Las 10 mejores formas de humidificar tu hogar en invierno

Última actualización: 13.11.19

 

El ambiente seco, la mayoría de las veces, suele ser sinónimo de sol y calor, por lo que es algo usualmente asociado con las cálidas temporadas de verano. Sin embargo, uno de los peores errores que puedes cometer es descuidar a tu hogar en invierno, pues, en esta estación, también es necesario mantener un nivel de humedad adecuado para evitar que el ambiente esté extremadamente seco.

Cuando es verano, las causas de sequedad son naturales, pues es el sol el encargado de hacer que la temperatura suba, no obstante, en invierno, el ambiente seco lo propiciamos nosotros, al usar calefacción que se encargue de la temperatura en casa. Además de eso, si por alguna razón no usas calefacción, el exceso de humedad que a veces trae el frío también puede ser perjudicial.

Si tienes niños, esto se complica un poco más, pues los pequeños estarán más propensos a contraer enfermedades y molestias a estos cambios en el ambiente. Sin embargo, antes de que saltes a comprar un humidificador bebé para mantener a los más pequeños de la casa saludables, es necesario que sepas que hay otras maneras para humidificar tu casa que no consiste en pasar horas buscando uno de los mejores humidificadores para bebé del 2019.

Si quieres prevenir que tu casa se convierta en el árido desierto, entonces estas son las mejores maneras de mantener tu hogar húmedo y fresco para tener un aire menos agresivo para las vías respiratorias.

 

1. Riega tus plantas

¿Sabías que las plantas transpiran? Probablemente sí, pero es muy probable que no sepas qué tan bueno es este proceso cuando se busca humidificar un ambiente. Si se les da agua a las plantas, estas nos devolverán un porcentaje óptimo de humedad para mantener el hogar con un aire puro y ligero.

Las plantas tienen una serie de poros diminutos en el interior de sus hojas que son las encargadas de hacer el trabajo. Al regarlas, estas desplazan el agua hacia las raíces y dichas partes de la planta llevan el agua hacia los poros.

Los poros tienen como tarea liberar la humedad y mantenerla en la habitación donde están. De esa manera, la estancia donde se encuentren las plantas tendrá mayor humedad que otras áreas de tu hogar. Cualquier planta de casa que desees utilizar funcionará.

 

 

2. Llena de agua una pecera

Si tienes una pecera de un tamaño grande, sin importar si tienes peces en ella o no, esta podría ayudarte a elevar el nivel de humedad. Solo necesitas llenarla casi hasta el tope y colocarla en un lugar estratégico de la habitación, evitando que esté atravesada en el camino. Déjala abierta para permitir que el aire entre en contacto con el agua de la pecera.

Esto, además de ayudarte a ti, también ayudará al mobiliario a su alrededor, evitando que las paredes o los muebles se deterioren por la falta de humedad.

 

3. Utiliza floreros

Llena un florero con agua y coloca las flores que desees. Estas se encargarán de hacer el mismo proceso de las plantas. Además de eso, son objetos decorativos que le darán un mejor aspecto a la habitación.

 

4. Coloca agua en las cercanías de fuentes de calor

¿Posees un radiador? Aprovecha el calor de la calefacción para humedecer tu hogar, tan solo colocando un vaso lleno de agua cerca de él o incluso, si lo prefieres, encima del artefacto. Ese proceso hace que el agua lentamente se evapore y que dicho vapor se encargue de darle humedad al ambiente, evitando que se reseque.

Lo bueno de esta forma es que utilizarás la calefacción para brindarte la temperatura que necesitas y, al mismo tiempo, para darte mejor nivel de humedad donde te encuentres.

 

5. Cocina

Esta es, definitivamente, una de las opciones más sencillas, pues cocinar es algo que hacemos a diario. Cocinar comidas como sopas o cremas o tan solo hervir agua podrán desprender humedad, haciendo que el ambiente no esté tan seco.

 

6. Tiende la ropa dentro del hogar

Para conservar un aspecto cuidado y evitar tomar mucho espacio, la mayoría tiende su ropa fuera del hogar, no obstante, tender la ropa mojada dentro de la casa puede ayudar a humidificar el ambiente y, además de eso, podrás impregnar la habitación con el rico olor del detergente usado.

 

7. No subas mucho la temperatura

Mantener algo más frío el ambiente te dará un nivel más alto de humedad, pues encender la calefacción es el primer causante de la alta temperatura que secará el ambiente. Usa abrigos y mantas para cubrirte y evita depender de esas fuentes externas de calor para estar tibio.

 

 

8. Báñate y usa el vapor

¿Has notado que al usar agua caliente en la ducha esta genera un vapor que se queda atrapado en el baño? Pues una de las mejores maneras de humidificar sin un artefacto especializado para eso es abrir la puerta del baño después de darte una ducha. De esa forma, el vapor escapará y logrará llegar a otras habitaciones de tu hogar, dándoles mayor nivel de humedad.

 

9. Rocía agua en tu casa

Una de las maneras más simples de aumentar el nivel de humedad es rociando agua en cada habitación. Para efectos inmediatos, simplemente rociar el aire puede marcar la diferencia, sin embargo, si deseas efectos duraderos, necesitas rociar con agua los objetos textiles como las cortinas, fundas, sábanas o ropa, u otro mobiliario que pueda mojarse.

 

10. Usa una fuente interna

Por último, una opción que costará algo de dinero pero que también puede ayudarte a decorar tu hogar puede ser la compra de una fuente interior. Estos artefactos vienen en varios tamaños y traen distintos diseños, por lo que podrás elegir uno que se adapte a tus gustos.

Además de eso, escuchar el agua caer seguramente te relajará, por lo que puedes beneficiarte de la decoración, la relajación y la humidificación con un solo producto.

Seguir algunos pasos podrá ayudarte inmediatamente a tener mejor humidificación, sin embargo, seguir varios simultáneamente llevarán a tu hogar a tener el nivel de humedad óptimo en poco tiempo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...