¿Cómo identificar niños índigos?

Última actualización: 29.11.22

 

Desde el comienzo de la Nueva Era, la aparición de los niños índigo ha tenido en vilo a más de uno, ya sea dentro del ámbito de la ciencia o la pseudociencia, donde incluso se concluye que la sorprendente habilidad y capacidad de las nuevas generaciones a edades tempranas puede ser la evolución tocando a la puerta.

 

¿Qué es un niño índigo?

Al preguntarse directamente qué es índigo, muchas personas podrían responder con respecto al color azul, pero en esta ocasión, tomaremos la expresión tal y como se usa para catalogar a una generación de personas que, según las creencias de los seguidores de la Nueva Era, fueron las que marcaron un antes y un después en la evolución de la conciencia humana.

Un niño índigo, en palabras sencillas, es un ser que ha llegado a este mundo con un desarrollo evolutivo más avanzado que el de la mayoría a nivel de conciencia. En gran parte, muestran un mayor nivel de empatía, comprensión y creatividad, por lo que su comportamiento tiene cualidades muy marcadas que pueden ser reconocidas fácilmente.

 

Características de los niños índigos

Como ha sido mencionado, las características que suele presentar un niño índigo son bastante fáciles de reconocer, pero si quieres marcarlas puntualmente, ahora te ofrecemos un listado con las más comunes:

  • Muestran un mayor grado de sensibilidad y empatía con otros seres vivos y situaciones.
  • Pueden tener episodios de intuición intensos y desarrollados que, en algunos casos, predicen los hechos consecuentes.
  • No reaccionan bien ante las normas, reglas y dictámenes morales tradicionales.
  • Son bastante curiosos con el entorno que los rodea, queriendo saber cómo funcionan las cosas y el por qué.
  • Se distraen con facilidad al querer prestar atención a varias cosas a la vez.
  • Tienen un comportamiento espontáneo y libre que, a veces, puede llegar a ser abrumador.

Si revisando este listado te has encontrado con que tu pequeño presenta todas las características, muy probablemente estés ante un niño índigo. No obstante, no se puede pasar por alto que existen cualidades tanto positivas como negativas, por lo que el manejo de las situaciones por parte de los padres debe ser la adecuada según las necesidades y carácter específico de cada niño.

Por otro lado, los rasgos de un niño índigo físicos no han podido ser categorizados, ya que la individualidad de la conciencia y el elevado sustrato emocional en el que se encuentran no se ve afectado ni expuesto por este tipo de características.

Tipos de niño índigo

Para comprender un poco mejor las cualidades de estos fascinantes individuos, ahora revisaremos la clasificación de los niños índigo en tipos, permitiendo reconocerlos según sus intereses y nivel de desarrollo:

 

  • Conceptual

Cuando estamos ante un niño índigo conceptual, normalmente nos encontraremos con un carácter terco y difícil de doblegar. Su participación en proyectos será en aquellos donde pueda tener un gran nivel de control, para así satisfacer sentimientos natos de supremacía.

 

  • Humanista

Los niños índigo humanistas tienen un carácter bastante sociable y son muy abiertos y activos, lo que muchas veces puede rozar en la hiperactividad. Se catalogan como humanistas debido a que su interés en el mundo se enfoca en hacer actividades que proporcionen beneficios para la evolución comunitaria y no solamente la individual. En otras palabras, podrían también considerarse como personas altruistas.

 

  • Artista

Estos individuos, tal como su categoría indica, se caracterizan por ser muy sensibles al arte, además de tener un talento nato para trabajar con todo tipo de herramientas artísticas. La etapa donde se suele observar el despertar del instinto en este tipo de niños índigos generalmente va desde los 4 a los 10 años, permitiéndoles interesarse seriamente por oficios y profesiones en los que puedan dar rienda suelta a su creatividad en el futuro próximo.

 

  • Interdimensional

El adjetivo de niño índigo interdimensional se reserva para aquellos que no encajan por completo en cualquiera de las otras categorías previamente mencionadas. Este tipo de personas suelen ser soberbias, orgullosas y solitarias. Muchos creen tener la verdad absoluta y no suelen tomar bien los cuestionamientos pudiendo incluso llegar a imponer su ideología por encima de las de otros, lo que puede conllevar a enfrentamientos.

Estimulación de un niño índigo

Los niños índigo pueden convertirse en personas muy exitosas si se atienden sus necesidades de la manera adecuada y en el tiempo correcto. Si quieres conocer algunos métodos que puedes probar con tu pequeño, te invitamos a leer los siguientes consejos.

 

  1.   Actividades estimulantes

Entre las actividades para estimular el desarrollo de las cualidades en niños índigos no pueden faltar los juguetes interactivos. En estos casos, un juguete Montessori, por ejemplo, puede ser ideal. Este tipo de juegos en los que se retan las capacidades intelectuales y motrices serán de mucha ayuda para incentivar sus intereses.

 

  1.   Ejercicio físico

Teniendo en cuenta que muchos niños índigo suelen vivir con un “exceso de energía”, es importante que pueda drenarse de una manera sana y que le provea de beneficios tanto mentales como físicos.

Las salidas al parque, por ejemplo, donde pueda socializar, jugar y competir es una alternativa sencilla, económica y que podrán disfrutar tanto padres como niños.

 

  1.   Trato personal

El trato que se le debe dar a un niño índigo es ligeramente diferente del que normalmente se le da a un neurotípico, ya que, debido a su avanzado desarrollo a nivel de conciencia, no se sentirán satisfechos si no se les trata como iguales, aún por parte de personas adultas.

Con esto nos referimos que, al hablar con un niño índigo se debe procurar hacerlo como si fuese un adulto más capaz de comprender, procesar y reaccionar.

 

La Nueva Era

A partir del año 2000, los aficionados a esta pseudociencia consideran que inició en el mundo la llamada “Nueva Era” y con ella la “Generación Cristal”.

Esta generación es catalogada como un paso más de la evolución sensorial y conceptual de la conciencia del ser humano en personas mucho más desarrolladas en capacidades que, según lo predicho, les ayudarán a desenvolverse mejor en todos los ámbitos de la vida diaria, la sociedad, el trabajo, los estudios y sus pasatiempos.

Los niños cristal conviven en armonía con los niños índigo, ya que juntos hallan el balance adecuado entre la serenidad y la curiosidad, pudiendo fomentar un comportamiento maduro y apto en diversos tipos de situaciones.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS