Cómo utilizar un hervidor de agua

Última actualización: 28.05.24

 

Si no puedes esperar para tener el agua a la temperatura perfecta para un té, tu infaltable taza de café o para el biberón de tu pequeño, entonces debes aprender cómo utilizar un hervidor de agua de forma efectiva para disfrutar de sus beneficios. Si no sabes cómo, aquí podrás aprender ciertas cosas que debes tomar en cuenta para darle el uso correcto a tu hervidor, disfrutar de sus ventajas cada día y preguntarte por qué no lo habías adquirido con anterioridad.

 

 

Desempaqueta el hervidor

Esto no suele traer muchas complicaciones, pues, además de la base, la mayoría del tiempo el hervidor viene ya completamente ensamblado y no tendrás que hacer nada más que retirarlo del paquete.

Recuerda que, antes de hervir agua, es recomendable lavar el hervidor por completo y después empezar a utilizarlo en la cocina.

 

Lee el manual de instrucciones

A pesar de que sean productos parecidos, los hervidores no siempre funcionan de la misma forma. Debido a eso, es necesario que leas la guía instructiva incluida en tu compra, pues el fabricante detallará explícitamente qué se debe o no hacer con el hervidor, como el tiempo de funcionamiento, la temperatura, etc.

 

Conecta el hervidor

Conecta la base a un enchufe con cuidado. Esto es lo que permitirá que se caliente y hierva el agua a la temperatura que desees.

 

Llena de agua el hervidor

Para hervir, es necesario un líquido y, en este caso, el líquido es agua. Coloca solo la capacidad que te permita cerrar el hervidor firmemente sin esfuerzo, ya que, si te excedes, es posible que cuando el agua hierva, toda la cocina termine siendo un desastre de agua.

Algunos hervidores pueden usar otros líquidos pero hay modelos exclusivos para el agua. 

Verifica qué puedes colocar tú en el tuyo antes de verter algo de lo que no estás seguro.

 

Cierra la tapa

Cuando se trata de agua caliente, tu precaución debe ser extrema, pues un accidente con agua a altas temperaturas no solo causará un desastre, sino que también puede ser bastante peligroso y causar quemaduras graves.

Evitar esto se logra cerrando el hervidor y asegurándote de que la tapa esté ajustada antes de encender el producto. De lo contrario, al hervir es posible que el agua salpique y, si esto sucede, entonces tendrás problemas.

 

Enciende el hervidor

Con tan solo presionar el botón podrás encender el producto y mediante un sonido o luz el hervidor logrará alertarte que ha encendido correctamente. Los hervidores vienen con indicadores para dejarte saber que el agua hirvió. Antes de esto no abras el hervidor, pues podrías salpicarte o podrías interrumpir el proceso, dejando el agua a una temperatura menor a la deseada.

 

 

Desconecta

Si la conexión es directa desde el hervidor al enchufe, entonces es necesario desconectar el hervidor para poder servir el agua en otro lugar. Sin embargo, si está conectado mediante la base, entonces este paso no es necesario.

 

Sirve

Después de desconectar o retirar el hervidor de la base, prepárate a servir. Agarra siempre el hervidor por el mango y evita tocar otros lugares para no quemarte. Abre la tapa y sirve con suavidad.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS