Cómo utilizar un balancín para bebé

Última actualización: 22.07.24

 

Los bebés suelen ser muy inquietos y comienzan a llorar cuando quieren dormir, pero no logran del todo estar cómodos para relajarse; o simplemente quieren jugar, así que debes proporcionarles la mejor manera para que estén tranquilos.

Con los balancines para bebés podrás aprovechar su practicidad para que descansen y jueguen, mientras estás cerca haciendo otras tareas.

 

Cuál es la edad recomendada

Los balancines están diseñados para mantener a los bebés cómodos mientras descansan o para cuando puedes estar cerca de ellos mientras juegan.

La edad apropiada para poner a tu bebé en el balancín va desde los 0 a los 7 meses de edad, cuando no están aún en búsqueda de mayor libertad para ir desarrollándose.

En los primeros meses, como no puede moverse tanto, puedes mantener a tu bebé en el balancín mientras te dedicas a llevar a cabo otras actividades sin dejar de tenerlo bajo tu cuidado.

 

Por qué usarlo por poco tiempo

A medida que tu bebé crece, requiere de mayor libertad para ir desarrollando su motricidad y, por tanto, buscará explorar más y estará más inquieto.

Cuando ya el bebé entre en esta etapa, el balancín ya no será lo suficientemente seguro para que lo mantengas allí.

Necesitará de otro tipo de equipo que lo ayudará a aprender a gatear, subir e ir más allá a explorar.

Los balancines son más recomendados para esos momentos en que tienen sueño y el movimiento los ayuda a calmarse y a relajarse más fácilmente.

 

Dónde ponerlo

Puedes poner el balancín que compraste para tu bebé en casi cualquier lugar de tu casa, siempre y cuando sea seguro, es decir no debes ponerlo, por ejemplo, cerca de las escaleras.

Lo más importante es que la superficie sea plana para que tenga un buen balance; de no ser así, es posible que al mecerse, el balancín se voltee.

También debe asegurarte de no ponerlo cerca de equipos que generen calor. El lugar donde esté tu bebé debe ser fresco para que se mantenga cómodo.

También no debes ponerlo en un lugar donde los rayos del sol puedan pegarle, ya que acaloran al bebé y calienta los materiales del balancín.

 

 

Usa los sistemas de seguridad

Todos los instrumentos que están diseñados para el cuidado, descanso o entretenimiento de los bebés cuentan con sistemas de seguridad que debes usar, aun cuando consideres que tu bebé no se mueva mucho como para salirse del balancín.

Si la silla del balancín tiene arneses, úsalos para mantener bien seguro a tu bebé.

Al igual si tiene seguros para evitar movimientos cuando estés cerca.

 

Mantenlo siempre limpio

Las parte de tu balancín tienen materiales de plástico, metal y tela, que se ensucian por el uso, por eso es muy importante que los limpies a menudo para evitar exponer a tu bebé a bacterias que pueden afectar su salud.

Quita las partes de tela y acolchadas del balancín y lávalas en la lavadora o a mano.

Para limpiar el resto de la estructura, usa una toalla húmeda con detergente antibacterial y luego pasa una toalla seca para retirar el producto.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS