Cómo utilizar una minicuna

Última actualización: 21.02.24

 

En líneas generales, las minicunas no tienen mayores preocupaciones a la hora de su uso, porque después de hacer el montaje los pasos siguientes serán bastante sencillos.

No obstante, siempre es mejor contar con una guía específica que oriente sobre el tipo de cosas que es más recomendable hacer primero y cuáles después.

 

El montaje

Al momento de recibir el producto, este vendrá embalado en una caja que deberás abrir y revisar con detenimiento, asegurándote de que todas las piezas que el fabricante menciona en el manual del usuario estén contenidas dentro del paquete.

Después, el proceso consistirá en ir ajustando cada pieza con su respectiva compañera hasta lograr que la minicuna muestre la estructura esperada.

Siempre en este paso resulta provechoso verificar de qué forma se puede plegar, cambiar a balancín, colocar los frenos de las ruedas, mantener la minicuna estática, etc; en caso de que tu modelo presente alguna o todas estas funcionalidades.

Cuando hayas culminado toda esta etapa llegará el momento de añadir los textiles dispuestos por la marca y que sirven para acolchar todas las coyunturas y zonas duras con las que el bebé pueda lastimarse.

Asegúrate que no queda nada sobresaliente, sobre todo en la parte donde dormirá el pequeño.

 

La vestidura

Apenas termines de hacer el montaje de la cuna, vendrá el trabajo que a muchas madres emociona la primera vez que lo hacen: vestir la minicuna.

Para ello, habrá que disponer del colchón que incluye el fabricante o el que se haya adquirido por separado y ajustarle bien la sábana bajera.

Es muy importante que esta tenga sus respectivos elásticos que ayuden a que quede bien dispuesta y que no se pueda salir desde las esquinas.

La funda de la almohada se coloca, aunque en realidad al bebé esto no le hace falta, pero se puede utilizar como un accesorio que da un bonito toque.

Asimismo el edredón, el cual en primera línea se puede dejar sobre la minicuna, pero que después deberá colocarse con cuidado a la hora de acostar al bebé.

Si es necesario, también se deberán adaptar las chichoneras que hagan falta para tener todo bien acolchado.

 

 

Al momento de acostar el bebé

Cada vez que el bebé vaya a hacer uso de la minicuna, hay que actuar con mucha precaución.

Primero se debe retirar el edredón y la almohada y comprobar que la sábana bajera esté bien dispuesta y libre de cualquier elemento extraño que le haya caído mientras estaba libre.

Después se debe realizar cualquier ajuste a la minicuna, como anclar el colecho, variar la inclinación, etc., que se necesite para el caso.

Esto evitará molestar el descanso del bebé una vez esté dentro de la minicuna.

Para finalizar hay que colocar al bebé con mucho cuidado y disponer el edredón encima.

Al momento de hacer esto se debe tener precaución que este quede bien dispuesto y sujeto con los laterales del colchón, pues de esta forma se evitarán problemas con el movimiento del bebé, como ahogos porque el edredón le cubrió la cara.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS