Preguntas más frecuentes sobre Potitos

Última actualización: 24.06.24

 

Q1: ¿Cómo hacer potitos?

Ya sea de frutas o verduras, los ingredientes para los potitos de tu bebé deben estar bien frescos, y si son orgánicos mucho mejor.

Para iniciar, debes lavarlos muy bien y picarlos en trozos para cocerlos a vapor en poco tiempo.

En este caso puedes usar un procesador de alimentos especial como el Babycook. Pero, si no tienes puedes usar una vaporera común.

Para procesarlos, puedes agregar el caldo de la cocción para conservar todos los nutrientes de los alimentos y usar una batidora de vaso o mano para triturar los alimentos, hasta que tengan una consistencia suave, sin grumos y de fácil ingesta para los bebés. 

Finalmente, puedes agregar aceite de oliva al puré cuando está listo, y recuerda evitar azúcar o sal en la preparación, ya que el alimento debe ser lo más natural posible para el organismo del pequeño.

 

Q2: ¿Cómo introducir la ternera en potitos?

La carne de ternera se incluye en la alimentación del bebé después de haberle dado purés de frutas y verduras, siguiendo las indicaciones del pediatra.

Para su cocción, se recomienda hacerlo por separado, ya que cada ingrediente tiene su propio tiempo de cocción, y no querrás que pierdan sus sabores o nutrientes por cocinarlos en exceso.

La carne se debe picar en trozos pequeños y los puedes cocer a vapor o en el microondas por lapsos de 1 minuto o 45 segundos, revisando el punto de cocción.

Cuando tengas las verduras blandas y la carne cocida, puedes mezclar los ingredientes en la batidora, agregando caldo de los vegetales hasta que el potito esté homogéneo y tenga una textura suave.

Para finalizar, puedes colocar unas gotas de aceite de oliva extra virgen.

 

Q3: ¿Cómo congelar potitos?

Se recomienda usar tarros de cristal para conservar los potitos en el congelador, preferiblemente llenarlos con el puré recién hecho y cerrarlos en caliente, para que se cree el vacío que evitará el crecimiento de bacterias.

Lo ideal es dejar unos 4 cm sin llenar para que cuando el líquido se expanda no rompa el frasco. 

En el caso de los potitos comerciales no necesitas congelarlos mientras están cerrados, y una vez abiertos puedes refrigerarlos durante 24 o 48 horas, según las indicaciones del fabricante.

Q4: ¿Cómo calentar potitos?

Tanto los potitos comerciales como caseros se pueden calentar a baño maría o en el microondas, pero se recomienda remover constantemente con una cuchara plástica o de silicona, para diluir las partes congeladas y el calor se distribuya uniformemente.

Antes de dar de comer al bebé, se debe hacer la prueba de calor, puedes colocar un poco de puré sobre el dorso de tu mano o comer un poco para revisar que no esté tan caliente para el pequeño. 

 

Q5: ¿Cuándo dar potitos al bebé?

La introducción de potitos a la alimentación del bebé inicia, generalmente, a partir de los 6 meses.

Por su parte, los potitos de fruta son ideales como merienda a media mañana o después de la comida.

También son ideales durante un paseo cuando el bebé manifiesta inquietud por hambre.

En el caso de los purés de verdura y carne, estos son apropiados para almorzar e ir creando el hábito del bebé de compartir la mesa con la familia a esta hora del día.

Lo que es un hecho es que los potitos son prácticos para ofrecer a los pequeños en cualquier lugar y hora del día para saciar su hambre. 

 

Q6: ¿Qué marca de potitos es la mejor?

En el mercado consigues numerosos fabricantes de potitos, pero los que tienen más años de trayectoria y se han especializado en los alimentos naturales para los más pequeños son Hipp, Hero, Nutribén, entre otros.

Estas marcas se han ganado la confianza de los usuarios durante generaciones.

La razón es simple: sus potitos tienen buen sabor, su tabla nutricional cumple con todas las necesidades alimenticias de los bebés y cuentan con certificaciones que corroboran la calidad de sus productos.

De igual manera, son cuidadosos en el seguimiento que hacen a los ingredientes orgánicos y una preparación libre de aditivos.

Así que podrás estar seguro de elegir cualquiera de estas marcas para ofrecer a tu bebé una alimentación completa y balanceada. 

Q7: ¿Cómo conservar potitos caseros?

Los potitos caseros puedes guardarlos en frascos de vidrio, previamente esterilizados.

Con la mezcla recién hecha los debes llenar, dejando unos 4 cm de espacio libre y cerrarlos bien, estando aún calientes.

Se aconseja etiquetar cada porción de potito con la fecha de elaboración y los ingredientes utilizados, para tener un control de los alimentos preparados. 

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS