¿Cómo aliviar los hemorroides en el embarazo?

Última actualización: 28.09.21

 

Ya es común padecer de estreñimiento durante el embarazo, pero esta condición también puede estar acompañada de hemorroides inflamadas y sangrado anal. Pero, ¿por qué sucede esta molestia y cómo podemos tratarla? Para entenderlo mejor debemos conocer sobre los tipos de hemorroides, los síntomas y los tratamientos naturales para aliviarlas.

 

Las hemorroides son almohadillas del tejido intestinal que poseen muchas terminaciones venosas y arterias. También se les conoce como almorranas. ¿Por qué se inflaman durante el embarazo?

Las almorranas en el embarazo se producen por el crecimiento del bebé que llega a comprimir la zona rectal, produciendo una dilatación en las venas, pues se evita que la sangre de esta parte circule y regrese al corazón. 

A partir de la inflamación es cuando se produce la molestia al sentarte o ir al baño. Esta condición puede empeorar si has sufrido de estreñimiento durante los primeros trimestres del embarazo. 

 

Tipos de hemorroide

Las hemorroides externas son aquellas que aparecen fuera del ano, causando molestias para sentarse, cambiar de posición, moverse y hasta limpiar el recto después de evacuar. Estas almorranas externas pueden complicarse al convertirse en hemorroides trombosadas, cuando se crea un coágulo de sangre en el tejido que salió del ano, lo que produce más dolor e incomodidad. 

Si este es tu caso, es normal preocuparse por saber ¿cuánto tarda en desaparecer una hemorroide trombosada? Pero, no hay razón para angustiarse, ya que las defensas naturales del cuerpo disuelven el coágulo en unas dos semanas aproximadamente. Ahora bien, si se produce un sangrado persistente y mucho dolor, es necesario acudir al médico para buscar un tratamiento efectivo.

Por otro lado, están las hemorroides internas que se dilatan dentro del ano, en el comienzo del recto. La complicación en este caso es cuando se produce un prolapso, debido al tamaño de las hemorroides. También, se puede presentar sangrado anal durante las evacuaciones, y aunque no son tan dolorosas como las externas, no dejan de ser incómodas y una preocupación latente para la fútura madre.

 

Signos y síntomas de hemorroides

En el caso de la hemorroide externa, los síntomas más comunes son dolor, prurito y quemazón en la zona del recto, así como molestias para caminar, sentarse o realizar cualquier actividad cotidiana. 

También se puede percibir al tacto una protuberancia de un tamaño similar al de la uva. Por su parte, las hemorroides sangrantes pueden causar mucho temor a la madre, pues el sangrado de color rojo intenso se produce durante la evacuación. Afortunadamente, dicha hemorragia no representa ningún peligro para el bebé.

Es importante que al aparecer cualquiera de estos síntomas se consulte con el ginecólogo para que sea él quien indique las medidas necesarias y el tratamiento adecuado, según el tipo de hemorroide que presente la mujer. 

Remedios para las almorranas

La mujer embarazada puede aliviar las hemorroides con algunas medidas y cuidados. A continuación enumeramos algunos de ellos. 

  • Evitar el papel higiénico: Resulta mejor limpiar el ano con toallitas húmedas hipoalergénicas y sin olor, ya que el papel al ser seco causa fricción e irrita fácilmente la zona afectada. También, puedes lavar con agua y jabón neutro después de cada evacuación.
  • Baños de asiento para hemorroides: El baño de asiento debe realizarse con agua tibia o templada, no puede estar muy fría o caliente porque empeora los síntomas. Si quieres aliviar la comezón, adiciona una cucharada de bicarbonato de sodio al agua. Después de varios minutos aclara con agua tibia y seca la zona con mucha delicadeza.
  • Evitar estar mucho tiempo sentada: No permanezcas mucho tiempo sentada si quieres disminuir la presión en las almorranas, así que intenta ser más activa físicamente. Por otro lado, evita quedarte mucho tiempo en el baño, usando el móvil o leyendo durante la evacuación. 

 

¿Cómo desinflamar las hemorroides externas rápidamente?

Si bien es cierto que hay diferentes medicamentos de venta libre para tratar las hemorroides (generalmente, los consigues en la farmacia entre el test de ovulación y los tests de embarazo), en el caso de las embarazadas es mejor evitar automedicarse o ingerir fármacos que puedan afectar al bebé. En consecuencia, puedes aplicar algunos remedios caseros para almorranas que han sido usados durante generaciones para reducir la inflamación de la zona afectada.

Uno de ellos es el gel natural de Aloe vera, el cual se aplica directamente en el ano para aliviar el dolor. Pero, primero debes extraer la pulpa de sus hojas, lavarte bien las manos y colocar el gel por algunos minutos.

Y si buscas supositorios para hemorroides, te sorprenderá saber que en tu cocina tienes uno natural y muy efectivo. Estamos hablando del ajo, reconocido por sus propiedades antiinflamatorias que sirven para limpiar el sistema digestivo y aliviar las hemorroides. Con ayuda de un lubricante íntimo o un poco de aceite de coco, puedes introducir un diente de ajo entero en el recto, tal como si se tratara de un supositorio. Déjalo actuar toda la noche y a la mañana siguiente se expulsará por el movimiento natural del intestino. Repite este tratamiento tres veces a la semana hasta que ceda la inflamación. 

Por otro lado, a muchas personas les resulta efectivo usar compresas frías para desinflamar rápidamente las almorranas externas. Para hacerlo, se aconseja usar un paño de algodón nuevo y esterilizado. Mojarlo con agua fría filtrada e introducirlo por unos minutos en el congelador. Después, colócalo en la zona inflamada por unos 5 a 10 minutos, dependiendo de tu resistencia. También, es recomendable usar otra tela para envolver la compresa y evitar el contacto directo con la piel delicada del recto, ya que podrías sufrir quemaduras por el frío. 

Todos estos remedios para hemorroides han demostrado ser eficaces en muchos casos, pero para las embarazadas siempre es mejor contar con la orientación médica o de una doula que indique los mejores tratamientos naturales para aliviar las molestias.

¿Cómo curar las hemorroides?

Es necesario destacar que algunos alimentos favorecen la aparición de hemorroides, por lo tanto es de suma importancia cuidar la alimentación durante y después del embarazo, para evitar que vuelvan a dilatarse estas almohadillas intestinales.

En consecuencia, se recomienda mantener una dieta rica en fibra, legumbres, vegetales, cereales, frutas, frijoles o garbanzos. Reducir el consumo de harinas refinadas, alimentos con pimienta, condimentos y frituras.

Asimismo, se aconseja mantener una buena hidratación, consumiendo por lo menos 2 litros de agua al día. 

Todas estas medidas te ayudarán a sobrellevar mejor este padecimiento que, aunque se trate todavía como un tabú, es más común de lo que imaginas, pues más del 40% de las embarazadas sufre de hemorroides durante la gestación.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS