Preguntas más frecuentes sobre Sujetadores De Lactancia

Última actualización: 19.04.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar un sujetador de lactancia?

Durante el embarazo los pechos aumentan de tamaño y sensibilidad, por lo que los sujetadores convencionales dejan de ser cómodos. En este sentido, los modelos diseñados para la lactancia ofrecen mayor confort, un buen soporte para los pechos así como un acceso fácil a los pezones para amamantar al bebé. 

Por lo tanto, son muy recomendables para usarlos durante el día en las actividades cotidianas y hay muchas mujeres que también prefieren usarlos durante la noche para dormir, pues así pueden protegerse de las fugas de leche usando discos de lactancia. 

En cualquiera de los casos, la clave del confort está en elegir la talla adecuada. Y de eso hablamos a continuación.

 

Q2: ¿Qué talla de sujetador de lactancia comprar?

Muchas usuarias recomiendan comprar el primer sujetador de lactancia a los 8 meses de embarazo, pues en esta etapa los pechos habrán crecido lo suficiente y por lo general, mantendrán el mismo tamaño durante la lactancia, así que la talla elegida te servirá por un buen período. 

Pero, como cada mujer y embarazo son diferentes, hay quienes solo compran una talla mayor a la habitual. En otros casos es necesario comprar hasta dos tallas más grandes porque los pechos crecen más. 

Por tanto, la elección de la talla dependerá de cada caso. Sin embargo, se debe revisar bien la tabla de tamaño ofrecida por el fabricante para elegir el más adecuado.

 

Q3: ¿Cuándo usar un sujetador de lactancia?

Es normal sentir mucha sensibilidad en los pechos desde el inicio del embarazo, por ello algunas mujeres no toleran el uso de los sujetadores normales en los primeros meses. Así que el sujetador de lactancia puede usarse para soportar dicha sensibilidad antes del parto. De igual forma, después del nacimiento del bebé son muy útiles para amamantar, ya que permiten extraer el pezón cómodamente. 

Algunos vienen incluso con espacio para colocar los discos de lactancia y evitar deformaciones en el pecho que afecten tu apariencia a la hora de vestir. Además, muchos modelos se pueden usar con cualquier tipo de ropa y hasta para hacer ejercicios después de la lactancia. 

 

Q4: ¿Cómo debe quedar un sujetador de lactancia?

El sujetador de lactancia no debe quedar muy ajustado porque comprimiría los pechos, lo que generaría problemas de salud como mastitis u otras afecciones. Tampoco puede quedar muy grande, porque entonces no daría el soporte que se necesita en los pechos, y estos quedarían colgados, exponiéndose a estirar más la piel de lo normal. 

Por ende, el sujetador de lactancia debe ofrecer confort a la hora de colocarlo, quitarlo y usarlo en el momento de amamantar. 

Q5: ¿Cómo lavar el sujetador de lactancia?

Lo mejor que podemos aconsejar en este aspecto es leer y seguir las indicaciones del fabricante de tus sujetadores para sus cuidados e higiene. Sin embargo, es normal encontrar muchos modelos que se deben lavar a mano para no dañar el moldeado o el relleno. Otros productos, dependiendo del tejido, admiten el lavado a máquina. Aún así siempre es conveniente usar un ciclo de lavado suave para no dañar la estructura del sujetador. Por esta razón, se comercializan bolsas especiales para colocar la ropa íntima en la lavadora y evitar que sufra deformaciones al mezclarse con otras prendas.

 

Q6: ¿Qué es mejor, sujetador de lactancia con aros o sin aros?

El sujetador con aros es muy recomendado, siempre y cuando sea de la talla correcta, para mantener el soporte y una forma estética de los pechos durante el día. De esta forma, te seguirás sintiendo muy femenina y sensual con la ropa que uses, pues el escote se verá favorecido por el soporte de los aros. Por otro lado, para dormir, si prefieres usar un sujetador, lo más apropiado es que no tenga aros porque resultaría muy incómodo a la hora de moverse, cambiar de posición o amamantar al bebé. 

 

Q7: ¿Qué material es mejor para un sujetador de lactancia?

Todos los tejidos naturales y transpirables como el algodón son, por excelencia, los mejores para los sujetadores de lactancia. Pero, los tejidos sintéticos y elásticos se han vuelto muy populares actualmente por el nivel de flexibilidad que ofrecen, así como por su resistencia, manteniendo por más tiempo su forma.

Así que ahora hay tantos modelos y opciones para escoger que no nos gustaría limitarte a que escojas un solo tipo de sujetador, pues la idea es que pruebes los diferentes modelos, porque, de lo que sí estamos seguros es que, durante la lactancia se necesitan tener al menos tres sujetadores diseñados para esta finalidad.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS