Síntomas de la implantación del embrión

Última actualización: 28.09.21

 

Desde que el óvulo es fecundado hasta que el bebé está en nuestros brazos vivimos todo un proceso tanto interno como externo que deja sensaciones indescriptibles. Una de esas etapas es el momento de la implantación del embrión en el útero, un proceso muy importante en los tratamientos de fertilización.

 

La implantación del embrión es una fase clave en el proceso de embarazo, ya sea espontáneo o a través de tratamientos de fertilización in vitro o reproducción asistida, porque si no tiene éxito no hay posibilidades de gestación. Pues bien, así exista un óvulo fecundado y el embrión haga su recorrido por las trompas de Falopio sin inconvenientes, pudiendo llegar al endometrio, si no logra anidarse en la pared del útero, no se puede hacer nada. Es tan importante esta fase, que si el nuevo ser no se implanta en el útero, no podría recibir alimento y cobijo durante toda la gestación.

En este post, vamos a tratar de aclarar algunas dudas que se generan en torno a esta primera fase del embarazo, explicando el proceso de fecundación y formación del embrión durante esta etapa.

 

¿Dónde se produce la fecundación?

Lo primero que debes saber es cuándo se produce tu ovulación; y si no llevas un control de tu menstruación, te sería muy útil usar algunos de los tests de ovulación que venden en el mercado, u optar por algún método casero para ayudarte. En tal sentido, una vez ocurrida la ovulación, es decir, cuando el óvulo es expulsado del ovario, comienza a recorrer las trompas de Falopio (que es donde ocurre la fecundación del óvulo) a la espera de un espermatozoide, este recorrido dura entre 12 y 24 horas. Si este gameto masculino llega hasta el óvulo y lo fertiliza, entonces comenzaría ese proceso de implantación del óvulo.

Ahora bien, el espermatozoide puede durar dentro del útero femenino hasta 6 días, por lo que la fecundación no ocurre de forma inmediata al tener relaciones sexuales, así que no podríamos saber si se nota algo cuando el óvulo es fecundado. En todo caso, lo que sí sabemos es cuando empiezan los síntomas del embarazo.

 

¿Cuánto tarda el óvulo en llegar al útero? 

Es importante saber que el óvulo una vez fertilizado tarda en su recorrido hasta el útero entre 6 y 12 días, siendo direccionado por los cilios y este proceso se conoce como implantación, que es la fijación en el útero del óvulo ya fecundado para que exista viabilidad del embarazo. Durante este recorrido, el óvulo comienza a dividirse y va formando diferentes estructuras.

¿Cuándo se produce el sangrado de implantación del embrión?

Por vía natural, el proceso de implantación se produce entre 6 y 7 días después de que el óvulo haya sido fecundado, siendo totalmente indoloro. He aquí cuando el embrión comienza su fusión con la capa interna uterina, llamada endometrio. Primeramente, el embrión se implanta y posteriormente, empieza su desarrollo en el útero materno.

Por lo general, la mujer no tiene ningún signo durante esta fase, pero puede suceder que haya un pequeño sangrado durante esos días siendo asociado con los síntomas de implantación, el cual es conocido como sangrado de implantación. 

Ahora bien, este sangrado ocurre porque en ciertas ocasiones, en el proceso en que se está implantando el embrión en la pared uterina, el tejido endometrial tiende a erosionarse y ello produce un sangrado leve que, casualmente, va a coincidir con la fecha de tu menstruación y por tal motivo, muchas mujeres suelen confundirlo con su regla. Pero debes saber, que durante la implantación, tu organismo va a producir señales químicas para prevenir que te venga la menstruación.

Entre los posibles síntomas que puede sentir la mujer durante esta etapa, podemos mencionar:

  • Un ligero dolor de cabeza, pero persistente; 
  • Se te hinchan los senos y sientes algo de dolor; 
  • Leve cólico en el área abdominal;
  • Un flujo vaginal de color rosado o marrón;
  • Somnolencia y cansancio.

Así las cosas, si te preguntas cómo es el sangrado de implantación, podrías observar que tienes un manchado de color marrón o en algunos casos rojo, en esos días en que está ocurriendo la implantación embrionaria y una sensación como si te viene la menstruación.

 

¿Cuánto dura el sangrado de implantación?

Como ya hemos comentado, este sangrado no es abundante, por el contrario, es bastante leve y podría durar entre 1 y 3 días. Probablemente, sea de un color más oscuro que tu sangrado habitual o podría suceder que se produzca una sola gota de sangre y ya.

Crecimiento del embrión

Una vez que el óvulo ha sido fecundado por un espermatozoide empieza dividiéndose en 2 células, para ir posteriormente de forma progresiva dividiéndose en 4, 8, 16 células y así sucesivamente, hasta llegar a convertirse en una mórula, cerca del cuarto día de vida del embrión. La mórula es una pequeña masa compactada de las células madres que conforman al embrión, hasta llegar a su 5º día de vida, en el cual se transforma en un blastocisto y ya posee muchas células, comenzando a transformarse en un embrión.

Posterior a este quinto día, el embrión se prepara para romper su membrana y salir de la misma para implantarse en el endometrio, siendo este proceso entre el 6º y 7º día. Sin embargo, en este proceso no se puede determinar con exactitud el momento preciso en que ocurre la implantación, porque cada embrión lleva su propio ritmo. Pero, si después de transcurridos los días 7 y 8 el embrión no logró implantarse, entonces es probable que ya no ocurra ese proceso. En el caso de no implantarse el embrión, entonces tu cuerpo absorberá ese embrión no viable y lo desaparecerá.

Ahora bien, un embrión de 4 semanas de gestación ya cuenta con 2 semanas de edad, pero aún su aspecto no es humano; sin embargo, ya en esta etapa comienzan a distinguirse algunas protuberancias que posteriormente se convertirán en la cabeza, el cuerpo y los brazos del futuro bebé. Además, en esta fase se formará el tubo neural, la médula espinal que integrará su sistema nervioso central y la placenta, órgano a través del cual el bebé se alimentará y recibirá oxígeno. 

Después de que han transcurrido 14 días del proceso de fecundación, ya debes tener certeza de que el embrión se implantó en el útero y está anidado firmemente en lo que será su hogar durante los 9 meses siguientes.

En definitiva, todo el proceso de desarrollo y crecimiento de un bebé desde que es fecundado hasta que nace es maravilloso, siendo estos primeros días después de la fecundación muy importantes para el proceso de implantación del embrión en el útero de la madre; por lo que esperamos que este post te sirva de orientación para conocer un poco más sobre tu embarazo. Pero recuerda que ante cualquier duda o consulta, lo más recomendable es acudir a tu ginecólogo de confianza.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS