Los 8 Mejores Sujetadores de Lactancia de 2020

Última actualización: 14.07.20

 

Sujetador de lactancia – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

En todos los procesos de la maternidad, el confort de la mujer es indispensable para que fluyan con tranquilidad. La lactancia no escapa a esta realidad, por ello se han diseñado los sujetadores que permiten descubrir el pezón rápidamente para amamantar al bebé. Y al hacer una revisión de los productos más populares en esta categoría encontramos el Selene 20-ALBA entre los más destacados, por estar hecho con tejidos de buena calidad como poliamida, poliéster y elastano que aportan una suavidad a la prenda. Por su parte, el sujetador Gratlin Inspiración Premamá incorpora relleno y aros para mantener la sensualidad en esta nueva etapa. 

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Los 8 Mejores Sujetadores de Lactancia – Opiniones 2020

 

Durante el embarazo los pechos se van preparando para su función de alimentar al bebé: crecen, se vuelven más sensibles y necesitan un mejor soporte. Cuando inicia la lactancia es necesario que los sujetadores cubran bien el seno y faciliten el acceso a los pezones, por ello hemos seleccionado los productos que cumplen estas características y los describimos en el siguiente apartado. 

 

Sujetador de lactancia Selene

 

1. Selene Sujetador Maternal Alba Sin Aro Y con Relleno

 

Durante la lactancia, muchas mujeres sienten que han perdido atractivo por el crecimiento de sus pechos o el asimétrico vaciado de ellos en los que se observa siempre uno más grande que el otro. 

Sin embargo, usar un sujetador convencional es más incómodo, por lo que esta propuesta de sujetador de lactancia Selene merece nuestra atención, porque mantiene el relleno para dar una bonita estética a los pechos. 

Además, su sistema de click para descubrir los pezones facilita la hora de amamantar en donde quiera que estés. Por esta razón, muchos usuarios opinan que este es el mejor sujetador de lactancia.

En cuanto a las tallas, este modelo está disponible desde la 85 C hasta la 110 C, y lo puedes adquirir en tres tonos: negro, blanco y tierra, con el detalle de un pequeño lazo en el frente. 

Las características de este producto permiten que sea considerado como el mejor sujetador de lactancia del momento, según algunos usuarios. Por ello, hemos hecho una lista de sus pros y contras. 

 

Pros

Diseño: El diseño de este sujetador sin aros lo hace más confortable, mientras que el relleno mantiene una buena apariencia de los pechos.

Cierre: Para su cierre, este sujetador tiene corchetes tradicionales que son fáciles de ajustar. Por su parte, la abertura frontal es con un sistema de click muy cómodo de usar.

Colores: De este modelo puedes elegir tres colores: negro, blanco y tierra, tonos neutros que son fáciles de combinar.

Tejido: La combinación de poliamida, poliéster y elastano en este sujetador lo hace muy suave al tacto, así que no incomoda ni causa irritación. 

 

Contras

Variedad: Se echan de menos más opciones de colores y estampados divertidos para escoger en este producto. 

Comprar en Amazon - Precio (€12,14)

 

 

 

2. Selene Sujetador Maternal Amanda

 

Para aquellas mujeres que buscan mayor comodidad para amamantar, este sujetador de lactancia Selene es una opción recomendada porque no tiene aros ni relleno. Está confeccionado con 45% de poliamida, 43% algodón y 12% de elastano, ofreciendo una textura suave, mientras que los tirantes ajustables permiten levantar mejor los pechos o regularlos a tu gusto. 

Este modelo solo está disponible en tres colores: blanco, negro y tierra, pero el detalle del lazo con perla en el frente la da un bonito acabado al diseño del sujetador.

Con respecto a los diferentes tamaños, debe saber que el tallaje es español y está disponible desde la talla 90 C hasta 120 C. En cuanto al cierre, son los enganches tradicionales y resistentes que sujetan bien el pecho, mientras que al frente tiene el sistema de click vertical para descubrir los pezones y amamantar fácilmente. 

Este modelo es una buena opción si no sabes qué sujetador de lactancia comprar, pero te importa más la comodidad que la estética. Por ello separamos sus principales cualidades en pros y contras para ayudarte en tu elección.

 

Pros

Material: El sujetador está hecho con una combinación de tejidos en varios porcentajes, de los cuales el 43% es algodón, así que permite transpirar bien en esta área.

Tallas: Este modelo está disponible en diferentes tallas que van desde la 90 C hasta la 120 C.

Colocación: Los corchetes permiten cerrar correctamente el sujetador y quitarlo sin dificultad. 

 

Contras

Realce: Este modelo no tiene aros ni relleno, por lo que el realce del pecho no está entre sus características positivas.

Comprar en Amazon - Precio (€11,32)

 

 

 

Sujetador de lactancia con aros

 

3. Gratlin Sujetador De Lactancia y Premamá con Aros 

 

Entre los mejores sujetadores de lactancia del 2020 tenemos este modelo de Gratlin, un producto que puede ser usado también durante la etapa del embarazo por el confort que ofrece gracias a su confección de preformado sin costuras.

Además, este es un sujetador de lactancia con aros y un escote profundo para un realce muy sensual del pecho y una cobertura completa que favorece la silueta femenina.

Para mostrar el pezón, este sujetador cuenta con un sistema de fácil apertura y cierre con los clicks convencionales en este tipo de prenda, que hace más fácil la lactancia. Por su parte, los tirantes son ligeramente acolchados pero resistentes, así que permiten un buen ajuste para mayor confort. 

De este modelo destacamos las numerosas opiniones positivas de sus usuarias, pues la mayoría afirma que el tallaje es correcto, el diseño muy sensual y el precio realmente competitivo. 

Gratlin tiene un catálogo amplio de ropa íntima para la maternidad, por lo que muchos usuarios afirman que es la mejor marca de sujetadores de lactancia, siendo este modelo uno de los más recomendados de su stock. 

 

Pros

Diseño: Este modelo destaca por tener foam y con los aros dar una apariencia muy femenina a los pechos, incluso favoreciendo el escote para algunos tipos de blusa.

Tacto: El tejido del sujetador es muy suave y transpira eficientemente. Además, no genera irritación ni molestias en los pechos sensibles.

Ajuste: Los tirantes dan una cobertura completa y se pueden regular. Por su parte, la abertura vertical es fácil y rápida de usar.

 

Contras

Talla: Se debe verificar bien qué talla pedir, pues en algunos casos la copa queda muy justa. Pero, en otras opiniones se indica que la talla es como se esperaba.

Comprar en Amazon - Precio (€24)

 

 

 

4. QinMM Sujetador de Embarazo y Lactancia Premamá Cómodo con Aros

 

Otro sujetador de lactancia con aros recomendado por muchas usuarias es este modelo de QuiMM, que es cómodo y fácil de usar para amamantar; tanto, que hasta se puede dormir con él sin molestias.

En primer lugar destaca por los botones frontales que se pueden desabrochar con una sola mano de forma rápida y sencilla, ideal para la hora de dar pecho o usar el extractor de leche. Por otro lado, los tirantes gruesos dan un soporte adecuado con mayor seguridad, sin olvidar del realce que ofrecen los aros para mantener la forma de los pechos. 

Este modelo está confeccionado con una mezcla de algodón en un estampado muy bonito, disponible en color gris y caqui con detalles de encaje en la copa que le dan un acabado más delicado. Además es uno de los productos baratos de nuestra selección, por lo que ha sido calificado por algunas usuarias como el mejor sujetador de lactancia de relación calidad precio. 

Con los pros y contras de este producto podemos ratificar que aunque sea de los más baratos, su funcionalidad no se ve afectada, representando una buena inversión para cualquier mujer que esté amamantando.

 

Pros

Diseño: El modelo tiene aros para un mejor soporte de los pechos. Por su parte, los broches frontales hacen más fácil su uso a la hora de la lactancia. 

Tirantes: Las correas tienen el grosor adecuado para brindar seguridad al sujetar mejor los pechos.

Precio: Este modelo tiene el precio más bajo de nuestra selección y es una compra acertada porque es bonito, femenino y funcional.

 

Contras

Colores: A pesar de tener un diseño estampado, este sujetador solo está disponible en color gris y caqui.

Comprar en Amazon - Precio (€2,39)

 

 

 

Sujetador de lactancia Anita

 

5. Anita Maternity 5068 Sujetador de Lactancia Para Mujer

 

Un sujetador para usar durante la lactancia podría necesitar aros para adaptarse mejor al cuerpo femenino, que experimenta tantos cambios durante y después del embarazo. En este sentido, el sujetador de lactancia Anita 5068 es un producto muy versátil porque está hecho de microfibra para ofrecer una buena transpiración, pero también incorpora varillas que le dan a las copas un ajuste correcto, adaptándose a los pechos maternos. 

Para su abertura en la lactancia, este sujetador tiene clips de enfermería en cada copa que permiten desabrochar con facilidad y dejar expuesto el pezón rápidamente. Por ello es muy cómodo de usar para amamantar al bebé o hacer la extracción de la leche.

De este modelo debemos destacar que no es muy barato, pero la calidad de la confección y la funcionalidad del diseño compensan la inversión con creces, brindando confort durante esta bonita etapa. 

Para los usuarios que aún tienen dudas sobre este modelo, presentamos el siguiente resumen de características separadas en aspectos positivos y negativos.

 

Pros

Tejido: El sujetador está hecho de microfibra, un tejido suave y transpirable que no causa irritación en los pechos sensibles.

Ajuste: Los tirantes se ajustan bien y resisten el peso para favorecer una buena postura.

Abertura: Las copas tienen clicks de enfermería que son fáciles de usar para abrochar o desabrochar la parte frontal y amamantar sin dificultad.

 

Contras

Tallas: La tabla de tallas que ofrece el fabricante puede resultar un poco confusa para algunas usuarias, porque es el sistema alemán que difiere del español.

Comprar en Amazon - Precio (€44,95)

 

 

 

Sujetador de lactancia sin tirantes

 

6. Samfe Sujetador de Lactancia inalámbrico sin Tirantes w/Desmontable

 

Si quieres saber cuál es el mejor sujetador de lactancia, pero no quieres un modelo tradicional, puedes evaluar las características de este modelo de Samfe.

Se trata de un sujetador de lactancia sin tirantes, ideal para usar con un vestido de noche descubierto de los hombros o simplemente para estar más cómoda en casa, salir al supermercado, ir al pediatra y poder alimentar al bebé sin dificultad. 

Este modelo está confeccionado en 88% poliamida y 12% elastano, así que su diseño de cobertura total y fácil colocación favorecen su popularidad entre muchas madres. Además, el moldeado de los pechos con acolchado permite el uso de los discos de lactancia sin afectar la estética. 

Por otra parte, si quieres sentir mayor seguridad al llevar puesto este sujetador, puedes colocarle los tirantes transparentes que se incluyen y así usarlo con mayor discreción y confianza, según el atuendo que vayas a ponerte. 

 

Pros

Formato: El sujetador está moldeado con la forma del pecho y tiene un acolchado que favorece el confort de la madre.

Tejido: La flexibilidad es notable en este modelo, pues ha sido confeccionado con poliamida y elastano, tejidos con gran capacidad de elasticidad y buena transpiración.

Tamaño: Puedes adquirir este sujetador en las tallas S, M, L y XL, así que la referencia para elegir el tamaño ideal es usando el mismo de tus camisetas. 

 

Contras

Abertura: Este modelo no tiene una abertura para el pezón como los más conocidos. Sin embargo, solo hay que bajar o subir el sujetador para exponer el pecho y amamantar.

Comprar en Amazon - Precio (€27,7)

 

 

 

Sujetador de lactancia con relleno

 

7. Momanda Sujetador Premamá de Lactancia Encaje Sin Aros

 

Amamantar no significa que la mujer pierda la sensualidad a la hora de usar ropa íntima, y este sujetador de lactancia con relleno es una muestra de ello, porque Momanda ha diseñado este bralette con encaje, relleno y sin aros para brindar mayor comodidad y estilizar los pechos.

Aunque es considerado un sujetador premamá, este modelo tiene una abertura frontal con los clicks convencionales, así que es muy fácil usarlo durante la lactancia. 

Con respecto a su colocación, este sujetador es similar a los deportivos, por lo que no tiene corchetes y se coloca por encima como si se tratara de una camiseta nadadora. Los tirantes por su parte, son ajustables, mientras que el relleno en las copas le dan una forma muy bonita a los pechos. 

En definitiva, este es un sujetador delicado y atractivo, pues el revestimiento de encaje realza la femineidad durante esta etapa, lo que lo ha hecho muy popular entre las usuarias. Por ello, te dejamos un resumen de sus características a continuación.

 

Pros

Tallas: Este sujetador se ofrece desde la talla S hasta la XL y para ayudar a elegir el tamaño adecuado el vendedor muestra una tabla con las tallas correspondientes en el sistema europeo, francés y americano.

Escote: El escote en V reforzado por el relleno de las copas favorece la sensualidad femenina, manteniendo una bonita forma de los pechos. 

Apariencia: Con el revestimiento de encaje en esta prenda se obtiene un acabado muy delicado que aumenta el atractivo del sujetador. 

 

Contras

Sensibilidad: Por la forma de colocación, es posible sentir algunas molestias, especialmente durante los primeros días del postparto en que los pechos se llenan de leche y duelen. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Sujetador de lactancia Bravado

 

8. Bravado Bra for pregnancy and lactation

 

Entre las opiniones que revisamos encontramos que muchas usuarias creen que este sujetador de lactancia Body Silk es muy eficiente y confortable por su diseño sin costuras.

El tejido suave de este sujetador es una de sus principales características, así como los tirantes gruesos y ajustables. Por su parte, los insertos de espuma que incluye permiten dar una mejor forma a los pechos y también disimular el uso de los absorbentes, para atender algún escape de leche durante el día o la noche.

Este sujetador de lactancia Bravado se puede usar durante el embarazo y posteriormente en la lactancia, pues el tejido elástico se adapta a los cambios que vive el cuerpo femenino durante la etapa de la maternidad. 

De este sujetador puedes escoger varios colores, todos neutros y fáciles de combinar con tu ropa interior y atuendos. En cuanto a la abertura, los clicks frontales son resistentes y fáciles de usar hasta con una sola mano.

En este producto hemos distinguido algunas características separadas en pros y contras, y las resumimos a continuación.

 

Pros

Variedad: Este modelo está disponible en diferentes tallas y colores para atender un mercado más amplio de usuarias.

Comodidad: El formato del sujetador es muy cómodo porque se adapta a los cambios del cuerpo y el crecimiento de los pechos desde la etapa del embarazo a la lactancia. 

Ajuste: Los pechos quedan bien sujetos, incluso sin las almohadillas y el sujetador conserva su forma después de varias lavadas. 

 

Contras

Precio: Este modelo está entre los más caros de la selección. Pero, todas sus cualidades respaldan la inversión durante un buen tiempo de uso. 

Comprar en Amazon - Precio (€39,99)

 

 

 

Guía de compra

 

Si eres madre primeriza seguramente estarás confundida entre todos los productos y prendas de vestir diseñadas para la maternidad. Por ello te traemos una práctica guía para comprar el mejor sujetador de lactancia, una prenda indispensable para tus últimos meses de embarazo y amamantar al bebé, posteriormente. Así que con esta información esperamos dispersar tus dudas y que puedas hacer una compra acertada.

Elegir la talla adecuada

Pensar en comprar un sujetador de lactancia es una de las primeras dudas que tenemos cuando el embarazo ya llega al segundo o tercer trimestre, pues en esta etapa los pechos comienzan a cambiar: crecen, se vuelven más sensibles y hasta existen algunas pérdidas de leche, pues ya la producción hormonal va aumentando. 

Es así que al hacer una comparativa de sujetadores de lactancia escoger la talla correcta puede ser lo más difícil. Esto depende en gran parte del fabricante, pues algunos modelos vienen en tallas diferentes a la española. Por lo tanto se debe revisar bien las conversiones que ofrecen los vendedores, para identificar cuál tamaño corresponde al de la usuaria.

En este sentido, es importante mencionar que durante esta etapa los pechos pueden aumentar una, dos y hasta tres tallas, pero en cada mujer es diferente. Así que se recomienda comprar los sujetadores de lactancia a partir del séptimo u octavo mes de embarazo, cuando los pechos han crecido más y se estima que después del parto y la lactancia establecida los pechos se mantienen en ese tamaño.

 

Material y confección

Con la sensibilidad adicional en los pechos es probable que el roce con ciertos tejidos produzca comezón o alguna irritación. Por ello se recomienda que los sujetadores de lactancia estén hechos de algodón y sin costuras, para evitar cualquier tipo de molestia. Sin embargo, los diseños elásticos se han popularizado en los últimos años con tejidos sintéticos que son suaves y transpirables pero altamente flexibles, además de resistentes, por lo que también son una opción muy recomendada. 

Entre esos materiales encontramos la Poliamida y el elastano, que son de los más utilizados en la confección de los sujetadores, compartiendo algún porcentaje de la composición con algodón o lycra; en fín, son diferentes las combinaciones utilizadas para conseguir diseños más cómodos y que se adapten a la cambiante figura durante y después del embarazo. 

 

Soporte

Antes de fijarnos en cuánto cuesta uno u otro sujetador de lactancia es necesario conocer la diferencia entre los modelos con aro y los que no lo tienen. Los primeros ofrecen un soporte convencional para darle una mejor apariencia a los pechos. Sin embargo, se aconseja esperar a que la hinchazón de los pechos mejore después de la subida de leche para no sentir incomodidades. En consecuencia, para escoger el sujetador con aros más adecuado se debe elegir la talla correcta.

Por otro lado, están los sujetadores de tipo deportivo, unos de los más confortables durante esta etapa porque se pueden colocar fácilmente, por lo que son los más recomendados para la fase postparto, estar en casa cómodamente y hasta para dormir.

Los sujetadores con relleno, por su parte, ayudan a evitar que los pezones se marquen en la ropa y pueden impedir el traspaso de leche en caso de alguna fuga, así que podrás colocar un disco de lactancia sin deformar la apariencia del pecho. Lo ideal será tener un sujetador de cada tipo para que puedas conocer el confort que ofrecen, así como para combinarlos con los distintos atuendos y disfrutar de la lactancia sin complicaciones.

 

Sujeción y abertura

El peso de los pechos cargados de leche será más llevadero con los sujetadores de lactancia que tienen correas ajustables, acolchadas y gruesas. Además, muchos de ellos se ajustan con los corchetes convencionales que tienen hasta tres posiciones  para adaptarse mejor al cuerpo femenino. 

En cuanto a la abertura, el sistema de click vertical es uno de los más utilizados, porque permite hasta usarlo con una sola mano para exponer el pezón a la hora de amamantar o usar el extractor de leche. También hay otros modelos que tienen un broche en el escote para una abertura horizontal, es decir, que la copa se abre de un lado. 

Por su parte, los modelos tipo top son muy cómodos también aunque se deben subir o bajar para dejar todo el seno expuesto. Sin embargo, estos se pueden usar con o sin tirantes, siendo adecuados para vestidos de noche o ropa elegante para determinadas ocasiones. 

Diseño y lavado

Conseguir un sujetador de lactancia económico no es difícil, pero uno de colores vibrantes y estampados variados si puede serlo. Por lo general, estas prendas están disponibles en colores neutros como blanco, negro y beige. Los estampados pueden ser muy discretos, pero si buscas bien estamos seguros de que encontrarás propuestas muy bonitas con diseños de encajes, motivos de lunares, entre otros. 

Con respecto al lavado de los sujetadores, algunos modelos tienen características especiales por lo que se recomienda hacerlo de forma manual. Otras prendas, más resistentes, admiten el lavado a máquina. Por lo tanto, lo más recomendable es verificar la información del fabricante y sus instrucciones de lavado para cuidar la prenda por más tiempo.

En este sentido, recordamos que durante la lactancia son muy normales las pérdidas de leche y las regurgitaciones del bebé que dejan olores muy particulares en la ropa, especialmente los sujetadores, así que aunque uses discos de lactancia debes lavarlos estos con frecuencia. 

 

 

 

Preguntas más frecuentes 

 

Q1: ¿Cómo utilizar un sujetador de lactancia?

Durante el embarazo los pechos aumentan de tamaño y sensibilidad, por lo que los sujetadores convencionales dejan de ser cómodos. En este sentido, los modelos diseñados para la lactancia ofrecen mayor confort, un buen soporte para los pechos así como un acceso fácil a los pezones para amamantar al bebé. 

Por lo tanto, son muy recomendables para usarlos durante el día en las actividades cotidianas y hay muchas mujeres que también prefieren usarlos durante la noche para dormir, pues así pueden protegerse de las fugas de leche usando discos de lactancia. 

En cualquiera de los casos, la clave del confort está en elegir la talla adecuada. Y de eso hablamos a continuación.

 

Q2: ¿Qué talla de sujetador de lactancia comprar?

Muchas usuarias recomiendan comprar el primer sujetador de lactancia a los 8 meses de embarazo, pues en esta etapa los pechos habrán crecido lo suficiente y por lo general, mantendrán el mismo tamaño durante la lactancia, así que la talla elegida te servirá por un buen período. 

Pero, como cada mujer y embarazo son diferentes, hay quienes solo compran una talla mayor a la habitual. En otros casos es necesario comprar hasta dos tallas más grandes porque los pechos crecen más. 

Por tanto, la elección de la talla dependerá de cada caso. Sin embargo, se debe revisar bien la tabla de tamaño ofrecida por el fabricante para elegir el más adecuado.

 

Q3: ¿Cuándo usar un sujetador de lactancia?

Es normal sentir mucha sensibilidad en los pechos desde el inicio del embarazo, por ello algunas mujeres no toleran el uso de los sujetadores normales en los primeros meses. Así que el sujetador de lactancia puede usarse para soportar dicha sensibilidad antes del parto. De igual forma, después del nacimiento del bebé son muy útiles para amamantar, ya que permiten extraer el pezón cómodamente. 

Algunos vienen incluso con espacio para colocar los discos de lactancia y evitar deformaciones en el pecho que afecten tu apariencia a la hora de vestir. Además, muchos modelos se pueden usar con cualquier tipo de ropa y hasta para hacer ejercicios después de la lactancia. 

 

Q4: ¿Cómo debe quedar un sujetador de lactancia?

El sujetador de lactancia no debe quedar muy ajustado porque comprimiría los pechos, lo que generaría problemas de salud como mastitis u otras afecciones. Tampoco puede quedar muy grande, porque entonces no daría el soporte que se necesita en los pechos, y estos quedarían colgados, exponiéndose a estirar más la piel de lo normal. 

Por ende, el sujetador de lactancia debe ofrecer confort a la hora de colocarlo, quitarlo y usarlo en el momento de amamantar. 

 

Q5: ¿Cómo lavar el sujetador de lactancia?

Lo mejor que podemos aconsejar en este aspecto es leer y seguir las indicaciones del fabricante de tus sujetadores para sus cuidados e higiene. Sin embargo, es normal encontrar muchos modelos que se deben lavar a mano para no dañar el moldeado o el relleno. Otros productos, dependiendo del tejido, admiten el lavado a máquina. Aún así siempre es conveniente usar un ciclo de lavado suave para no dañar la estructura del sujetador. Por esta razón, se comercializan bolsas especiales para colocar la ropa íntima en la lavadora y evitar que sufra deformaciones al mezclarse con otras prendas.

 

Q6: ¿Qué es mejor, sujetador de lactancia con aros o sin aros?

El sujetador con aros es muy recomendado, siempre y cuando sea de la talla correcta, para mantener el soporte y una forma estética de los pechos durante el día. De esta forma, te seguirás sintiendo muy femenina y sensual con la ropa que uses, pues el escote se verá favorecido por el soporte de los aros. Por otro lado, para dormir, si prefieres usar un sujetador, lo más apropiado es que no tenga aros porque resultaría muy incómodo a la hora de moverse, cambiar de posición o amamantar al bebé. 

 

Q7: ¿Qué material es mejor para un sujetador de lactancia?

Todos los tejidos naturales y transpirables como el algodón son, por excelencia, los mejores para los sujetadores de lactancia. Pero, los tejidos sintéticos y elásticos se han vuelto muy populares actualmente por el nivel de flexibilidad que ofrecen, así como por su resistencia, manteniendo por más tiempo su forma.

Así que ahora hay tantos modelos y opciones para escoger que no nos gustaría limitarte a que escojas un solo tipo de sujetador, pues la idea es que pruebes los diferentes modelos, porque, de lo que sí estamos seguros es que, durante la lactancia se necesitan tener al menos tres sujetadores diseñados para esta finalidad.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments