Cómo utilizar un ajedrez

Última actualización: 21.02.24

 

Ahora que tienes en tus manos tu nuevo y flamante set de ajedrez, toca preparar todo, ya sea para llevar a cabo una partida o para colocarlo como decoración en tu sala de estar, de juegos o donde sea que prefieras. En este espacio te ayudaremos con los primeros pasos para que puedas utilizar tu set correctamente.

 

 

Prepara el tablero

El primer paso que debes realizar es preparar el tablero. Sácalo de su empaque y procede a retirar cualquier protector plástico que tenga, incluso los del interior en caso de que sea un modelo plegable. Esto evitará tener que lidiar con basura después.

Luego de esto, encuentra una superficie plana y limpia donde posicionar el tablero, recuerda que las piezas irán encima, por lo que, si se presenta un grado de inclinación demasiado pronunciado, éstas podrían caer o rodar por accidente.

 

Separa las piezas

Lo siguiente que te aconsejamos llevar a cabo es separar las piezas del set de ajedrez. Por lo general, éstas vienen separadas en bolsas para cada color, pero deberías sacarlas y ponerlas de pie de una vez para tenerlas listas e ir colocándolas en sus casillas correspondientes con más comodidad.

Ten en cuenta que las últimas piezas que se suelen colocar son el Rey y la Reina, por lo que primero acomoda los peones que son mayoría y luego las demás piezas, tanto las tuyas como las de tu rival.

 

Ubicación de las piezas

Ahora, uno de los pasos más importantes por realizar: ubicar correctamente las piezas del set en sus casillas.

Los expertos recomiendan comenzar por colocar primero la línea de peones, la cual va ubicada en la segunda fila a partir del borde. Deberías tener el número correcto para llenar todas las casillas de la fila. Luego de esto, coloca en cada esquina de la fila inferior primero las torres, luego el caballo seguido del alfil y, dependiendo del color de la casilla, verás si le toca la siguiente posición al Rey o a la Reina.

Repite el mismo procedimiento con el otro pack de piezas y listo, ya tendrás el tablero preparado para llevar a cabo una partida divertida y competitiva con quien desees.

 

Mantenimiento del tablero

Ahora, nos enfocaremos en el mantenimiento del tablero de ajedrez. Te aconsejamos limpiarlo después de cada partida para evitar que la suciedad y grasa de las manos pueda afectar su integridad y estética. Además de esto, también debes mantenerlo libre de polvo en caso de que lo tengas colocado en alguna mesa y no lo utilices de manera constante.

 

Cuidado de las piezas

Por otro lado, no puedes olvidarte de las piezas, dado que son los elementos más manejados por los jugadores. Estas deben ser lavadas en profundidad cada cierto tiempo dependiendo de la frecuencia de uso. Eso sí, trata de no frotarlas demasiado fuerte para evitar dañar la pintura o los acabados que tengan. Asimismo, recuerda contarlas y asegurarte de no haber perdido ninguna, si no, tus futuras partidas podrían verse arruinadas.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS