Preguntas más frecuentes sobre Carritos Para Bebés

Última actualización: 24.06.24

 

Q1: ¿Cómo facturar un carrito de bebé en el avión?

Al llegar al aeropuerto debes dirigirte hasta el mostrador de facturación de la aerolínea en la que viajas y solicitar una etiqueta para el carrito en la que colocarás tus datos. En algunas empresas aéreas no cobran recargo por facturar un cochecito o carrito, pues algunos de estos se pueden llevar en cabina.

Si es necesario guardarlo en la bodega como equipaje especial, en muchos aeropuertos te dan la opción de llevarlo hasta la puerta del avión donde el personal se encargará de guardarlo mientras abordáis. O si prefieres puedes facturarlo al llegar. En el primer caso deberás pasar por el control de seguridad con el bebé y la silla, que tendrás que plegar completamente antes de hacerla pasar por el escáner.  

 

Q2: ¿Cómo arreglar un carrito de bebé?

Si tu carrito llegara a tener algún desperfecto de fábrica lo primero que debes hacer es contactar al fabricante o la tienda donde lo adquiriste para que te den una respuesta y uses la garantía que ofrece el vendedor. Pero, si por el contrario el producto ya superó el período que cubría la garantía y sufrió algún daño, es normal que prefieras repararlo antes de desecharlo completamente y comprar uno nuevo.

En este sentido, hay empresas especializadas en el arreglo de carritos de bebé de diferentes marcas en las que sustituyen las piezas dañadas e incluso hasta te venden los recambios para que tú mismo hagas la reparación en tu casa.

 

Q3: ¿Cómo limpiar un carrito de bebé?

Antes de iniciar la limpieza del carrito debes asegurarte de tener un espacio soleado en casa como el jardín o la terraza, de lo contrario puedes hacerlo en la cocina. Es recomendable usar una aspiradora para quitar el polvo y suciedad que tenga el carrito en su revestimiento. Después, debes desmontar cada una de las partes y separarlas de la estructura: las piezas de plástico, las de tela y las de metal.

Las fundas y revestimientos textiles deben lavarse a máquina en un ciclo profundo o a mano, dependiendo de las instrucciones del fabricante, usando un detergente no abrasivo. Para las partes de plástico y metal puedes preparar una solución de agua, detergente y bicarbonato, vinagre o limón y frotar con un paño o un cepillo para retirar las manchas. Con esta mezcla también puedes lavar las ruedas.

Una vez que estén secas todas las partes, puedes realizar el montaje del carrito siguiendo las instrucciones que el fabricante incluye.

 

Q4: ¿Qué carrito de bebé cabe en un mini?

Dependiendo del modelo de Mini, encontrarás coches con una capacidad en el maletero que oscila entre 160 dm3 a 450 dm3 aproximadamente que, aunque parezcan dimensiones reducidas, es suficiente para algunos modelo de fácil plegado como el Bugaboo Fox que se pliega con o sin silla, con o sin capazo, reduciendo considerablemente su estructura y ocupando poco espacio.

Lo esencial si tienes un mini es medir con precisión el espacio del maletero y usar esas dimensiones como referencia a la hora de elegir el carrito para tu bebé, revisando cuánto mide el carrito plegado totalmente.

 

Q5: ¿Cómo debe ser un carro de bebe para padres altos?

Los padres altos deben buscar los carritos con manillares ajustables en altura y así poder regular la posición de estos a una medida que les sea cómodo conducirlos. Además, muchos modelos también tienen la silla ajustable en altura, de esta forma los padres no deberán inclinarse en exceso y podrán tener una postura ergonómica para atender al pequeño en sus necesidades mientras está en el carrito.

Q6: ¿Cómo funciona un carro de bebé que se pliega solo?

Los avances tecnológicos también han mejorado el diseño de los carritos para bebés y el modelo Origami de 4Moms es el primero en su clase que cuenta con un sistema de plegado automático que se activa con un botón que está en el manillar.

A su vez, este carrito cuenta con un generador en sus ruedas que alimenta el sistema automático, es decir, que mientras paseas a tu hijo la batería se recarga sin necesidad de energía eléctrica. Además, la autonomía de cada carga completa alcanza para un total de 100 usos. Y si te preocupa la seguridad de tu hijo, este diseño automático incorpora un bloqueo que evita plegados accidentales cuando el bebé está sentado en el carrito.

 

Q7: ¿Cómo vestir un carrito bebe invierno?

Para que tu bebé se mantenga bien abrigado dentro del carrito es necesario muchas veces utilizar ciertos accesorios para “vestirlo”, en consecuencia, esto dependerá estrechamente de la estación del año en que estés. Por ejemplo, el capazo será usado, al menos, los primeros 5 o 6 meses de vida, por ende serán dos temporadas que tu hijo pasará en este, así que si es invierno se recomienda usar un saquito diseñado para esta época, junto con una mantita y el cobertor del capazo, lo mismo aplica para la silla.

Para la primavera y el otoño se puede usar el mismo saco pero extrayendo un poco de relleno o adquirir uno de los llamados “entretiempo” que son más frescos, combinado con una manta de algodón. Por su parte, en verano solo bastará con una colchoneta de tejidos transpirables y una muselina o manta ligera para cubrir al bebé.

 

Q8: ¿Qué añade un carrito de bebé todoterreno?

Si vives en el campo o te gustan las excursiones, el carrito todoterreno que adquieras debe tener ruedas grandes con suspensión y cámaras de aire para evitar los saltos durante el recorrido en terrenos irregulares, asimismo debe ser resistente a la lluvia y con un capazo con protección solar. Será de gran utilidad que el carrito sea versátil y lo puedas usar en la ciudad también, por ello hay muchos modelos de tres ruedas que sirven para practicar running.

 

Q9: ¿Qué llevar en la bolsa para el carrito de bebé?

Definitivamente, podríamos realizar un artículo exclusivo de lo que debes llevar en la bolsa del bebé durante un paseo, pero ahora resumimos los imprescindibles: aquellos elementos que, sin importar la estación del año, no pueden faltar. Estos son: dos o tres pañales desechables, toallitas húmedas, una gasa o muselina, además de un conjunto de ropa de recambio.

Ahora bien, dependiendo de la temporada es conveniente llevar una manta, un abrigo para el bebé y algún otro complemento. Adicionalmente, puedes incluir un neceser como botiquín de primeros auxilios que contenga gotas nasales, un gel de árnica para los golpes, unas curitas y crema para las encías, así como un compartimento con la comida o los potitos que comerá tu bebé durante el paseo.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS