Preguntas más frecuentes sobre Andadores Para Bebés

Última actualización: 28.02.24

 

Q1: ¿Quién inventó el andador para bebes?

No se maneja a ciencia cierta la información exacta de quién fue el creador de este equipo para bebé, puesto que su uso comenzó a entre los siglos XIV y XV aproximadamente.

Lo que sí puede tomarse en cuenta es que han ido evolucionando ampliamente, lo que sugiere que su utilidad, hasta este tiempo, no se ha perdido.

 

Q2: ¿Qué es mejor, andador o correpasillos?

Siendo dos elementos distintos entre sí, no pueden compararse de manera objetiva.

Esto se debe principalmente porque los andadores son elementos que se utilizan para fomentar el desarrollo muscular de los infantes.

Esto puede ayudarlos a mantener una posición erguida y aprender a caminar con mayor facilidad y soltura.

Los correpasillos son mayormente elementos dedicados a niños que ya cuentan con la capacidad del desplazamiento autónomo, sirviendo como base para mejorar la estabilidad y proporcionar apoyo.

Sin embargo, ambos productos pueden ser utilizados por bebés que aún no sepan caminar, siendo recomendable que tanto los correpasillos como los andadores se mantengan bajo estricta supervisión de un adulto.

 

Q3: ¿Es recomendable comprar un andador y centro de actividades?

En la actualidad, la mayoría de los andadores incorporan un centro de actividades, lo que los hace ser productos versátiles por su diseño dos en uno.

Asimismo, otros productos para bebés se han dado la tarea de integrar estos centros de actividades, de tal forma que sea mucho más llamativo tanto para padres como para los niños.

No obstante, un centro de actividades puede ser una buena opción para padres que no desean incluir los andadores en la vida de sus hijos o que eligen utilizarlos antes del tiempo indicado para el uso del mismo, por lo que su compra individual puede resultar muy adecuada.

Asimismo, considera que un centro de actividades individual puede servir para distraer a tu bebé en aquellos momentos que no puedes mantenerlo en movimiento por tu casa.

 

Q4: ¿Cuándo puede usar el andador mi bebe?

Por norma general, el andador puede comenzarse a utilizar de los 7 a los 10 meses de edad, siendo esto estimado tanto por los padres como por los pediatras del niño según su condición.

Sin embargo, se debe tener mucho cuidado en cuanto a su uso, ya que se han reportado una buena cantidad de accidentes derivados del uso irresponsable de este producto para bebés.

Lo mejor es mantener al infante con estricta vigilancia de un adulto mientras se mantenga utilizando el andador.

 

Q5: ¿Hay relación entre el andador y la displasia de caderas?

No, no existe relación entre la displasia de caderas y el uso de andador.

A pesar de ello, no se recomienda el uso de andadores en niños muy pequeños, ya que esto podría causar daños en su desarrollo al impulsarlos a permanecer de manera vertical por mucho tiempo.

Q6: ¿Hasta cuándo usar el andador?

El andador es una herramienta que muchos padres utilizan para distraer a sus hijos y fomentar su desarrollo muscular.

Sin embargo, llega un momento en el que se debe dejar de lado, según el desarrollo del infante.

En cuanto a la edad apropiada para dejarlo, no se cuenta con una fecha establecida, siendo esto decisión de cada padre.

Lo que sí se recomienda es no continuar su uso después que el pequeño aprenda a caminar o cuando su peso no le permita utilizarlo más tiempo.

 

Q7: ¿Cómo desarmar un andador infantil?

Debes tener presente que cada andador es distinto entre sí, por lo que no podemos hacer referencia a una forma de desarme estándar para todos los andadores.

Lo recomendable es que al comprar uno, guardes su manual de instrucciones y puedas visualizar su desmontaje de forma correcta.

Otra opción que puede serte de utilidad es utilizar tutoriales por Internet.

En ellos, podrás visualizar la manera adecuada de hacer el trabajo que deseas.

 

Q8: ¿Cómo hacer un andador de tela para bebé?

Los andadores de tela o tirantes para bebé son elementos alternativos que puedes utilizar en casa sin ningún problema.

De manera comercial, existen algunos artículos de este tipo, que cuentan con soportes para la parte alta de las piernas de tu bebé.

No obstante, puedes hacer un andador de tela en casa rápidamente al utilizar una prenda suave y de flexibilidad media y colocarlo alrededor de los brazos de tu pequeño.

Debes tener presente que tendrás que hacer fuerza para mantener su equilibrio y que un andador de este tipo no podrá ser utilizado de manera independiente.

 

Q9: ¿Cómo lavar el andador?

El aseo del andador debe ser algo que realices de forma constante, debido a que son muchas las bacterias que pueden adherirse y para evitar la presencia de manchas.

En este sentido, la mayoría de los andadores con asientos de tela permiten que esta sea sacada del soporte, mejorando el proceso de lavado.

Asimismo, las áreas de plástico pueden desinfectarse con el uso de algún desinfectante poco tóxico, puedes utilizar vinagre o una solución de agua con bicarbonato de sodio, y un paño humedecido.

 

Q10: ¿Qué es mejor, andador o caminador?

Estos dos términos suelen confundirse y, hasta cierto punto, ser utilizados como sinónimos, lo que confunde a muchos usuarios.

Sin embargo, y de manera general, los caminadores son utilizados para que el niño practique sus habilidades de caminar, mientras que el andador es un elemento de distracción.

Es por ello, que ninguna de estas dos herramientas puede ser comparada, aunque su uso pueda ser parecido.

 

Q11: ¿Cómo cambiar de modo un andador balancín?

El cambio de modo de un andador balancín puede hacerse de forma fácil y rápida, favoreciendo que el infante pueda valerse de su propia fuerza para movilizarse alrededor.

El modo correcto de hacerlo es liberando o bien recolocando la barrera de tela que se incorpora a los pies del andador para evitar que el pequeño coloque sus pies en el piso.

De esta forma, el niño podrá saltar en dicho soporte, pero no podrá moverse por el área.

Esta función es adecuada para niños que ya logran sentarse y que los padres quieran mantener en un solo sitio sin riesgos a que se caigan o que puedan ocurrir accidentes.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS