Preguntas más frecuentes sobre Camas Montessori

Última actualización: 28.02.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar una cama Montessori?

Usar una cama Montessori no difiere de otro tipo de cama, solo que estas han sido diseñadas especialmente para el uso de niños.

Al igual que con otros tipos, deberás montarla siguiendo las instrucciones, asegurando cada junta lo mejor posible y después colocar el colchón que tenga las dimensiones adecuadas.

Asimismo, no debes olvidar colocar sábanas, almohadas y fundas para aumentar el nivel de comodidad.

También, si lo deseas, puedes optar por decorar la estructura de la cama para hacerla más llamativa para los niños y así entusiasmarlos a dormir en ella.


Q2: ¿Cómo hacer una cama Montessori?

Para fabricar en casa una cama Montessori necesitarás de las tablas necesarias, así como también de tacos, taladros, tornillos y destornilladores.

Todo el material de construcción debe estar apropiadamente lijado y con los bordes pulidos para mayor seguridad.

Además, las que vayas a emplear para el techo de la cama deben estar cortadas con un ángulo de 20° para poder encajar entre sí.

Por otro lado, la longitud del resto de tablas dependerá del tamaño de cama Montessori que quieras crear.

Une las piezas siguiendo la estructura estándar de este tipo de camas y respetando la altura del colchón, el cual no debe quedar muy elevado para evitar accidentes al descansar.

Puedes añadir un somier si no deseas poner el colchón directamente en el suelo y, para finalizar, pinta o decora a tu gusto para combinarla con el estilo de la habitación.

 

Q3: ¿Cómo armar una cama Montessori?

Para armar adecuadamente tu nueva cama Montessori, lo más recomendable es seguir al pie de la letra las indicaciones del manual de instrucciones, ya que estarán enfocadas especialmente en el montaje de tu modelo particular.

Por lo general, este tipo de camas se deben montar comenzando por la base, uniendo cada una de las tablas en conjunto con las columnas que soportarán la estructura superior.

Todo esto debe ser asegurado con tornillos y tuercas para garantizar soporte a la carga de peso.

Después de tener lista la estructura principal, coloca el somier en el espacio inferior y encima irá el colchón, el cual deberás vestir con su respectiva sábana y almohadas para poder usarla en todo su esplendor.

 

Q4: ¿Desde qué edad usar una cama Montessori?

La respuesta a esta pregunta es relativa, ya que se deben tener en consideración una serie de factores antes de decidir cuándo es el momento para cambiar la cuna por una cama Montessori para el bebé.

Por lo general, algunos padres optan por hacer la transición entre los 2 y 3 años de vida del pequeño para ayudarle a acostumbrarse más fácil a dormir en una cama normal.

No obstante, esta edad puede variar en base al nivel de desarrollo del niño, así como también su capacidad para hacer cosas por sí solo.

 

Q5: ¿Es segura una cama Montessori?

Las camas Montessori están diseñadas especialmente para minimizar el riesgo de caídas al dormir, dado que esta es una de las principales preocupaciones tanto de los niños como de los padres al momento de cambiar la cuna.

Una de las ventajas que ofrece una cama Montessori en cuanto a seguridad ante una cama normal es su diseño, dado que la mayoría ofrece bordes encargados de evitar que el niño se mueva demasiado al dormir y, además, los colchones quedan prácticamente al nivel del suelo.

Este detalle evita que ante una caída de la cama se tenga como consecuencia una lesión grave, por lo que el niño podrá descansar tranquilo y sin preocupaciones.

Sin embargo, te aconsejamos fijarte en los bordes, ya que, al estar hechas de madera, estos deben ser cuidadosamente pulidos para evitar la presencia de astillas que se puedan clavar en las manos.

 

Q6: ¿Qué color es más adecuado para una cama Montessori?

No existe un color adecuado para una cama Montessori más allá del que prefieran tanto tú como tu pequeño.

Afortunadamente, el mercado es amplio cuando se trata de muebles para el hogar, por lo que puedes adquirir camas de diferentes colores o con acabados naturales de madera según tu preferencia.

Asimismo, también están disponibles en otros materiales en caso de que quieras una estructura mucho más robusta y duradera como el acero, metal o aluminio, por ejemplo.


Q7: ¿Qué beneficios tienen las camas Montessori?

El beneficio principal de las camas Montessori se aprovecha cuando el bebé está en la etapa de transición de dormir en su cuna a una cama normal.

En algunos casos, este cambio puede ser muy brusco o el niño puede no tener el control adecuado al dormir para evitar caídas, por lo que las camas Montessori se encargan de cuidarlo ante estas posibilidades.

Específicamente, el hecho de que una cama estilo Montessori mantenga el colchón en un nivel al ras del suelo ayuda a prevenir temores al dormir al mismo tiempo que también aporta en el desarrollo e independencia del niño, quien ya podrá por sí solo entrar y salir de su propia cama.

Por otra parte, si aún sientes que tu bebé podría caerse de la cama Montessori, puedes considerar adquirir modelos con barandillas de seguridad, las cuales mantienen el estilo del mueble, pero aportan este elemento extra que se encargará de evitar accidentes.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS