Preguntas más frecuentes sobre Remolques De Bicicleta

Última actualización: 28.02.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar un remolque de bicicleta?

En primer lugar, según el modelo que tengas, deberás adaptar correctamente el sistema de enganche que tiene la barra del remolque al tubo que se encuentra debajo del asiento o al cuadro de la bicicleta cerca de la rueda trasera.

Asegúrate de haber seguido bien las instrucciones proporcionadas por el fabricante para garantizar la mayor seguridad y que haya quedado perfectamente estable.

Finalmente, en caso de tener un remolque para niños, asegúrate de ajustarles bien el cinturón de seguridad de manera que vayan completamente protegidos al rodar. Si es un día lluvioso, podrás darle uso al forro impermeable que incluyen la mayoría de estos aparatos.

 

Q2: ¿Cómo hacer un remolque para bicicleta?

Este es un procedimiento relativamente fácil de realizar si sigues al pie de la letra algunas de las indicaciones que se pueden encontrar en la red. Lo único que deberás hacer es adquirir una serie de objetos y herramientas que te faciliten el montaje.

En primer lugar, deberás construir una caja o armazón, ya sea de madera, metal o plástico. Si te decides por emplear madera, para las uniones te bastará con utilizar tornillos o clavos. Sin embargo, si te decantas por el metal, lo ideal sería aprovechar la soldadura para fijar las láminas.

Seguidamente, deberás ponerle ruedas al armazón para facilitar su desplazamiento. Ten en cuenta el peso que piensas trasladar sobre el remolque para determinar el tamaño de las ruedas que vas a emplear. Mientras mayor sea su diámetro, serán más indicadas para un mayor peso.

Finalmente, deberás colocar una conexión entre la bicicleta y el remolque. Extendiendo una barra que salga del remolque, podrás adaptarle un sistema de enganche que se compra por separado y que te permite adaptarlo al cuadro de la bicicleta.

Q3: ¿Cómo instalar un remolque para bicicleta?

Estos productos se instalan a la bicicleta utilizando el sistema de enganche que incluyen al final de la barra principal. Dependiendo del modelo que hayas adquirido, deberás adaptarlo a la sección que se encuentra debajo del asiento de la bicicleta o directamente a la rueda trasera.

Algunos modelos no requieren de ningún tipo de herramienta para esto y el proceso resulta realmente sencillo de realizar. Lo importante es asegurarse de que el enganche quede perfectamente estable y firme.

 

Q4: El remolque de una bicicleta, ¿qué masa máxima autorizada debe tener?

Según el Reglamento General de Circulación que existe actualmente en España, se indica que las motocicletas, los vehículos de tres ruedas, así como los ciclomotores, podrán arrastrar un remolque siempre y cuando no se supere el 50% de la masa en vacío del vehículo.

 

Q5: ¿Es legal circular con un remolque para bicicleta?

En primer lugar, la circulación dentro de la ciudad se debe hacer durante el día y exclusivamente bajo condiciones que no afecten o disminuyan la visibilidad del vehículo como, por ejemplo, cuando hay lluvia o niebla.

Por otro lado, la velocidad de circulación se deberá reducir un 10% respecto a la velocidad normal que es regulada en el artículo 48.

Y, finalmente, se indica explícitamente que en ningún caso se podrán transportar personas en un vehículo remolcado.

 

Q6: ¿Qué iluminación debe tener un remolque para bicicleta?

Así como sucede con todos los vehículos de desplazamiento unipersonal interurbanos, la ley exige que los remolques incluyan un juego de reflectores de luz que permitan a los demás conductores tener una buena visibilidad del vehículo mientras circulan durante la noche.

Lo mínimo de iluminación de seguridad que deben tener los remolques de bicicleta son dos reflectores de color amarillo para las ruedas, dos frontales de color blanco y dos reflectores traseros de color rojo.

Por otra parte, algunos modelos incorporan una banderilla de seguridad, así como alguna franja reflectante dispuesta en alguna parte de la cesta o carro del remolque.

 

Q7: ¿Qué mantenimiento requiere un remolque para bicicleta?

El mantenimiento que se le debe hacer a los remolques para bicicleta se realiza en casa. Busca un lugar amplio como el jardín, en donde puedas trabajar sin ningún obstáculo alrededor.

En primer lugar, desmonta la caja o cesta del remolque para tener la estructura por separado. Empleando un paño húmedo, limpia los tubos para retirar la acumulación de polvo y tierra. Luego, pasa un paño seco para evitar la humedad que puede quedar.

Sacude bien la cesta y, si es posible, repite los pasos anteriores para retirar las partículas acumuladas.

Finalmente, coloca un poco de desengrasante en las ruedas y comprueba el nivel de aire que tengan las llantas. Seguidamente, vuelve a colocar todo el remolque como lo tenías en un principio.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS