil para hacer una papilla de verduras y pollo.

En primer lugar elige las verduras: pueden ser zanahoria, calabacín, puerro y patatas. Usa una de cada una y trozos de pechuga.

Ahora, en la cazuela coloca suficiente agua para hervir.

No se recomienda adicionar sal, pero puedes agregar un chorrito de aceite de oliva.

Al hervir el agua agrega las zanahorias primero por unos minutos, después el resto de verduras y los trozos de pechuga.

Deja cocinar hasta que se hayan ablandado los ingredientes.

Después retira la cazuela del fuego y coloca en la batidora las verduras, el pollo y un poco del caldo, comienza a procesar hasta obtener una papilla de textura suave para el paladar del bebé. 

 

Q5: ¿Cómo hacer papilla de maicena para bebés?

La papilla de maicena es un alimento tradicional en las familias españolas para alimentar a los bebés.

Su elaboración es muy sencilla, solo necesitarás 2 cucharadas soperas de fécula de maíz o maicena y 400 ml de leche materna o la que toma normalmente tu bebé.

Ahora coloca en un pequeño cazo la maizena y agrega la leche poco a poco, removiendo hasta disolver toda la fécula.

Cocina la mezcla a fuego medio bajo y remueve constantemente hasta que espese un poco, evitando los grumos. Sigue mezclando por unos 10 minutos y retira del fuego, déjala enfriar y ya estará lista para alimentar al bebé.

 

Q6: ¿Cuándo darle papilla a un bebé?

Según la OMS la lactancia materna exclusiva debe mantenerse hasta los 6 meses de edad.

Apartir de ese mes se inicia la alimentación complementaria, siendo las papillas de cereales, frutas y verduras los primeros alimentos semisólidos que puede comer el bebé.

Sin embargo, se recomienda consultar con el pediatra regularmente sobre los cambios en la alimentación del pequeño y cuáles son los ingredientes que se pueden adicionar a la dieta diaria.

Q7: ¿Cómo hacer papilla de cereales casera?

Puedes preparar una papilla de cereales, usando los ingredientes que tienes en casa, ya sea avena, arroz integral, maíz o cebada.

Incluso hacer una mezcla de estos.

Necesitarás una Thermomix o un procesador para moler el cereal hasta obtener un polvo fino.

Seguidamente, puedes usar caldo de verduras, agua mineral o leche materna para preparar la papilla, colocando el líquido en una cazuela y cuando comience a hervir agregas el polvo de cereal.

La proporción es de una taza de cereales por 4 de líquido.

Ahora debes remover constantemente durante 4 o 5 minutos hasta que esté ligeramente espesa y ya estará lista para darle al bebé directamente o mezclarse con papilla de frutas o puré de verduras.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS