Preguntas más frecuentes sobre Plastilinas

Última actualización: 19.04.24

 

Q1: ¿Cómo utilizar la plastilina?

Ya sea que la plastilina vaya a ser empleada por un niño o por adultos es importante que, antes de adquirirla, verifiques sus componentes, evitando que posea partículas tóxicas. Además, necesitarás definir qué tipo de plastilina quieres, ya que, aparte de la plastilina tradicional, también existe la de tipo inteligente. Se trata de una masa que puede cambiar de color, según la temperatura ambiente e incluso brillar en la oscuridad. Recuerda que la plastilina puede ser usada por los pequeños de la casa para divertirse, pero también es un material de gran ayuda al realizar maquetas o artesanías.

Al utilizarla, recuerda conservar el envase para que puedas volver a almacenarla y evitar que se deteriore. Asimismo, si está dura, puedes ablandar el producto con agua y amasando enérgicamente. Sin embargo, quienes quieren endurecerla, podrán aplicar una técnica de sellado específica para así conservar la pieza moldeada por muchos años.

 

Q2: ¿Cómo hacer plastilina casera?

Para hacer plastilina casera necesitarás una taza de agua del grifo, la misma medida de sal con granos finos y harina. Asimismo, de dos a cinco cucharadas soperas de aceite y algunas gotas de colorante de tipo alimentario, para darle color a la plastilina. Una vez que recolectes todos los materiales, tendrás que verterlos uno a uno en un tazón. Inicia con los ingredientes secos y, con una paleta, intégralos bien, Después, agrega los líquidos y comienza a mezclar con movimientos envolventes hasta conseguir una masa consistente. De esta manera, estará lista la plastilina para tus pequeños.

Q3: ¿Cómo ablandar la plastilina?

Ablandar la plastilina es más fácil de lo que piensas. Sólo necesitarás colocar el producto en una superficie plástica y comenzar a agregarle pequeñas cantidades de agua mientras la amasas enérgicamente. De esta manera, el líquido comenzará a hidratar la plastilina penetrando en ella y poco a poco irá ablandándose.

 

Q4: ¿Cómo quitar plastilina de la ropa?

Para quitar la plastilina de la ropa podrás poner en práctica un par de trucos bastante eficaces y sencillos. El primero de ellos es colocar sobre el área afectada un trozo de cinta adhesiva microporosa, presiónalo con la palma de la mano para que se adhiera a la plastilina y tira de él. Verás como la plastilina comienza a despegarse. Recuerda que debes repetir este procedimiento varias veces hasta eliminar la plastilina totalmente.

Otra técnica es raspar cuidadosamente la plastilina con la ayuda de un cuchillo con cuerpo plástico. Después, necesitarás aplicar algún disolvente para la grasa, que ya tengas en casa, frota un poco y lava con abundante agua.

 

Q5: ¿De qué se compone la plastilina que se seca?

La plastilina que se seca está hecha de ingredientes particulares cuya fórmula no ha sido revelada por completo por la principal marca fabricante. No obstante, se sabe que está compuesta de un aroma que posee almizcle y vainilla. Asimismo, la plastilina contiene harina, sal y está diseñada para no ser tóxica. También, se advierte que la mezcla puede contener glúten, por lo que los niños con alergias a esta ingrediente deben tener mayor cuidado al manipular la plastilina.

 

Q6: ¿Cómo hacer figuras de plastilina fáciles para niños?

Si deseas sorprender a los más pequeños de la casa con figuras de plastilinas fáciles de hacer, necesitarás revisar en la web algunos sitios especializados, en donde te explicarán paso a paso cómo moldear la plastilina. De igual manera, puedes utilizar algunos moldes para contornear figuras geométricas, animales y una gran variedad de siluetas. Además, con ayuda de tu imaginación puedes añadir algunos elementos a la plastilina para darle un acabado 3D.

 

Q7: ¿Cómo endurecer plastilina?

Una vez que termines de moldear la figura deseada es probable que quieras endurecer la plastilina para evitar que se deteriore, por lo que te convendrá saber que existen varios métodos a aplicar bastante sencillos. Puedes introducir la pieza de plastilina al horno por un lapso no mayor de 30 minutos, ya que se puede agrietar. Después, dejarla reposar para que seque y endurezca.

Otro método es el de envolver la figura con papel encerado y dejarla durante un día al aire libre. Así, la plastilina se secará de forma natural perdiendo su característica humedad.

Por otra parte, si deseas darle un acabado mucho más duradero y profesional a la figurilla de plastilina, tendrás que hacer uso de productos de tipo sellante. Comienza aplicando una capa de goma blanca, después barniza la pieza con silicona al frío líquida y vuelve a colocar pegamento blanco, pero esta vez dos capas. Continúa rociando la estructura con un barniz profesional en aerosol. Repasa una vez más el cuerpo de la figura con acrílico translúcido y finaliza con otra capa de barniz. Ten siempre presente que entre cada aplicación de los productos deberás dejar secar al aire libre.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS