Cómo utilizar las pezoneras

Última actualización: 28.02.24

 

El uso de las pezoneras se ha vuelto muy popular últimamente, ya que esta herramienta ofrece gran utilidad para todas las madres que presentan problemas de sensibilidad a la hora de amamantar.

Aunque se trata de productos que pueden ser utilizados con facilidad, es conveniente que tomes en cuenta algunas recomendaciones sencillas para optimizar su uso.

 

Verifica el paquete

No todas las marcas proveen la misma cantidad de pezoneras, algunas ofrecen un par, mientras que otras te proporcionan varias unidades del producto; indistintamente de la cantidad que hayas comprado, verifica que vienen perfectamente protegidas dentro de su respectiva caja y con todas las unidades que se especifican en su contenido.

 

Esteriliza antes de usarlas

Una vez que has abierto la caja y tienes en tus manos las pezoneras, podrás notar que vienen impregnadas de una sustancia pegajosa, se trata de grasa o aceite que se utiliza como conservante. La idea es evitar el deterioro durante el tiempo que permanecen almacenadas hasta que son usadas por primera vez.

Es recomendable, primeramente lavarlas muy bien y retirarles toda la grasa que contienen y luego hervirlas unos minutos para esterilizarlas antes de que tu bebé tenga contacto con ellas. Aunque muchas madres solo las enjuagan con agua, lo mejor es esterilizarlas para evitar cualquier inconveniente.

 

Procede a colocarlas

Es muy importante conocer la forma correcta de poner las pezoneras, ya que si lo haces de un modo inadecuado, podria haber incómodidad al momento de la alimentación. Por esto, es fundamental que hayas elegido las pezoneras correctas de acuerdo a la anatomía de tu seno materno y para ponerlas, es conveniente que sigas las instrucciones dadas por el fabricante de cada modelo en particular, a fin de que puedas obtener el máximo provecho de este producto.

En este sentido, las pezoneras que suelen utilizarse especialmente en la tarea de ayudar amamantar al bebé, son parecidas a una tetina con una parte prominente que destaca de su estructura; deberás colocar esta parte prominente directamente sobre el pezón. En el caso de que la pezonera tenga un formato circular, podrás ponerla indistintamente en cualquier dirección, siempre y cuando esté centrada.

Sin embargo, en los casos cuando esta herramienta posea un diseño de media luna, deberás poner la zona más grande en la parte de abajo del pezón. Esto se hace con el fin de que el bebé tenga un mejor agarre, ya que el enganche de su boca con el pecho es asimétrico, por lo que sujeta mayor superficie con su labio inferior.

 

 

Retira y almacena

Dado que estos productos están fabricados principalmente de silicona suave, delgada y flexible, resulta muy fácil retirarlos del pezón sin hacer daño alguno. Sin embargo, para mayor comodidad e higiene, podrás utilizar un paño húmedo y dejar caer unas pocas gotas de agua sobre la areola, luego podrás desprender la película de silicona. Es aconsejable que te laves las mamas con agua esterilizada antes y después de cada toma e igualmente, debes mantener las pezoneras siempre limpias, esterilizadas y almacenadas en un lugar seguro.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS